Manolis Glezos, conocido eurodiputado de Syriza, critica el acuerdo con el eurogrupo

Publicidad

Por Manolis Glezos

Manolis Glezos, eurodiputado de Syriza y popular figura de la resistencia griega a la ocupación nazi ha publicado hoy un artículo muy crítico sobre el acuerdo firmado por Syriza con el eurogrupo que reproducimos traducido por su interés.

“Renombrar a la Troika como “instituciones” y al memorándum como “acuerdo”, y a los prestamistas como “socios”, de la misma forma que llamas pescado a la carne, no cambia la situación anterior. Tampoco cambia desde luego el sentido del voto del pueblo griego en las elecciones del 25 de enero de 2015.

El pueblo votó lo que Syriza había prometido. Anulamos el statu quo de la austeridad, que no es sólo la estrategia de la oligarquía alemana y de los prestamistas europeos, sino también de la oligarquía griega. Anulamos el memorándum y la troika, así como todas las leyes de la austeridad. Al día siguiente de las elecciones, con una sola ley anulamos la Troika y sus consecuencias.

Sin embargo, ha pasado un mes y esto no se ha convertido aún en realidad. Una pena, una auténtica pena.

Por mi parte, PIDO DISCULPAS (en mayúsculas en el original) al pueblo griego, porque yo también tomé parte en la creación de esta ilusión.

Sin embargo, antes de que el mal avance más de la cuenta, antes de que sea demasiado tarde, contraataquemos. Los miembros, amigos y simpatizantes de SYRIZA, deben realizar reuniones extraordinarias, en todos los niveles de organización, deben decidir si aceptarán esta situación.

Algunos argumentan que para hacer un trato tienes que recular. En primer lugar, entre opresores y oprimidos no puede haber ningún compromiso, al igual que entre esclavos y conquistadores, la libertad es la única solución posible. Pero incluso si aceptamos este absurdo, las concesiones ya hechas por los anteriores gobiernos pro-memorándum, que hantraído desempleo, austeridad, pobreza y suicidios, ya han llevado a este país más allá de los límites de la retirada.»

 

Enlace con el artículo

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More