Manifiesto de FRENADESO en Fiestas Patrias

MANIFIESTO DE FRENADESO&nbsp

Al conmemorarse las efemérides patrias, el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (FRENADESO) se apresta a participar de los desfiles que se desarrollarán a nivel nacional, para llamar la atención del pueblo sobre los graves problemas que afectan a las grandes mayorías.

Si bajó la Gasolina que bajeN LOS PRECIOS DE la comida, la electricidad y demás servicios públicos

El alto costo de la vida, el incremento de la inflación y los bajos salarios siguen deteriorando las ya difíciles condiciones materiales de vida de los panameños.

Frente a ello, el Gobierno sigue sordo e inmutable frente a las demandas presentadas por las organizaciones miembros de FRENADESO y de la Coordinadora de Lucha por el Respeto a la Vida y Dignidad del Pueblo, en sendas manifestaciones populares realizadas a la Presidencia de la República.

En vez de atender estas justas reclamaciones, el Gobierno, en campaña electorera, con un presupuesto gubernamental de publicidad jamás antes visto, ha preferido hacer propaganda sobre la supuesta disminución de la pobreza manipulando datos de CEPAL para acomodarlos a su discurso electoral; cifras puestas posteriormente en entredicho por un informe revelado por el PNUD dos días después, que enfatiza acerca de las grandes desigualdades que siguen existiendo en Panamá y que demuestra como se ensancha aún más la inmensa brecha entre ricos y pobres.

Por su parte, la Asamblea Nacional de Diputados sigue dándole larga a las iniciativas de leyes presentadas por la Coordinadora de Lucha que contemplan: aumento general de salarios; rebaja, congelamiento y control de los precios de la canasta básica familiar; pago de las partidas del XIII mes adeudas a los empleados públicos, incluidos los intereses; y cese de los proyectos privatizadores de la salud, educación, transporte, agua y del ambiente.

Si ayer el Gobierno y los empresarios alegaban que muchas de las situaciones que confrontan los hogares humildes se debían al aumento del precio del petróleo y otros factores externos resultado de la globalización; hoy, con la baja del combustible y la crisis económica mundial, se acabaron las excusas.

El pueblo exige que así como subieron los precios de los artículos y servicios de primera necesidad so pretexto del alza del petróleo, que en verdad también se da por la falta de una política energética nacional y a la especulación y voracidad de las petroleras, hoy estos precios deben ser rebajados de forma sustancial e inmediata.&nbsp Además, debe procederse contra las empresas que, con la complicidad de las autoridades, se niegan a brindar el servicio de distribución de combustible por la baja en los precios para crear así desabastecimiento.

Además, la rebaja, congelamiento y control de los precios de la canasta básica familiar, así como el aumento general de salarios, son necesidades de vida o muerte para los panameños, para estar en capacidad de hacerle frente, en mejores condiciones, a la grave crisis económica mundial.&nbsp Ello supone también, la renacionalización de las empresas estatales privatizadas como el IRHE y el INTEL; el cese de los proyectos privatizadores de la salud, educación, transporte, recursos hídricos; el fin de lo que hemos denominado la Venta de Panamá que incluyen numerosos concesiones de islas, costas, playas, minas e hidroeléctricas; y la suspensión de proyectos altamente riesgosos, especialmente en estos momentos de crisis, como lo es la Ampliación del Canal de Panamá.

Se hace indispensable, de manera urgente, el desarrollo de un plan que, con los excedentes del Canal, ayude a enfrentar la deuda social, generar empleos dignos y permanentes, propiciar programas de salud, educación, vivienda, transporte y obras públicas que beneficien principalmente a los grupos marginados y desposeídos.

Estamos a la espera de la suerte que corran las iniciativas de leyes populares en la Asamblea.&nbsp Hemos dicho que los diputados tienen en este momento una oportunidad de oro para finalmente mostrar independencia y legislar a favor del pueblo.&nbsp De lo contrario, como hemos advertido, arreciaremos las luchas en las calles e impulsaremos todas las acciones que sean necesarias, incluida la Huelga Nacional Indefinida.

NO A LA IMPUNIDAD&nbsp

La ocasión es propicia para que los panameños reflexionemos sobre la falta de Justicia y la Impunidad reinante en Panamá.

Hoy todavía los familiares de las víctimas y sobrevivientes del bus 8B-06 incendiado siguen reclamando Justicia.&nbsp Lo mismo hacen los familiares de los cientos de muertos por el dietilenglycol en los medicamentos de la CSS.

Tampoco se ha hecho Justicia a los obreros, Osvaldo Lorenzo, Luiyi Argüelles y Al Iromi Smith, asesinados por agentes de la Policía Nacional y por el Sicariato contratado por empresarios mafiosos en contubernio con autoridades y el sindicalismo amarillo.

Mientras decenas de obreros en la construcción mueren cada año por falta de medidas de salud y seguridad, a los empresarios homicidas se les impone, si acaso, ridículas multas.&nbsp Igual acontece con los trabajadores muertos recientemente en el Super Xtra de la 24 de Diciembre y en la empresa Melo, hace algunos años.&nbsp Es lo mismo que sucede a miles de trabajadores afectados por el uso indiscriminado de plaguicidas.

Tampoco hay sanciones para los depredadores del medio ambiente, como lo son la mina a cielo abierto de Cerro Petaquilla, muchas hidroeléctricas y los promotores de proyectos seudo turísticos.

Todavía muchos panameños siguen reclamando indemnizaciones por inundaciones y otros desastres como es el caso de Prados del Este, causados por estafas y negligencias de constructoras y promotoras de vivienda.

Nada les pasa a los grandes bancos que financian ni a los empresarios que importan medicinas que son venenos, alimentos vencidos y contaminados; o buses que son trampas de muerte.

Nada le ocurre a los altos funcionarios envueltos en los sonados escándalos de corrupción como es el caso de la desaparición del monumento «Juegos de Antaño», los robos de los fondos del FECE; los corruptos contratos de la ACP, Cinta Costera y Autopista Panamá- Colón.

Y que decir de los encumbrados funcionarios envueltos en casos de asesinatos como es el Ministro de Gobierno y Justicia en licencia, Daniel Delgado Diamante. Todavía hoy se sigue pidiendo Justicia para los asesinados, masacrados y desaparecidos de la Dictadura Militar y de la Invasión gringa del 20 de diciembre de 1989.

Ningún funcionario de éste ni de ningún Gobierno ha ido preso por delito alguno.&nbsp Los ladrones de cuello blanco, es decir, la mafiocracia imperante, gozan de absoluta impunidad.

Y como si fuera poco, incapaces de frenar la inseguridad ciudadana, se muestran más preocupados por imponer a tambor batiente los denominados decretos de seguridad, que buscan remilitarizar al país, criminalizar la protesta social, legalizar el sicariato y la persecución política.

Asimismo, pretenden imponer mediante el clásico MADRUGONAZO otros proyectos de leyes entre los meses de noviembre y diciembre, aprovechando que el pueblo está distraído en esta época de fin de año.&nbsp Nos referimos a leyes que se pretenden aprobar sin que se haya brindado la oportunidad de debatir ampliamente, como lo son los proyectos de leyes sobre el Presupuesto General del Estado, Salud Sexual y Reproductiva, Salud, Educación, Transporte y los ya mencionados Decretos sobre Seguridad, entre otros.

ESTA LUCHA ES DE TODOS

El pueblo sólo puede confiar en sus propias fuerzas y capacidades para enfrentar estas situaciones. Al Gobierno, a los partidos y políticos corruptos no les interesa resolver la situación de los pobres, ellos están enfrascados en una sucia campaña electoral para ver quien se hace del solio presidencial en el 2009 y sacarle mejor provecho a los consabidos negociados que se dan desde el Palacio de las Garzas.

Se trata de otra farsa electoral, de otro circo de engaños y mentiras para atraer a los incautos.&nbsp Al final, como ha sido hasta ahora, veremos a los mismos con las mismas de siempre: Los ricos haciéndose más ricos y disfrutando del reino de impunidad que ha impuesto la Mafiocracia, mientras el pueblo trata de subsistir en medio de la miseria y pobreza crecientes que lo ahogan.

Esta realidad sólo la podremos cambiar con conciencia, organización y una lucha tenaz del pueblo en las calles, en las comunidades, en los centros de trabajo y de estudio. Sólo construyendo Poder Popular y generando las condiciones para la autoconvocatoria por parte del pueblo de una Asamblea Constituyente Originaria con Plenos Poderes, estaremos sembrando las bases de un país realmente independiente y soberano y de una sociedad que erradique la corrupción y la impunidad, la desigualdad económica, la injusticia social y la falta de una democracia real para todos los panameños.

¡ESTA LUCHA NO ES DE UNO,

ESTA LUCHA ES DE TODOS!

&nbsp

¡SÓLO EL PUEBLO

SALVA AL PUEBLO!

&nbsp

¡SIN LUCHAS NO HAY VICTORIAS!

&nbsp

¡LA PELEA ES PELEANDO!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS