‘Me dio un porrazo en la cabeza y me gritó: come guarro’

Las redes sociales están que echan humo. Ya son decenas los vídeos que muestran posibles excesos en las cargas policales, que disolvieron la&nbsp manifestación laica&nbsp el pasado miércoles día 17 en Sol pero también las concentraciones ilegales&nbsp en protesta por esos "excesos policiales"que se celebraron los dos días posteriores también en la céntrica plaza, los que inundan la red.

La indiscutible repercusión de&nbsp estos vídeos&nbsp ha unido, de nuevo en Asamblea, a afectados que aseguran haber sido&nbsp víctimas de "delincuentes con uniforme",&nbsp tal y como les ha calificado uno de ellos.

"Me dio un porrazo en la cabeza y me gritó: come guarro".&nbsp Es el testimonio de un joven que asegura que&nbsp "sin ningún tipo de provocación"&nbsp varios agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los llamados ‘antidisturbios’,&nbsp le aporrearon profiriéndole "guarro"&nbsp entre otros insultos y vejaciones.

"Todos sabemos que&nbsp hay nazis&nbsp dentro de los antidisturbios". Va más allá y asegura que es un secreto a voces que estos funcionarios consumen drogas. "Aparte de estimulantes,&nbsp todo el mundo sabe que se meten coca y speed".

Pero no solo el testimonio de este afectado, que asegura haber interpuesto la correspondiente denuncia de la agresión en los juzgados de Plaza de Castilla, ha insinuado que existe consumo de sustancias estupefacientes entre los miembros de la UIP, sino que en Asamblea se ha sugerido, entre otras medidas,&nbsp firmar una solicitud para que se realicen controles toxicológicos&nbsp a estos funcionarios.

"Vi a la gente correr pero yo no lo hice.&nbsp Iba andando tranquilamentecuando por detrás recibí un primer golpe en la cadera, después en la rodilla y por último en la sien&nbsp hasta que perdí el conocimiento".&nbsp Es el testimonio, contado con horror y la voz quebrada, de Norma. Esta joven ha relatado, ante la estupefacción de los presentes, que los resulatdos del TAC que la practicaron en la rodilla han determinado que tiene un tumor. "Es benigno, pero me han dicho (los médicos) que&nbsp es posible que me haya salido por el golpe".

El momento más emotivo ha llegado de la mano de Ana María, una mujer de unos 60 años que presenció la fatal secuencia de varios antidisturbiosgolpeando "de manera injustificada" a su hijo, "afectado por una minusvalía".Visiblemente afectada y temblándole las manos, esta madre ha relatado que&nbsp fueron cuatro los miembros de la UIP&nbsp los que propinaron diferentes golpes a su hijo Miguel Ángel. "No le peguéis, que es mi hijo" es el grito, asegura que "se escuchó en todo Sol", que consiguió distraer a una de las policías para que Miguel Ángel finalmente se escabullera y, junto a su madre y su tía, se fuera por fin a casa.

Testimonio de detenidos y retenidos

"Soy uno de los ocho detenidos. Me acorralaron, empujaron y,&nbsp por detrás, tres ó cuatro polis me dieron porrazos por todas partes.&nbsp Me metieron al furgón sangrando y no me prestaron auxilio".&nbsp "Déjale ahí, que se joda", recuerda que dijo uno de los agentes. Asustado por la intensa hemorragia que asegura haber sufrido, este joven insistió en ser atendido por sanitarios.&nbsp La asistencia le llegó varias horas después."A las tres de la madrugada me llevaron al hospital.&nbsp Tengo cinco grapas en la cabeza".

"A las cinco de la madrugada -prosigue- me llevaron al calabozo. Antes de entrar en la comisaría&nbsp me llamaron guarro de mierda, perroflauta, hijo de puta&nbsp , entre otras cosas, y me dieron varios puñetazos en la espalda. Tenían la sala llena de símbolos fascistas para acojonar". Es el intenso relato de uno de los ocho detenidos que&nbsp se enfrenta a una pena de entre dos y cuatro años de prisión.

Marina es una mujer de mediana edad que también sabe cómo es un furgón policial por dentro. Denuncia que el pasado día 17, como su compañero, fue retenida por varios policías antidisturbios "al intentar pasar a través de la Puerta del Sol para coger el autobús en Ópera para irme a mi casa".

"Al ver que cortaron la calle del Arenal para todos menos para los peregrinos, les pregunté (a los plicías) por qué ellos eran libres y yo no. Entonces saqué mi cámara para hacer fotos de los peregrinos pasando cuando, de repente,&nbsp vino un policía que me retorció el brazo y me llevó a Sol donde me metió en un furgón. me quitaron la cámara, me tumbaron y me obligaron a entregarles el DNI.&nbsp Yo intenté llamar con mi móvil cuando me lo arrebataron".

Marina asegura que no pararon de insultarla y que ninguno de ellos llevaba visible la placa con el número de identificación. "Yo se lo pedí repetidas veces y se negaron a dármelo".&nbsp "Esa chulería te va a costar cara, me dijeron empujándome".&nbsp "Me dijeron que estaba detenida y que me multarían con entre 300 y 3.000 euros".&nbsp A Marina no la llegaron a detener y, finalmente, dejaron que se fuera. Tampoco le ha llegado ninguna notificación de denuncia.

Protocolo de actuación contra las agresiones policiales

En la Asamblea han estado presentes varios miembros de la&nbsp comisión de Legal del movimiento 15-M&nbsp que han asesorado y recomendado actuar contra las represiones y agresiones policiales mediante el siguienteprotocolo:

1- "Lo primero es ir a un hospital o centro sanitario y pedir un parte de lesiones". Han advertido que el parte de lesiones tiene que hacerse en unplazo máximo de 24 horas&nbsp transcurridas desde el momento de la agresión.

2- "Hay que denunciar en una comisaría o en un juzgado de guardia". Han advertido que lo más oportuno es&nbsp efectuar la denuncia en un juzgado, ya que al ser contra la propia policía "desaconsejamos la comisaría".&nbsp "Hay que efectuar la denuncia en un plazo máximo de seis meses", han informado.

Uno de los miembros de Legal ha querido incidir en la importancia de rellenar correctamente la dirección. "Que sea válida, si no coincide con vuestro DNI, especificad dónde vivís para que puedan estar en contacto con vosotros".

También ha querido subrayar la importancia en la descripción de los hechos.&nbsp "Tenéis que explicar qué ocurrió, quién lo provocó y con qué?".&nbsp Ante los problemas para identificar a los policías -"no llevan el número de identificación visible", se quejan- la comisión de Legal ha aconsejado "hacer responsable al mayor cargo".&nbsp "Si no identificamos al poli, la denuncia se va a archivar",&nbsp ha apostillado.

Ante la imposibilidad de identificar la cara a los funcionarios, Legal se ha mostrado contundente: "No se puede permitir que la policía, durante la toma de declaración, se tape la cara.&nbsp No se firma acta sin decir que la policía toma la declaración con la cara tapada",&nbsp ha insistido con fervor.

El movimiento 15-M ha creado una&nbsp dirección web&nbsp para recopilar todas las denuncias existentes y proceder a interponer una denuncia colectiva contra miembros de la Unidad de Intervención Policial. La dirección es denuncia15m@hotmail.com

3- Por último, la recopilación de&nbsp pruebas audiovisulaes y los testimonios de testigos&nbsp "son muy importantes y ayudan mucho". "Es importante que las grabaciones no estén editadas porque no se admiten como prueba", ha advertido uno de los de Legal.

Asimismo, desde la comisión han informado que "ya estamos trabajando" para&nbsp denunciar "un posible delito al deber del socorro",&nbsp en clara alusión a la circunstancia de que uno de los detenidos no recibiera asistencia médica hasta varias horas más tarde o que, según han relatado, "varios afectados no fueron atendidos por el Summa después de que llamaran de emergencia".

‘La culpa la tiene la Delegación del Gobierno’

Uno de los tres firmante de la manifestación laica ha intervenido en la Asamblea para denunciar que, a su juicio,&nbsp "estaba planificada la disolución de la marcha" de antemano.

Asegura que en Sol se toparon con una "contramanifestación" (refiriéndose a los peregrinos) que les impidió el paso.

"La policía desapareció,&nbsp desatendió la manifestación que era legal&nbsp y se centró en crear conflictos en la plaza". Denucnia que al menos&nbsp dos policías infiltrados arrojaron botellas contra sus propios compañeros&nbsp (miembros de la UIP).

Este miembro ha anunciado que el próximo día 29 de este mes está prevista una reunión de todas las organizaciones de la marcha laica, más de 150, para hacer una denuncia conjunta de las agresiones.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS