Marxistas con competencias lógicas

Publicidad

Para Ettore Casari

Ludovico Geymonat (Turín, 1905-Milán, 1991) ha sido uno de los filósofos italianos más importantes del pasado siglo.&nbsp Influido por las tradiciones kantiana, neopositivista y marxista, Geymonat fue profesor de filosofía de la ciencia en la Universidad de Milán y escribió importantes ensayos epistemológicos, entre los que cabe destacar Studi per un nuovo razionalismo (1945), Saggi di filosofia neorazionalisticia (1953), Filosofia e filosofia della scienza (1960), Galileo Galilei (1968), Ciencia y realismo (1980) y La libertad (Crítica, 1991). Algunos de estos ensayos han sido traducidos al castellano y a otras lenguas españolas.

Hubo más de un punto de contacto entre el marxista italiano y el filósofo hispánico Manuel Sacristán (1925-1985). Ambos jugaron un papel decisivo en la introducción de la filosofía de la ciencia y estudios anexos en sus países respectivos; ambos fueron competentes en grado sumo en el ámbito de las ciencias formales; ambos militaron en los partidos comunistas de sus respectivos países; ambos defendieron un marxismo alejado de liturgias epistémicamente perezosas y, por el contrario, amigo de saberes científicos naturales y sociales y, finalmente, ambos defendieron un concepto de dialéctica alejado, muy alejado, de las interpretaciones al uso de este programa de investigación -tan bien visto y practicado por Mike Davis- y estilo de pensamiento de tradición hegeliano-marxista.

Hubo además un contacto directo entre ambos que tiene como trasfondo la lógica combinatoria. El siguiente:

Sacristán tradujo la Filosofía y filosofía de la ciencia de Geymonat para la Editorial Labor en 1966. El original italiano era de 1960. El ensayo tuvo cuatro ediciones hasta 1972. En la solapa interior del volumen se apuntaba:

La filosofía de la ciencia es una de las disciplinas que han suscitado últimamente mayor interés en los países adelantados y en torno a la cual se han entablado vivas discusiones. Se trata, en efecto, de una de las facetas del pensamiento que más directamente entroncan con el vertiginoso desarrollo científico y técnico al que estamos asistiendo y con los nuevos problemas que esta evolución plantea a la sociedad humana.

El autor del libro, el profesor Ludovico Geymonat, aborda temas candentes, tales como el problema de la unidad del saber, el concepto de progreso científico y la relación entre teoría y experiencia, por citar los más esenciales, con la mayor agudeza, proyectándoles la luz de su humanismo filosófico. Esta obra viene a su tiempo.

Sus lectores sabrán apreciar la claridad y el rigor con que enfoca las importantes cuestiones en ella planteadas.

No es imposible que este breve texto haya sido escrito o sugerido por el propio traductor de la obra.

Años más tarde, en 1975, en la colección “Hipótesis” de Grijalbo que Sacristán codirigía con Francisco Fernández Buey, se editó Ciencia y materialismo, con traducción del filósofo y cineasta Mariano Lisa.

El volumen, el undécimo de los editados, había sido publicado en 1972 por Critica marxista. Contenía tres trabajos filosóficos materialistas de Giulio Giorello, Silvano Tagliagambe y un tercero del propio Geymonat que se centraba en las diferencias y similitudes de la metodología neopositivista y el materialismo dialéctico.

Francisco Fernández Buey escribió una breve semblanza de Geymonat para la ocasión

Ludovico Geymonat, doctor en filosofía (1930) y en matemáticas (1932) es uno de los iniciadores de los estudios de filosofía de la ciencia en Italia y autor de varios libros sobre el tema. El lector en lengua castellana conoce ya sus obras Filosofía y filosofía de la ciencia (traducción de Manuel Sacristán, Barcelona, 1966) y Galileo Galilei (traducción de J. R. Capella[1], Barcelona, 1969). Durante los últimos años Geymonat ha dirigido una importante Storia del pensiero filosofico e científico (Milán, 1972) en la que han colaborado también G. Giorello y S. Tagliagambe.

El artículo de Geymonat que abre el presente volumen replantea la discutida –y no por ello menos actual- cuestión de las relaciones entre metodología neopositivista y materialismo dialéctico con una matizada óptica cuya característica es la recuperación crítica de los trabajos leninianos sobre materialismo y empiriocriticismo, sin despreciar determinadas innovaciones de algunos autores fustigados por Lenin (por ejemplo, Mach)…

Los volúmenes de la colección mostraban en la contraportada tres citas sobre la noción de hipótesis extraídas de un volumen que había preparado Sacristán sobre el concepto y que no llegó finalmente a editarse. Dos ejemplos: Newton: “Yo no fantaseo hipótesis”, Engels: “La peor hipótesis es mejor que la falta de hipótesis”. La tercera, de Goethe, cuya obra en prosa, traducida al castellano por José Mª Valverde, fue presentada por Sacristán, sigue siendo de cita obligada:

Pero fue diez años antes cuando se produjo la comunicación epistolar entre Geymonat y Sacristán a propósito de un asunto de lógica combinatoria.

En Introducción a la lógica y al análisis formal[2] sólo hay una referencia al autor central de esa tradición lógica, H. B Curry, pero es a propósito de los lenguajes formalizados y los cálculos formales, apartado 18: Lenguajes “bien hechos”. Es el siguiente paso:

Puede observarse que la introducción de la idea de cálculo en lógica hace que ésta rebase el enfoque lingüístico. Un cálculo, como se ha dicho, no es un lenguaje pues sus formaciones no significan directamente. Un cálculo sólo es un lenguaje en cuando está interpretado, atribuyéndose significaciones. Cuando no lo está, las operaciones que se realizan o puede realizarse con sus símbolos deben compararse más con los movimientos de un juego, como el ajedrez o las damas, que con las composiciones de palabras y oraciones en un lenguaje. Por eso hay autores que conciben una teoría general de los cálculos o sistemas formales (H. B Curry) como idéntica con la lógica, o como fundamento de la lógica. En este libro se conservará el enfoque lingüístico, según una concepción que se explicitará más adelante.

La&nbsp lógica combinatoria, por lo demás, era definida así por Alonzo Church en el Diccionario de filosofía editado por Dagobert D. Runes, cuya traducción Sacristán coordinó:

Rama de la lógica matemática ampliamente estudiada por Curry y dedicada al análisis de los procesos de sustitución, el uso de las variables en general y la noción de función. El programa se propone conseguir en particular un sistema de lógica sin variables; el papel de éstas se suple mediante la presencia en el sistema de ciertas clases de símbolos funcionales. Para exposiciones detalladas y exactas hay que remitir a los trabajos indicados a continuación…

Uno de los citados era precisamente el clásico de H B Curry y R Feys, Combinatory Logic, I, Amsterdam, 1958.

Por su parte, la voz dedicada a Alonzo Church (1903-1995) en la traducción española del Diccionario fue escrita por el propio Sacristán:

Fue en el segundo libro de lógica escrito por Sacristán –Lógica elemental[3]- donde sí había referencias directas a la lógica combinatoria.

Aquí comentaba Sacristán en un apéndice de la sección “Sistemas lógicos particulares”[4]:

[1] Juan-Ramón Capella, como es sabido, fue amigo y discípulo de Sacristán. Es autor, entre otras numerosas obras, de La práctica de Manuel Sacristán. Una biografía politica. Trotta, Madrid, 2005.

[2] M. Sacristán, Introducción a la lógica y al análisis formal. Círculo de Lectores, Barcelona, 1990, p. 64 (edición de Vera Sacristán y Albert Domingo Curto).

[3] M. Sacristán, Lógica elemental. Vicens Vives, Barcelona. El volumen fue editado, póstumamente, en 1996, por Vera Sacristán Adinolfi, y cuenta con un informativo prólogo de Jesús Mosterín.

[4] Ibidem, p. 290.

[5] Ibidem, p. 132.

[6]Carta depositada en Reserva de la Biblioteca Central de la UB, fondo Sacristán, así como el resto de los documentados citados.

[7] A punto de ser expulsado, Sacristán había sido trasladado de la Facultad de Filosofía por presiones del arzobipsado barcelonés. En la Barcelona de inicio de los sesenta no se podia explicar a Kant de manera ilustrada.

[8] Xavier Juncosa, “Integral Sacristán”. Barcelona, El Viejo Topo, 2006.

[9] Véanse las restantes observaciones en anexo 1.

[10] De hecho tradujo algunos de sus textos y los usó como cita. Pueden verse en Reserva BCUB, fondo Sacristán.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More