Me dan ganas de salirme en la primera curva cada vez que escucho a estos señoros

Venía escuchando en el coche en la cadena no-Ser al Señor Presidente de la Región de Murcia el señor Fernando López Miras Señor sí Señor decir que tanto el Gobierno central como los autonómicos tienen que escuchar a la comunidad científica, a los expertos virólogos y epidemiólogos (Fernando gusta del plural machista no-inclusivo que sistemáticamente invisibiliza el trabajo de las mujeres en el campo de la ciencia) para gestionar esta pandemia pues son ellos los que saben y los políticos están para escuchar a los expertos y hacerles caso y desde ahí gestionar.

Pues bien, en educación las personas expertas somos las maestras y las profesoras y NADIE de ningún Gobierno ni de ningún partido nos ha pedido ni siquiera nuestra opinión para gestionar nada.

En la Consejería de Educación no hay docentes, el señor Fernando López Miras no es docente ni de lejos y la Ministra de Educación, me dice la Wikipedia que es docente pero ni se sabe de qué ni cuándo fue la última vez que pasó lista en su aula o se preparó una clase. Me dice la Wikipedia que su antecesor, un tal Íñigo Méndez de Vigo Montojo, es jurista (y barón, eso sí, aunque para un título nobiliario no hay que estudiar) y el antecesor del antecesor fue Wert, que de ese mejor ni acordarse.

Es decir, los y las que piensan y deciden en educación no son expertos en educación, no tienen relación con las aulas ni tienen experiencia docente. Y, sin embargo, hacen y deshacen.

Me pone los pelos de la indignación de punta que el periodista que lo estaba entrevistando no le haya preguntado al Señor López Miras por sus lógicas: por qué, si está convencido de que hay que escuchar a los epidemiólogos y virólogos para tomar decisiones de gobierno que no nos lleven al caos, por qué no se escucha la opinión de lxs docentes en materia de educación, por qué deciden lxs ignorantes, empezando por él mismo, sobre algo que no entienden, con lo que no trabajan y sobre cuya realidad se encuentran tan alejadxs.

Me dan ganas de salirme en la primera curva cada vez que escucho entrevistas a estos señoros por la radio. Qué preguntas más malas, qué falta de rigor y honestidad en las respuestas, qué culebreo, qué de frases vacías que no dicen nada.

¿A qué colegio o Instituto lleva usted a sus hijxs, señor Fernando López Miras? ¿Cómo se está organizando usted con sus hijxs, su trabajo y su familia en este régimen de semipresencialidad? ¿Cómo se organiza su casa cuando sus hijxs no van al colegio o al instituto? ¿Qué impresión tienen sus hijxs sobre este improvisado modelo educativo? ¿Usted acusa la brecha digital, señor Fernando López Miras? ¿Qué plataformas o medios tecnológicos usan sus hijxs para hacer los deberes? ¿Y con qué soporte cuenta su familia para atender a las necesidades educativas de sus hijxs?

A ninguna de estas preguntas podría contestar el Presidente de la Región de Murcia pues no tiene hijxs. Sus votantes sí, pero eso no importa. Lxs votantes no hacen ni deshacen.

Alejado de la realidad como docente, como alumno y como padre, señor Fernando López Miras, voy a hacerle unas preguntas que sí sabrá contestar pues me dice la Wikipedia que es usted abogado, dígame, ¿se está vulnerando el artículo 27 de la Constitución que vela por el derecho a la educación? Desarrolle su respuesta.
En el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, ¿se está violando el artículo 13? Desarrolle su respuesta.

Más allá de la mera gestión, ¿ cómo se están garantizando los puntos contenidos en el marco del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (disponibilidad, aceptabilidad, adaptabilidad y accesibilidad)? Desarrolle su respuesta.

Sí, señor, es una pandemia, es todo muy complicado, es todo muy excepcional, es todo muy trabajoso y es muy bonito que estemos todos arrimando el hombro, como usted dice. Me encanta que me reconozca mi trabajo como docente, Señor Fernando López Miras, sí, gracias por aplaudirme el esfuerzo.

Me gustaría devolverle el aplauso, hábleme de cómo arrima usted el hombro. Hábleme de un día en su jornada laboral.

Ahí tiene usted el micro, todo suyo. Sin frases vacías, por favor. Concretando. Gracias.

 

Lucía Barbudo

Coordinadora Anti Represión RM

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS