Marcha multitudinaria inaugura Foro Social Mundial en Brasil

Una marcha multitudinaria por las calles de la ciudad amazónica de Belém marca hoy en Brasil la apertura de la novena edición del Foro Social Mundial (FSM), la más importante cita de la izquierda del planeta.

Según su fundador, Francisco Whitaker, los participantes del encuentro se dedicarán hasta el domingo a debatir ideas para crear “una nueva civilización, basada en otros valores”.

“El Foro es una universidad abierta, donde todas las ideas son legítimas. La misma propuesta del evento es estimular la pluralidad. Por lo tanto, son varios mundos posibles”, resumió uno de los organizadores del encuentro, el brasileño Cándido Grzybowski, aludiendo a la consigna del FSM, que sostiene que “otro mundo es posible”.

Unas 120.000 personas de 150 países intervienen en las 2.600 actividades programadas por los organizadores en la nueva edición del FSM, que atraerá además el jueves a Belém a cinco presidentes sudamericanos: los de Bolivia, Evo Morales; Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva; Ecuador, Rafael Correa; Paraguay, Fernando Lugo, y Venezuela, Hugo Chávez.

Los cinco mandatarios intervendrán en un debate sobre “América Latina y la crisis financiera internacional”, en el que, según se espera, habrá duros ataques al modelo económico neoliberal que, según los participantes del FSM, es responsable de las actuales turbulencias, así como del cambio climático y de la escasez de alimentos.

El FSM fue creado en 2001 como una alternativa al modelo neoliberal representado por el Foro Económico Mundial, y este año se reúne convencido de que la crisis financiera que sacude el planeta demuestra que la izquierda tenía la razón al abogar por un nuevo orden económico global.

En una rueda de prensa concedida hoy en Belém, la representante del Foro Social Europeo, la italiana Rafaela Bolini, sostuvo que desde sus primeras ediciones los participantes de la más grande cita de la izquierda del mundo ya denunciaba “la globalización neoliberal y el mercado capitalista”, y que por ello enfrentaron críticas y “hasta represión política”.

“Y la denuncia era verdadera. La denuncia de los peligros para la humanidad, para el planeta y para la naturaleza era verdadera. Y estamos aquí ahora porque esa realidad necesita conquistar visibilidad. La solución para esta crisis no será real si viene de los mismos que la crearon”, enfatizó Bolini.

Asimismo, el empresario brasileño Oded Grajew, uno de los creadores del FSM, sostuvo hoy que las medidas adoptadas hasta ahora por los países para hacer frente a la crisis financiera no apuntan a una solución duradera, sino que buscan solamente salvar el sistema que generó los actuales problemas.

“Decían que los recursos eran limitados. Ahora, ante la crisis, de pronto aparecieron billones de dólares para socorrer a fábricas de automóviles, bancos y empresas quebradas, un dinero que hubiera sido más que suficiente para combatir la pobreza y para mejorar la salud y la educación”.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS