Maracena (Granada): Multan a un grupo de desempleados por protestar, y estos responden con una Huelga de Hambre

280 euros es el precio que tuvo que pagar cada uno de los catorce miembros de la Asamblea de Parados de Maracena que el pasado 3 de diciembre decidieron llevar su protesta contra el "enchufismo de la bolsa de empleo" desde la puerta del Ayuntamiento hasta el interior de la Casa Consistorial sin gozar de la preceptiva autorización. Los integrantes de esta asamblea de parados recibieron, hace algo más de una semana, una multa emitida por la Guardia Civil y la Policía Local de 280 euros por "tratar de reunirse con el alcalde, negándose a abandonar el edificio hasta alcanzar su objetivo y originando desórdenes graves en edificio público". Además, José Carlos Polo, uno de los miembros de esta plataforma, también ha sido multado con otros 300 euros más por ser el promotor y organizador de una concentración no autorizada el día 1 de diciembre ante el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Maracena se ha empeñado en castigar económicamente, allí donde saben que ahora mismo más puede dolerles, a este grupo de compañeros granadinos que han decidido dejar el sillón de su casa y el mando de la televisión, y salir a la calle en demanda de un empleo, de manera organizada y reivindicativa. Nada nuevo bajo el sol, que diría el otro.

Como no podía ser de otra manera, la respuesta de este grupo de desempleados no se hizo esperar. Ya el mismo día en que se hizo pública la sanción económica del Ayuntamiento, los afectados anunciaron el inicio de una Huelga de hambre en protesta por la medida administrativa, y en demanda de un empelo. El pasado 3 de Diciembre, un grupo compuesto por cuatro de estos afectados, padres de familia de mediana edad que perdieron su empleo en el sector de la construcción hace más de un año, decidieron encerrarse en la parroquia del pueblo e iniciar una huelga de hambre indefinida para poner de manifiesto la situación en la que se encuentran y para exigir un puesto de trabajo que les permita "dejar de vivir de la caridad". Desde un primer momento, tanto el cura de Maracena como las familias de los parados les apoyaron en su protesta, iniciándose además una campaña de recogida de firmas de apoyo entre los ciudadanos, así como el reparto de folletos informativos sobre la movilización, sus causas y reivindicaciones. Ya han recopilado unas 1.600 firmas de apoyo de los vecinos de la localidad, que avalan la protesta surgida porque el Ayuntamiento de la localidad gestiona la bolsa de empleo con "favoritismos".

El portavoz de los encerrados ha indicado en todo momento que no pondrán fin a su protesta hasta que no les garanticen un puesto de trabajo y ha indicado que la Asamblea de Parados se constituirá formalmente para poder luchar en otros horizontes, como cursos formativos o posibles ofertas de empleo.

Por su parte, el Ayuntamiento de la localidad informó en un comunicado que el alcalde ha solicitado esta semana, mediante un escrito&nbsp &nbsp dirigido a la Subdelegación del Gobierno, la suspensión de la sanción aplicada a los participantes y organizadores de la concentración que se produjo el 3 de diciembre en el edificio consistorial y para la que no se había solicitado permiso o autorización. Con respecto a la protesta, el edil de Recursos Humanos y Contratación aseguró que aunque el Ayuntamiento está haciendo rotar la bolsa de empleo "al máximo de sus posibilidades", contratando a 516 personas distintas en dos años y medio frente a las 146&nbsp &nbsp de los cuatro años de legislatura anterior (PP), "no puede absorber a las 3.200 personas que están en dicha bolsa, pues sus recursos no son ilimitados". "Sería injusto ayudar antes a quienes más protestan o más ruido hacen saltándonos a otras personas de la lista de contratación que, aunque en silencio, también viven una situación desesperada. El Ayuntamiento trabaja para todos, para los que protestan y para los que no, y no estamos dispuestos a ceder ante ningún tipo de chantaje o amenaza y menos, cuando se puede intuir y entrever que viene alimentado o manipulado por motivaciones políticas", aseveró el teniente del alcalde.

Sin embargo, el Portavoz de los encerrados explicó que la última vez que hablaron con el regidor, Noel López (PSOE), –unos días antes de iniciar la protesta– les aseguró que "miraría sus casos con lupa" para ayudarles, pero que, hasta el momento, no han recibido ninguna propuesta concreta que les pueda hacer pensar en dejar la acción reivindicativa y poner fin a la huelga de hambre.

Todo esto sucede, recordemos, simultáneamente al encierro de un grupo de mujeres desempleadas en el Ayuntamiento de El Coronil (Sevilla), que igualmente están en Huelga de hambre en reivindicación de un puesto de trabajo con el que poder sacar a sus familias adelante.

Desde Kaos. Andalucía, esperamos y deseamos, que los actos de protesta de los trabajadores en situación de desempleo, siguiendo los dignos ejemplos de estos dos casos actuales, vayan en aumento por toda Andalucía. Igualmente, llamamos a la ciudadanía granadina en particular, y andaluza en general, a apoyar como puedan la Huelga General de mañana martes 9 de febrero en la Sierra de Cádiz, así como a asistir al acto convocado por el SAT-Granada ese mismo día a las 19:00 frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno (antiguo Gobierno Civil), en la cual, entre otras acciones, se dará apoyo a los trabajadores encerrados en Maracena.

Pedro Antonio Honrubia Hurtado. Para Kaos. Andalucía.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS