Marruecos prohíbe los billetes de autobús a migrantes negrxs

Publicidad

Se paga, ya sea para que estos países repriman con fuerza a lxs inmigrantes (como ocurre con Libia), o para que les impidan alcanzar las costas españolas, como es el caso de Marruecos con el norte de África.

Se han destinado por parte del gobierno del Estado español 170 millones de euros entre 2018 y 2019 (30 millones en 2018 y 140 en 2019, casi quintuplica la cantidad del año pasado) a blindar las fronteras, en varias dotaciones destinadas a la detección, monitoreo y expulsión de personas africanas que transitan por Marruecos, traducida está dotación en centenares de vehículos, drones, decenas de escáners, la instalación de software de reconocimiento facial, cámaras de alta resolución, detectores térmicos y otros recursos tecnológicos. Además del incremento de las cuchillas en territorio marroquí, y la creación de fosos y barrancos para dificultar todo lo posible tanto el salto de la valla, como el tránsito hacia ella.

Así lucía una estación de autobuses en Marruecos, con un cartel vetando la utilización de este servicio a personas migrantes negras:

El texto, en francés, dice literalmente:

«Tras instrucciones de las autoridades, está estrictamente prohibido vender billetes CTM a africanos que no justifiquen una residencia o un pasaje regular en Marruecos (tarjeta de Residente) especialmente a los destinos Norte y Sur de Marruecos: Tanger, Tetuán, Alhucemas, Nador, Oujda y Laayoune.

En el momento de arribar, los encargados de la clientela deben comprobar los papeles a esta categoría de viajeros y también prohibir a los inmigrantes clandestinos que permanezcan en Marruecos, la manera ilegal de subir a los autobuses.»

El activista antirracista Sani Ladan, por su parte, ha querido responder con el siguiente vídeo:

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More