Marruecos, el «aliado equivocado» del gobierno de la «coalición progresista»

Publicidad

Un grave incidente diplomático entre Argelia y España pone en un «aprieto paradójico» a Unidas Podemos.

El gobierno argelino se negó a recibir en Argel a la ministra española de Asuntos exteriores, cuyas posiciones pro marroquíes siguen la senda marcada por Josep Borrell. los cambios que se han producido en el ejecutivo argelino han cogido al gobierno de Sánchez con el paso cambiado. A ello se ha añadido un bochornoso incidente en el que la ministra y el vicepresidente, Pablo Iglesias, desautorizaron los saludos solidarios pro saharauis de un despistado Secretario de Estado podemita.

      El gobierno de Argelia parece empezar a tomar posiciones decididas en relación con la política  promarroquí del Gobierno de la «coalición progresista»  en relación con el Sáhara occidental.

     A principios de esta semana las autoridades argelinas suspendieron una visita a Argel, prevista con antelación, de la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

    Aunque el Gobierno argelino alegó «razones de agenda» para justificar su suspensión, diferentes fuentes periodísticas han constatado que durante  el pasado miércoles, fecha en la que se tenía prevista la visita española, el ministro de Exteriores argelino, Sabri Boukadoum, no tenía prevista ningún tipo de actividad.

    En realidad, lo que ha sucedido es que el Ejecutivo argelino ha querido poner de manifiesto con el desplantesu expreso  descontento con la política exterior española en relación con la autodeterminación del Sáhara occidental, de la que España, como antigua potencia colonizadora, es país garante.

    Los últimos rifirrafes diplomáticos que  tuvieron lugar la pasada semana, tienen su origen  en la recepción por parte del Secretario de Estado de Derecho Sociales español, Nacho Álvarez, afín a Unidas Podemos, de  la ministra saharaui, Souilma Birouk. Tras producirse la recepción, Álvarez escribió en su cuenta de Twitter su “solidaridad con el pueblo saharaui”.

    En un despiste propio de quien no sabe dónde realmente se encuentra, Álvarez no  contó con que esa  no está siendo, ni de lejos, la política exterior del gobierno bajo cuya autoridad se encuentra. Los ingenuos tuits solidarios del Secretario de Estado provocaron no sólo la  airada protesta del gobierno marroquí, sino también la fulminante desautorización de la Ministra española de Asuntos Exteriores, González Laya y la  del propio vicepresidente por Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que sí ha asumido hasta el meollo cuál es la política de Pedro Sánchez en relación con el Sáhara occidental y su autodeterminación

¿CAMBIOS EN LA GEOPOLÍTICA NORDAFRICANA?

   Emhamed Khadad, coordinador de la relaciones entre el Frente Polisario y la Minurso, -la representación oficial de la ONU en territorio saharaui -, explicó que con el aplazamiento de la visita ministerial, los argelinos han querido expresar  «ya nada va a ser como antes y que lo que suceda en el Sáhara occidental, va a ser un termómetro con el que se medirán la relaciones entre Argelia y el resto de los países con los que mantiene relaciones».

    Según fuentes argelinas, el nuevo presidente del país, Abdelmadjid Tebboune, está siendo considerablemente más beligerante que su predecesor, Abdelaziz Bouteflika, con Marruecos y sus aliados.

En la pasada Cumbre de la Unión Africana,  que se celebró en Adis Abeba el 9 de febrero,  el mandatario argelino  dedicó una buena  parte de su intervención al Sáhara Occidental, refiriéndose en reiteradas ocasiones  a “la justa causa saharaui”, así como la necesidad de “rematar el proceso de descolonización”, que aún está pendiente en el continente africano. no pocos han interpretado que el contenido del discurso en la OUA del presidente argelino va a suponer un giro de 180° en la política de ese país en relación con el Sáhara. De ser así, cobrarían sentido el llamado a la lucha armada que se  reclama desde diferentes sectores del Frente Polisario

    El visitado diario digital argelino «TSA» se refirió hace unas pocas fechas al «hartazgo de las autoridades argelinas con la política exterior de Pedro Sánchez». El digital aludió en sus informaciones a la “sumisión” española ante  la monarquía marroquí, que fue puesta de nuevo de relieve en el curso de la última visita a Rabat, a finales de enero, de la ministra Arancha González Laya.

   El digital recordó asimismo la significativa defensa que el presidente Sánchez hizo en su intervención, el pasado septiembre, en la Naciones Unidas,  donde habló de “una solución política a la cuestión saharaui”.   “Al hacerlo, – enfatizó el digital –  Sánchez se convirtió en el primer jefe de Gobierno español en eliminar los términos ‘referéndum’ y ‘autodeterminación’ de su léxico político al hablar de el Sáhara occidental”.

   Todo parece están indicando que nuevos factores políticos y diplomáticos están haciendo acto de presencia en el norte africano. Y que la nueva situación geopolítica que está apuntando, ha cogido «in albis» al llamado gobierno de «coalición progresista» español.

http://canarias-semanal.org/art/26982/marruecos-el-aliado-equivocado-del-gobierno-de-la-coalicion-progresista

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More