Médicos/as y enfermeros/as exigen una equiparación salarial como en la Guardia Civil

Publicidad

El sector cree que la equiparación de los cuerpos de seguridad del Estado abre la puerta a su reivindicación histórica.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunciaba el pasado martes la equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil, tal y como acordó el Consejo de Ministros. La sanidad española cree que, con esta medida, se abre una puerta a que su reivindicación histórica de equiparar retribuciones complementarias en las comunidades autónomas se haga realidad.

«Sería interesante que, de una vez por todas, se hiciera caso a nuestra reivindicación. Lo que nosotros pedimos es la equiparación, no de la base, que está regulada por el Ministerio de Sanidad; sino de los complementos que varían en función de las comunidades autónomas», explica a Redacción Médica Gabriel del Pozo, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). 

«Defendemos una regulación para que, a igual trabajo, igual retribución en todo el estado español», remarca del Pozo, que advierte que el sindicato médico no ha cesado en su reivindicación. «Esperemos que ahora que hay una predisposicón, lo tengan en cuenta», confía el representante de los médicos españoles.

«El miedo que nos queda siempre por la experiencia que tenemos es que en los momentos de necesidad somos héroes pero cuando desaparece la necesidad, nos transformamos en villanos. Creemos que la población ha valorado lo que hemos hecho (durante la crisis del coronavirus) y ahora la Administración debería valorar las necesidades sanitarias, que pasa por cuidar a los profesionales que hacen el sobreesfuerzo, tanto en retribuciones como en condiciones», reivindica.

Diferencias retributivas entre CCAA

También UGT y CSIF se han manifestado en este sentido. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), por su parte, considera que la subida a Policía y Guardia Civil responde más a criterios políticos y recuerda que profesionales de la Sanidad también tienen en sus nóminas diferencias sustanciales respecto a comunidades autónomas como Navarra, País Vasco o Cataluña. «Desde CSIF esperamos y deseamos que este acuerdo del Consejo de Ministros abra el camino a poner fin de manera definitiva con las diferencias retributivas existentes entre los EEPP de las distintas administraciones», confían.

«Desde luego, reclamamos garantías de que las políticas económicas que se apliquen después de la pandemia no conllevarán recortes salariales o de empleo público», advierten. CSIF recuerda además que el conjunto de empleados públicos arrastra el recorte salarial de entre el 5 y el 10 por ciento que se ejecutó en 2010 por el entonces Gobierno socialista y una pérdida del poder adquisitivo de entre el 12,9 y el 17,9 por ciento», denuncia la central sindical. «Además, hay gobiernos autonómicos que no han hecho efectiva la subida del 2 por ciento, como Extremadura y Comunidad Valenciana».

«Siempre hemos defendido una postura intermedia, entendiendo que las CCAA tienen sus competencias por ley, pero no hay que perder de vista que, desde el punto de vista de los profesionales, es inadmitible que haya diferencias tan grandes», denuncia Gracia Álvarez, responsable del área de Sanidad de UGT.

«Ha habido una manipulación de las autonomías en los complementos de sus competencias porque el sueldo base lo marca el Ministerio», denuncia. UGT, en este sentido, aboga por un acuerdo «y establecemos unas horquillas para que no haya tanta diferencia, porque tampoco es lo mismo vivir en Madrid que en un pueblo de Extremadura».

«Ahora se puede abrir y que, igual que lo hacen para ello, lo hagan también para sanidad. ¿Este servicio es menos esencial? «, se pregunta Álvarez.

Desde CCOO consideran que la propuesta de Reclasificación y Recualificación Profesional que han planteado al Incual acabaría con estas desigualdades retributivas. «Vamos a retomarlo y ya hemos abierto los grupos de trabajo, falta moverlo en sanidad y va a ser nuestra primera exigencia».

Por otro lado, desde el Sindicato de Enfermería, Satse, apuntan porque la situación de los guardias civiles «no es comparable» con la de los empleados públicos sanitarios. «Ya que desde hace años las competencias sanitarias dependen de las comunidades autónomas y es en este ámbito en el que hay que negociar  las mejoras laborales, a través de los diferentes órganos y mesas constituidas al efecto», afirman. 

Su presidente, Manuel Cascos, recuerda que desde hace años reclaman el aumento de los salarios para las enfermeras y lo volverá a hacer con «mayor contundencia si cabe» una vez finalice el actual periodo de alarma sanitaria por la expansión de la Covid-19. 

«Las enfermeras y fisioterapeutas llevan mucho tiempo esperando para recuperar la pérdida de poder adquisitivo que sufren desde 2012, y que se cifra en más de un 30 por ciento, y, por ello, Satse sigue reclamando una subida salarial anual de, al menos, un 6 por ciento en el conjunto del Estado», finaliza.

enlace

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More