Memoria republicana – La represión en ambas zonas, características, estudios y fiabilidad.

http://www.sbhac.net/Republica/Victimas/Matanza.htm

 

http://www.esfazil.com/kaos/



Memoria republicana



La represión en ambas zonas, características, estudios y fiabilidad.






     ¿Cómo pudimos ser tan bestias los españoles? ¿había algo en nosotros como pueblo, que lo justificara, como a veces se pregunta Azaña?, el famoso cainismo ibérico. Bueno, pues nosotros creemos que no había nada de especial en este país para justificar tal matanza. Negamos el cainismo de la raza, y simplemente, al contemplar la situación anterior al estallido de la guerra, comprendemos que los odios acumulados durante décadas, y plena y tempranamente puestos a la luz en la revolución de octubre, nos indican que los motivos de la crueldad desatada en el conflicto tiene su explicación en la situación que la sociedad española venía arrastrando desde la caída de la monarquía o incluso antes.

    No eran, por tanto, las ideologías en lucha, las que obligaban a cometer crímenes en ninguno de los lados. Ni aunque la guerra hubiera sido inevitable, que no lo fue. Ni tampoco la estructura social estaba tan desquiciada, como afirman algunos autores franquistas para justificar la rebelión, nada de eso fue cierto, pese a la aparente  violencia política que reinaba en España desde la llegada de la República. La violencia estaba fundamentada en España en fuerzas y opiniones muy concretas y muy extendidas, incluso en personas determinadas de ambos lados. La violencia era habitual en el ejercicio político y social (no digo, ya, laboral), pero tenía una causas que se concretaban a nuestro parecer en:

  1. El desprecio generalizado a la legalidad de partidos, sindicatos, ejército, y otras instituciones, fundamentado en los avatares del Estado Español.

  2. La desesperanza de las clases populares ante su porvenir una vez que la República se manifestó incapaz de acelerar las reformas que el país necesitaba.

  3. La manifiesta determinación de las clases privilegiadas a no ceder ni un ápice de sus privilegios ni consentir ningunas de las moderadas reformas republicanas.

  4. La desastrosa política religiosa de los gobiernos republicanos de centro-izquierda.

  5. La idea anarquista de que era preciso destruir este mundo para construir uno nuevo, mayoritariamente asumida, también, por otras corrientes ideológicas, complementada con la idea de la mano dura de las clases dominantes.

  6. La visión trasnochada del ejército con respecto al orden público (tradición de pronunciamientos) exacerbada en la casta «africanista» con una idea represiva y colonial como solución a estos problemas sociales.

  7. La presencia en la sociedad de los influjos fascistas y de lucha de clases como soluciones reales a la situación del país.

  8. La contrarreforma de los gobernantes del bienio negro, causa de la revolución de octubre y las terribles tensiones generadas en la represión en Asturias.

  9. El progresivo e imparable alineamiento de la sociedad en bandos irreconciliables desde la revolución de octubre y el inevitable desprecio a la persona del contrario en ambos bandos.

  10. La presencia ominosa de la inminente tragedia en la anima mundi de los españoles y la determinación de los conspiradores de aplicar el terror más sangriento jamás ideado como forma segura de alcanzar el éxito de la rebelión.

Una vez desatada la rebelión, la represión de cada zona adquirió características propias. Los estudiosos las han resumido en:

  1. La represión republicana fue espontánea, desde abajo, fruto de los odios de clase, y el gobierno consiguió controlarla poco a poco. La represión rebelde fue una represión de Estado, programada e impulsada desde arriba.

  2. La represión republicana no alcanzó a todo el territorio nacional. La represión franquista abarcó primero una parte de España y posteriormente a todo el país.

  3. La represión republicana dejó de ser significativa a los seis meses del estallido de la rebelión. La represión franquista fue significativa durante décadas.

  4. La represión republicana no era una estrategia de guerra. La represión rebelde era estratégica, usaba los fusilamientos en masa como medio de asegurar la retaguardia.

     Estas cualitativas diferencias generaron, naturalmente, diferencias cuantitativas. El problema era demostrarlo. El primer estudio sobre la represión lo confecciona el Ministerio de Justicia franquista, el famoso «Causa General», recopilación exhaustiva de todos los crímenes y desmanes cometidos por los republicanos. Ningún crimen franquista fue incluido en el estudio, aunque si parece que se llegaron a recopilar datos. Para su confección se utilizaron métodos poco objetivos y en general se solicitaron listas de víctimas a todos los partidos judiciales de España. Después de una guerra, con miles de desplazados y desaparecidos y con personal especialmente motivado para inflar las listas, la Causa General reunió alrededor de 70.000 víctimas de la represión republicana.. Esto fue muy decepcionante para las autoridades franquistas que esperaban, como mínimo, el doble. Afortunadamente, los estudios realizados tras la muerte de Franco, han demostrado sin lugar a dudas que la represión real republicana puede cifrarse en 40.000 víctimas, cifra que pudiera ir a la baja según los nuevos estudios sustituyen a los de la Causa General y a otros, como los realizados en Madrid por Casas de la Vega, que contenían graves errores de bulto y muchísimas duplicidades. En concreto, los estudios de Causa General sobre la represión republicana en Asturias, Cantabria, Ciudad Real, Jaén, Madrid, Málaga, Teruel y Toledo pudieran estar sobreestimados.  Por lo que respecta a los estudios realizados sobre la represión franquista, hay al menos nueve provincias, incluyendo el Marruecos español y las plazas de África, donde no se han realizado estudios, y además, hay 18 provincias donde los estudios no abarcan la provincia completa. Este estado de la investigación nos hace pensar que las cifras de la represión franquista podrían acercase a las 140.000 víctimas.  

    Los estudios más destacados de que tenemos constancia hasta la fecha son los siguientes:

Causa General. La dominación roja en España.Ministerio de Justicia. 1943La persecución religiosa en España (1936-1939)Monseñor Antonio Montero. 1961Cárcel de Ventas.Núñez, Mirta. 1967Los muertos de la guerra civil fueron 296.793Ramón Salas Larrazábal. 1977Pérdidas de la guerra.Ramón Salas Larrazábal. 1977Paracuellos, cómo fue.Gibson, Ian. 1983La repressió franquista a Catalunya.Sole i Sabate, J.M. y Villarroya i Font, J. 1983La represión en La Rioja durante la guerra civil.Hernández García, A. 1984Fosa común del cementerio civil de Oviedo.Varios. 1985La guerra civil en Córdoba.Moreno Gómez, F. 1985Violencia y terror. ensayo sobre la guerra civil española.Reig Tapia, A. 1991 Els afusellaments al País Valenciá.Gabarda Cebellán, V. 1993El terror. Madrid 1936.R. Casas de la Vega. 1994.La represión de guerra y posguerra en Alicante.Ors Montenegro, M. 1995Paz, piedad, perdón .. y verdad.David Martín Rubio. 1997Consejo de guerra.Mirta Núñez y Antonio Rojas. 1997¡El Cervera a la vista!Marcelino Laurelo Roa. 1997Víctimas de la guerra civil.Santos Juliá y otros. 1999.



http://www.sbhac..net/Republica/Victimas/Repre.htm

Pérdidas probables de la GCE a la luz de los últimos estudios:

Muertes:

Muertos durante la GCE:
Muertos en combate………………………………………………….: 95.000 
Civiles muertos por Bombardeos aéreos y artilleros……….: 10.000 
Civiles muertos por hambre y enfermedades…………………: 50.000
—————————————————————————————–
Total Muertos imputables directamente a la guerra………:155.000
—————————————————————————————–

Asesinados durante y después guerra:
Franquistas estudiados. (Probables: 140.000)  ………………:  98.000
Republicanos estudiados (cerca del 90%) …………………….: 45.000
——————————————————————————————
Total asesinatos estudiados en ambos bandos ……………: 143.000
——————————————————————————————-

Otras muertes:
Muertos por hambre y enfermedad tras la guerra………….: 120.000 
Muertos en Prisión por hambre y enfermedad……………….:  50.000 
Muertos en el inmediato exilio (principalmente francés)…:  20.000
——————————————————————————————–
Total otras muertes…………………………………………………..: 190.000
——————————————————————————————–

Total Muertos todas las causas………………………………….. : 488.000
Total Muertos todas causas + probables ……………………. : 530.000



Muertes violentas específicamente descritas así en el Anuario Estadístico del INE publicado en 1951:

Cifra normal del año 1935 ……………………………….   7.303

Año 1939 ……………………………………………………….. 50.072

        1940 ……………………………………………………… 33.394

        1941 ……………………………………………………… 24.522

        1942 ……………………………………………………… 16.420

        1943 ……………………………………………………… 13.721

        1944 ……………………………………………………… 15.006

        1945 ……………………………………………………… 11.507

         Total 7 años (1939-1945)…………………………. 164.642

         Resto de quitar cifra normal: 

      164.642-49.000 (7.000 x 7) = 115.642 declarados oficialmente. Una cifra mayor que la estudiada, (98.211, 1936-1955) a la que hay que añadir una cifra de difícil ponderación, que son los muertos  oficialmente inscritos como hemorragia interna, fallo cárdiaco, etc… pero que fueron muertes violentas sin ninguna duda.       



Otros Datos:

Encarcelados en la posguerra por los Franquistas…….: 250.000

Población reclusa normal antes de la guerra ……..8.000-12.000

Reclusos en 1939……………………………………………………… 90.413

                    1940 …………………………………………………… 213.640

                    1941 …………………………………………………… 145.851

                    1942 ………………………………………………….. 112.735

                    1943 ………………………………………………….. 112.735

                    1944 ……………………………………………………  44.812

                    1945 ……………………………………………………  39.527

                    1946 ……………………………………………………  32.380

                    1947 ……………………………………………………  34.141

                    1948 ……………………………………………………  33.534

                    1950 ……………………………………………………  27.285



Exiliados……………………………………………………………………: 450.000

Detalle exilio:

Refugiados a primeros de marzo de 1939 en Francia:

Mujeres, niños y ancianos………………:   170.000

Soldados y fuerzas de seguridad……..:  220.000

Civiles sexo masculino válidos………….:  40.000

Heridos…………………………………………:   10.000

Entrados en marzo………………………….:  75.000

Total refugiados………………………………: 515.000

Repatriaciones en febrero de 1939:

Refugiados civiles……………………………..: 7.534

Niños………………………………………………: 1.114

Soldados y fuerzas de seguridad……….: 55.790

Prisioneros de guerra………………………..:  2.367

Presos políticos………………………………..:    650

Total repatriados………………………………: 67.455

Total exiliados……..: 515.000 – 67.455 = 447.545



Aproximación toda España depurados y represaliados civilmente:

Funcionarios…………………………………………….: 200.000

Civiles, empleados y propietarios confiscados

………………………………………………………………..: 250.000

Total represaliados y depurados…………………..: 450.000



Total damnificados:

Muertes violentas o directamente imputables a la guerra y derrota:

          Total     …………………………………………..: 530.000

Otros damnificados:

Exilio………………………………………………: 450.000

Presos…………………………………………….: 250.000

Represaliados civilmente…………………..: 450.000

Total…………………………………………….: 1.150.000

Estas dos cifras no se pueden sumar, pues unos pueden estar incluidos en la otra, y además, en la cifra de muertes están incluidos las victimas de la represión republicana, pero no sería descabellado afirmar que más de 1.250.000 republicanos sufrieron en sus carnes el peso de su derrota y de su ideología, casi 800.000 familias, el 15% de todas las familias españolas de entonces.

 


http://www.sbhac.net/Republica/Victimas/Triste.htm

Memoria republicana

Una triste conclusión

Ante estas cifras, las cuestiones que normalmente se discuten en los foros de la Guerra Civil, aun en su importancia, pasan a un segundo plano, quedando en evidencia, que el nacimiento del franquismo fue verdaderamente una matanza prácticamente unilateral, donde estos cimientos de sangre explican sin necesidad de otros argumentos la prolongada permanencia del franquismo, y el histérico comportamiento de los estamentos sociales que se asociaron con los militares rebeldes, ante cualquier apunte que sacara a relucir esta matanza. Pues, en verdad, que jamás se cometió en España, y mira que las hubo gordas, mayor pecado contra su pueblo, sólo para conservar retrógrados privilegios. Este es nuestro triste pasado, y que desgraciadamente, la mayoría de la población ha olvidado. Aducir, pues, la irritante retahíla, de más eres tú, que además es mentira, o hablar de Paracuellos, o poner semejantes excusas, para ocultar este baño de sangre, es demencial, es puro cinismo, es inmoral. Y de esos males que durante decenas de años la población quiso olvidar mientras fermentaba el miedo y la parálisis en nuestras mentes, nació un país que no tiene continuidad con los que fuimos, pues una parte de España se dedicó a matar todo lo que se movía. Y de la muerte sólo nace el miedo. Somos descendientes biológicamente de otros españoles, pero nada tenemos que ver con los españoles de 1936. Algunos dirán que afortunadamente, ¡menuda fortuna esta que se basa en centenas de miles de muertos! Un país afortunado, éste, que perdió sus líderes democráticos, sus sabios, sus artistas, sus pensadores, sus mejores hombres, quedándonos, unos espadones intransigentes, con las manos manchadas de sangre, unos cómplices civiles en la misma tesitura, de dónde no ha salido nada nuevo ni difícilmente saldrá nada en el futuro, pues primero lo impidieron y ahora ya no sabemos. Arte, cultura, política, pensamiento, todo tirado por la borda. La nación que asombró al mundo con su genio no le importa un pimiento a nadie en la actualidad, pues nada somos ya, segaron al ras todo lo que no fuera orden y sumisión, religión retrógada, hipocresía sexual, adulación diaria, miseria moral durante decenios.

Tenemos una maldita idea que nos martillea el cerebro, ¿en qué grado ha influido la matanza de liberales y republicanos que en el siglo pasado sufrimos, en el destino y el ánima mundi de España? No podemos responder con objetividad, pues no hay estudios ni datos a los que acogerse, todo lo más indicios, pistas, emociones, nada científico en lo que asentarse, pero sepa el lector que estamos convencidos de que comprender enteramente esta influencia de la que hablamos es decisiva para entender lo que nos pasa hoy como nación. Creemos que la sangre y el miedo mató nuestras mejores virtudes como nación. Puede que usted discrepe o lo ignore, puede que quiera seguir ignorándolo, puede que esto le parezca trasnochado y meramente pamplinas, pero amigo mío, hay ríos de sangre en nuestro pasado reciente, hay decenas de miles de españoles en fosas comunes, compatriotas nuestros, decenas de años después. ¿Pero en qué clase de país vivimos?

 

http://www.esfazil.com/kaos/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS