Manifiesto Día de la Tierra 2012 Extremadura

MANIFIESTO DÍA DE LA TIERRA 2012 EXTREMADURA
(CRISIS Y ENERGÍA)
Dice un proverbio chino que “Lo primero que hay que hacer para salir del pozo, es dejar de cavar”.
El inicio del fin de la energía fósil está en el corazón de esta crisis y a medida que los recursos se van agotando aumenta el colapso de la civilización industrial basada fundamentalmente en ellos, y el industrialismo tiene que enfrentarse con el agotamiento de esos recursos y con sus propios desechos. En la actualidad, una buena parte del mundo se ha convertido en un gran vertedero incontrolado.
La crisis energética está íntimamente ligada a la social y la económica y del tratamiento que logremos dar a una de ellas, dependerá el resultado de las otras. El sistema capitalista y el consumismo salvaje ha tocado techo dejando, como en situaciones anteriores, a la inmensa mayoría de los ciudadanos del mundo al borde del precipicio. La situación actual asusta, pero al mismo tiempo, si se consigue que los pasos obligados que se han de dar vayan en buena dirección, es también una oportunidad para reconducir lo gravemente equivocado de un sistema que se ha demostrado capaz de acabar con el planeta; una oportunidad para actuar de forma ejemplar en este oficio común que es vivir, respetando el medio que nos proporciona la vida. Así, el mayor reto que tenemos como especie racional que puebla el planeta, es la búsqueda del equilibrio entre nuestra supervivencia y la suya. Ésto, no dice que haya de hacerse renunciando a las nuevas tecnologías, Todo lo contrario: datos objetivos de técnicos y expertos en energía, demuestran y respaldan la viabilidad rentable y saludable de los recursos y las fuentes limpias. Los avances técnicos, son el resultado de investigaciones y estudios  financiados con nuestros impuestos y deben revertir en nuestro beneficio. Hablamos de verdades sencillas, claras, casi perogrulladas para la gente de bien con buenos propósitos, pero al parecer, auténticos galimatías para quien sólo comulga con los intereses económicos particulares de unos pocos, utilizando el poder político y legislativo como parapeto de la delincuencia legal que les permite impunemente, anteponer el capital a la seguridad del ciudadano, pretendiendo además, desacreditar la evidencia de los datos, como hacen con todo lo argumentado que no esté al servicio del capital.
Por ello, exigimos inversión y subvenciones en energías renovables, frente a la apuesta suicida por térmicas, refinerías y nucleares.
 
La formación y la información para ello, está al alcance de muchas personas a las que el sentido común nos indica que hay que parar y reencontrarse con la sabiduría de nuestra propia naturaleza para reflejarla y hacerla extensible en nuestros comportamientos, no sólo con nuestros congéneres sino también con el resto de especies y el medio que habitamos; las conciencias deben limpiarse de la manipulación urdida por el capitalismo y así, desde la interiorización que lleva inherente la puesta en práctica de actitudes saludables, lograr retomar esa educación básica que haga que el ser humano deje de mostrarse como especie que parasita y destruye su hábitat y recupere la relación inteligente y humanamente crecida, con el medio que nos envuelve. La situación obliga a ser altamente consecuentes y responsables ya que no hay lección pequeña o especializada cuando cada gesto es imprescindible para una forma de vida equilibrada. Hay que volver a recuperar lo natural desde la cuna y hacerlo fondo y forma de cada nueva persona  que se plante en este mundo.
(AVE)
Desde esta y otras muchas perspectivas, es obvio que entendamos que hay que echar el freno, entre otros muchos sin sentidos, al acelerado descalabro, derroche y mal uso del dinero público que supone la línea de Alta Velocidad: un medio de transporte elitista, útil para una minoría social que margina a un sector mayoritario de la población debido a su elevado coste de uso, pasando a ser sólo accesible a personas de un poder adquisitivo medio-alto y con unos costes de construcción y ecológicos altísimo (3.275€ por extremeño). Con una inversión muchísimo menor, podría acabarse con la situación de abandono y supresión física de la línea de tren convencional y hacerla práctica y socialmente rentable. La Alta Velocidad es un medio de comunicación entre grandes núcleos urbanos a nivel estatal y europeo que margina y utiliza como mero soporte físico los pueblos y las comarcas que atraviesa a su paso, facilitando la concentración y centralización de la actividad económica en un número reducido de grandes núcleos, con un debilitamiento de las áreas de menor potencia en beneficio de las áreas dominantes, lo que lleva a pensar que la Alta Velocidad responde a una demanda de movilidad de las grandes empresas multinacionales y no al conjunto de la población, ya que este tipo de infraestructuras son propias de un sistema económico y social basado en la producción ilimitada de mercancías, el consumismo salvaje y la voracidad de los recursos naturales que conduce a una acumulación de poder en muy pocas manos. Dato este, aún más relevante, si recordamos que esos factores tienen mucho que ver con las situaciones que han generado la crisis actual.
(REFINERÍA )
“Pensamos globalmente. Actuamos localmente”
La valentía de conocer y reconocer la situación en la que nos encontramos, obliga a pronunciarnos ante los despropósitos que pretenden dar continuidad en Extremadura a un modelo de desarrollo mal entendido en plena decadencia. Un gran número de Personas altamente cualificadas y sobresalientes en calidad humana, no están en partidos políticos y no estarlo, no priva del derecho y el deber de velar por los intereses comunes, demostrando como en el caso de la “Plataforma ciudadana Refinería No”, que no hay decisión política tomada que sea irrevocable, si va en contra de los intereses de un pueblo que sabe y se atreve a ejerce el derecho a pronunciarse, a oponerse, manifestarse, argumentar y luchar para ser escuchado; aireando al tiempo, el saludable recordatorio de que si los políticos no gobiernan en beneficio de los ciudadanos, no nos representan. En el presente, no ser un político nos sitúa en una posición de desprotección, hecho que dice más si cabe, de lo sobresaliente en calidad humana, generosidad y entrega desinteresada más allá de lo que no suponga el bien común, de todas las personas que ponen su esfuerzo, su resistencia y su entusiasmo al servicio de causas tan nobles como el de la oposición a la refinería en Tierra de Barros. Esta victoria, debe suponer también un reconocimiento al modelo de lucha ejemplarizante desde el que se ha desarrollado, para que sirva de referente a cuantos vivimos en el empeño de que la sensatez, las buenas prácticas y la justicia se implanten en este mundo.
(ATAQUES A ECOLOGISTAS)
Ante la desprotección, nos armamos con la lógica aplastante de nuestras reivindicaciones que les hace difícil, en muchas ocasiones, maquinar para maquillar sus corrompidas actitudes. Sin escrúpulos y en connivencia con la prensa a su servicio, tiran de portadas y titulares para atacar personalmente a compañeros. Sus medios de desinformación, reflejan un inmundo de mentiras, calumnias y atropellos, intentando trasladar la titularidad de sus bajezas a personas honestas, inteligentes y capaces. Ante esto, no debemos dudar en arropar al agredido para que salga más fortalecido y conseguir así, que el resultado del ataque sea justo lo contrario de lo pretendido, ya que es sobre ellos donde debe recaer la fuerza de la justicia y la opinión pública y no sobre activistas comprometidos que se enfrentan a años de cárcel por imputaciones falsas, gentes que dedican su tiempo y su sentimiento a intereses generales porque les late la responsabilidad de participar y velar por lo que quieren arrebatarnos, o sobre personas a quienes han lanzado cócteles molotov en su casa y no se han rendido…
(VALDECAÑAS)
Este grado de ruindad, dice mucho de los intereses particulares que tienen en juego y de la importancia de lo que nosotros debemos defender. En este sentido, es el complejo turístico “Isla de Valdecañas”, motivo de lucha y procedimiento abierto latente en la actualidad; condenado por dos sentencias judiciales que recogen su ilegalidad desde el comienzo, cuenta con nuestra repulsa porque entendemos, y así deberían hacerlo los representantes políticos de los extremeñ@s, que los recursos y el potencial natural de la región deben ser tratados en beneficio y/o desfrute de tod@s y no intentar adaptar la legislación para el “engorde” de unos cuantos particulares que se enriquecen con la construcción y la venta de suelo regional protegido, sin olvidar que este tipo de complejos para personal elitista, acaparan de forma desproporcionada bienes comunes escasos y vitales como el agua que precisan sus campos de golf y otros entretenimientos… reportando a cambio, no más que unos pocos puestos de trabajo servil de hace décadas, que aniquila, con el beneplácito de l@s representantes polític@s, la alternativa del buen uso, el aprovechamiento sostenible y la explotación de lo que debe suponer un beneficio real para el pueblo de Extremadura. 41 millones de fianza dictaminan que nos cueste la ejecución de una sentencia que nos da la razón, pero  lejos de rendirnos, seguimos batallando y desenmascarando la trama, porque LA TIERRA NO SE VENDE, LA TIERRA SE DEFIENDE (carajo!)
 
(CONCLUSIÓN)
Ellos, no dudan en legislar desde la obcecación y la irresponsabilidad, anteponiendo el capital a la seguridad y los intereses del ciudadano. Ellos, gustan de perfeccionar la técnica del engaño y la mentira, para arrebatarnos nuestros derechos sin que el rebaño apenas sospeche. Ante eso, os animamos a que os arméis con datos y argumentos asistiendo a las conferencias que realizan ponentes desinteresados y objetivamente formados, o incorporándoos a Asociaciones y Plataformas de personas libres y comprometidas, donde todos aprendemos de los demás, porque el conocimiento es uno de los mayores obstáculos para la manipulación.
Los ecologistas tenemos un análisis muy completo de la problemática global de nuestros días y nos pronunciamos y luchamos, porque además conocemos las alternativas que solucionarían en beneficio común.
No puede desvincularse nada, todo está relacionado, existe una conexión en todo y por ello, estamos seguros que la conciencia ecológica debe envolver la actuación, el modo, las formas y el visionado esperanzado, inteligente y comprometido de este ejercicio de responsabilidad e implicación ciudadana en el que estamos obligados a participar.
 
Representantes del poder político, legislativo y judicial:
Nos pronunciamos con la libertad de poder acercarnos a los gobiernos en paz. Ustedes están intervenidos, dirigidos, cegados. Nosotros somos lo mejorcito de la sociedad. Somos lo mejor que tenéis.  Hemos hablado, hemos dicho mucho en muchos meses de diálogo ejemplar, en un ejercicio de responsabilidad que muestra lo adulto y lo comprometido de la generación que habéis educado. Intentado también, que escucharan en el silencio de nuestra protesta, confiando en que fuese mucho más fuerte que la violencia. Los jóvenes Somos la generación límite y los niños son el límite de la generación límite y a ellos les va a tocar luchar mucho. Vosotros, los mayores, debéis ayudarnos a que esa lucha no se nos haga demasiado grande, a conseguir que nuestros derechos, ocupen el plano protagonista en nuestro escenario de vida. A que los pasos que se den, tengan en cuenta la Tierra que pisamos o no habrá planeta donde poder llevarlos a cabo.
Señores del gobierno:
nosotros y también algunos de sus hijos, estamos en las calles porque debemos protegernos de las crisis que han generado unos cuantos, con nombres y apellidos  y con la permisividad de los estados y que quieren extender y hacérnosla pagar a nosotros. Somos el futuro y el porvenir de esta Tierra. Tienen la obligación de cuidarnos y de escucharnos porque sus mentes adultas y adulteradas parecen haber perdido el norte; camuflan, maquillan y pervierten el significado que aprendimos en la escuela del concepto de libertad, de justicia, de igualdad, de fraternidad y de tolerancia y nosotros sentimos que defraudaríamos a los educadores si no defendemos lo que nos habéis dicho, hace más grande a una sociedad. No olviden que la política les obliga a tomar medidas en beneficio de la ciudadanía y no al contrario; que es ésta quien debe resultar protegida y ustedes tienen que tener la decencia y el coraje de plantar cara a los verdaderos responsables de este desastre y legislar para que se les pueda situar judicialmente donde corresponde porque ellos, señores del gobierno, son los delincuentes y no la ciudadanía.
Se trata  de nuestra vida y porque en nuestro país existe un potencial inmenso en  ENERGÍAS RENOVABLES, EXIGIMOS QUE DEJEN DE CAVAR PORQUE ES LA FORMA DE SALIR DEL POZO.
 
NOSOTR@S LO SABEMOS Y ELL@S TAMBIÉN. ELL@S DEFIENDEN SÓLO INTERESES PARTICULARES Y NOSOTR@S LUCHAMOS POR EL BIEN COMÚN DE LOS PRESENTES Y EL DE LAS GENERACIONES FUTURAS.
Y PORQUE EL MIEDO Y LA MANIPULACIÓN NO NOS PUEDEN, Y PORQUE LA FUERZA DE LA RAZÓN NOS IMPULSA:  VAMOS A  CONSEGUIRLO !!!!
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS