La canciller alemana Angela Merkel ha rechazado la condonación de parte de los 320.000 millones de euros de deuda contraída por Grecia, según ha anunciado en entrevista con el diario alemán ‘Die Welt’, publicada este sábado.

Además, exige a Atenas mantener ajustes y reformas en sus primeras declaraciones sobre Grecia desde la victoria electoral de Syriza el pasado domingo.

«Los acreedores privados ya han renunciado voluntariamente y los bancos han eximido a Grecia de devolver miles de millones. No preveo otro recorte (de la deuda)», ha hecho saber.

La canciller reitera el mantra de Berlín desde que el nuevo Gobierno heleno, encabezado por Alexis Tsipras, líder de la coalición de izquierda, puso en duda las condiciones del segundo rescate griego.

«Europa seguirá mostrando solidaridad especialmente hacia Grecia y otros países afectados por la crisis que han emprendido sus propias medidas de reforma y de austeridad», ha añadido la canciller, que ni se plantea la salida de Grecia de la moneda única.

«Grecia forma parte indeleble de la comunidad del euro», ha asegurado la canciller alemana.

Merkel dice asimismo que tanto Alemania como el resto de socios europeos está esperando a escuchar una propuesta concreta por parte del Gobierno griego.

Estas declaraciones de la canciller son las primeras desde los comicios griegos del pasado fin de semana, ya que hasta ahora habían hablado los titulares de Finanzas, Economía y Exteriores, así como varios portavoces del Ejecutivo y de distintos ministerios.

Agencias