Maraña judicial para la instalación de la Planta de Biomasa de Monzón

Publicidad

Ecologistas en Acción considera que han ido cayendo, uno a uno, los argumentos que ha estado esgrimiendo el Ayuntamiento de Monzón para justificar, pese a la oposición vecinal y de Ecologistas, su inacción respecto al proyecto de Planta de Incineración de Biomasa de Monzón.

Inicialmente el ayuntamiento expuso que la tramitación se había realizado durante el mandato del anterior equipo de gobierno (PP-PAR) y que no “podía echar para atrás” la Declaración de Interés Público otorgada a Forestalia Renovables para instalar la Incineradora a 600 metros del casco urbano de Monzón. Al respecto Ecologistas en Acción presentó una serie de alegaciones relacionadas con la obligación de instalar la planta en polígono industrial, y a más de 2 km del casco urbano, así como denunció múltiples irregularidades cometidas, que fueron la base de la querella presentada en el juzgado de Monzón.

“También se dijo que se debía confiar en los técnicos del organismo que estaba tramitando el expediente, el INAGA. Pero, después de que saliera a la luz el informe del Servicio de Cambio Climático del Departamento de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón en el que se denunciaban múltiples defectos del informe sobre dispersión de contaminantes que presentó el promotor y que el INAGA había dado por bueno, unido al cese de la directora de este organismo, supuestamente por incompatibilidades relacionadas con empresas no declaradas, se albergan serias dudas sobre la idoneidad de la actuación de este organismo en la tramitación del expediente de la Incineradora de Biomasa de Monzón”, abundan. Este asunto también se está tratando en la querella presentada ante el Juzgado de Monzón.

Tras la conferencia efectuada en Monzón la semana pasada por el científico-investigador y médico Eduardo Rodríguez Farré, miembro del Comité Científico de la Unión Europea sobre nuevos Riesgos para la salud y experto en toxicología, donde se relacionó la combustión de biomasa en grandes cantidades con el aumento de casos de cánceres, enfermedades broncopulmonares y cardiovasculares, para Ecologistas en Acción quedó establecido que la instalación de la Planta de Incineración de Biomasa promovida por Forestalia renovables supondría un efecto claramente perjudicial para la salud de las y los ciudadanos de Monzón. Por otro lado la organización ecologista quiere recordar, que todos los grupos políticos, tanto municipales, como en las Cortes de Aragón, también el alcalde de Monzón, cuando se han referido a este conflictivo proyecto han puesto especial énfasis en dejar claro que “lo primero es la salud de los ciudadanos de Monzón”.

En este sentido, y “dado que el alcalde de Monzón también está usando como argumento la cuantiosa indemnización que habría que pagar a Forestalia Renovables”, Ecologistas en Acción ha solicitadocopia escrita del informe jurídico que avala que, de anularse por parte del Ayuntamiento de Monzón la Declaración de Interés Público (autorización especial) otorgada para el proyecto promovido por Solmasol I, filial de Forestalia, se debería abonar una cuantiosa indemnización al promotor. Este aspecto, inciden, se está poniendo encima de la mesa en distintos foros como “dificultad” a la hora de anular esta declaración de interés y por tanto “imposibilitar la instalación de la planta a 600 m de las viviendas de los vecinos y vecinas”, por ello Ecologistas en Acción cree que la ciudadanía tiene derecho a conocer esta información para “poder valorar en su justa medida qué precio se está poniendo a la salud pública de montisonenses y poblaciones limítrofes”.

http://arainfo.org/105444-2/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More