Más de veinte entidades de San Blas-Canillejas muestran su repulsa ante la utilización de la crisis del COVID-19 por parte de una banda neonazi

Publicidad

Más de veinte asociaciones vecinales, entidades sociales, plataformas y partidos políticos se han sumado hasta el momento a un comunicado de repulsa contra la propaganda de la banda neonazi autoproclamadaJuventudes Canillejas” que, según denuncian, está aprovechando la crisis derivada del COVID-19 para infiltrar su ideología ultra en las redes sociales del distrito San Blas Canillejas.

Aunque dejan claro que el objetivo de este comunicado no es hacer propaganda de un grupo minoritario, alegan tener el deber de enfrentar el discurso de odio de este tipo de organizaciones en un contexto que califican como de blanqueamiento generalizado de la extrema derecha en todos sus ámbitos, desde el institucional al más radical y violento. 

De la misma manera, denuncian que el líder de esta banda, “uno de los grupos de extrema derecha más violentos de la ciudad” según la propia policía, es quien difunde estos vídeos desde su propia cuenta en redes sociales. Se trata de Alberto Ayala Cantalicio, quien junto a Antonio Menéndez (alias “El Niño) se hizo con el liderazgo de Ultras Sur tras varias trifulcas violentas entre los “veteranos” y los “jóvenes ultras”, que se saldó con la victoria de los segundos. Entre 1995 y 2003 Ayala fue detenido en ocho ocasiones por atentados, lesiones, daños, delitos contra las personas y los derechos fundamentales, delitos de odio, o agresiones a los agentes de la autoridad, que son sólo una muestra de su historial delictivo. Extremadamente violento, no ha dudado en agredir con arma blanca a sus víctimas cuando ha tenido ocasión. También estuvo al frente de Combat España, considerado en su día el grupo neonazi más violento de Madrid, y figuró como cabeza de lista de ‘La Falange´ para las elecciones autonómicas de Madrid en 2007. Actualmente se le vincula, además de a ‘Juventudes Canillejas’ (pese a contar ya con 46 años de edad) a ‘Hogar Social Madrid’ (HSM).

Además del comunicado, en el que las asociaciones y colectivos del distrito dicen sentirse interpelados como parte del movimiento social del mismo ante el discurso fascista y nazi que ejerce la violencia contra personas migrantes y racializadas, en situación de calle, LGTBI, feministas, antifascistas y cualquiera que oponga a su modelo de sociedad que califican como “IV Reich-Siglo XXI”, denuncian que además de estos vídeos en los que pretenden lavar su imagen, han realizado casi al mismo tiempo otro tipo de vídeos en los que puede verse a miembros de esta organización portando mensajes supremacistas, símbolos fascistas, y armas de todo tipo en una pose amenazante y de violencia extrema. Todo un ejemplo, según alegan, del tipo de doble propaganda nazi en la que se visten de lobos o corderos según convenga.

Por último, las entidades firmantes han querido resaltar que frente a las imágenes en las que se pueden ver a no más de cuatro hombres llevando mascarillas y otros materiales a dos centros del distrito, el tejido asociativo entrega más de setecientos menús diarios, bolsas de comida, objetos de higiene y material de prevención contra el Coronavirus a las personas más vulnerables del distrito sin hacer ese tipo de autopropaganda y sin discriminar a nadie por su color de piel, etnia, religión, género, orientación sexual o ideología política. Es precisamente en estos tiempos de pandemia, a la vista de la crisis social (que en parte estamos ya sufriendo), en los que las redes de solidaridad que se han tejido en nuestro distrito deben ser visibilizadas y apoyadas. Redes que no están contando con los medios que necesitarían y que están funcionando gracias a la colaboración conjunta de una horquilla amplia de entidades y colectivos unidos por su vocación social.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More