Manifiesto al país del XII Congreso Nacional

FEDERACION AUTENTICADE TRABAJADORES.

MANIFIESTO

El pleno del XII congreso Nacional Ordinario de la FAT, máximo organismo de dirección de esta organización de trabajadores, reunido los días 5, 6 y 7 de Marzo de 2010, donde han participado representantes de los sindicatos afiliados, así como representaciones de sindicatos fraternales; después deanalizar la situación nacional, expresa a la faz del país sus preocupaciones y consideraciones sobre el estado de cosas que a nuestro juicio están afectando de manera directa a la población en general y particularmente a los trabajadores de nuestro querido Panamá.

Con profunda preocupación hemos analizado la actuación del gobierno nacional en materia laboral, que a través de su ministra de trabajo y desarrollo laboral, licenciada ALMA LORENA CORTES, ha expresado un conjunto de opiniones que a nuestro juicio trastocan el libre ejercicio de la actividad sindical que aunado a decisiones de altos funcionarios de ese ministerio, tales como la retención de documentos para la tramitación de nuevos sindicatos impidiendo la creación de nuevas organizaciones sindicales; rechazo de pliegos de peticiones dejando a los trabajadores en total indefensión; manejo antojadizo de las reclamaciones de los trabajadores a favor de la patronal y la retención de los recursos del seguro educativo para educación sindical, son algunas de las actuaciones que violan de manera flagrante el derecho a organización sindical, contemplado en la Constitución Política de la República de Panamá, la legislación laboral y los convenios de la OIT, específicamente elconvenio 87 sobre libertad sindical y el convenio 98 de libertad sindical y derecho de negociación colectiva.

Este Congreso, de igual forma ha analizado el tema concerniente al ejercicio de las libertades ciudadanas y de participación en los debates de temas que afectan a los trabajadores, tales como las reformas fiscales que en la actualidad se debaten y que a resumidas cuentas, estas nuevas cargas impositivas serán trasladadas a la población aumentando el costo de la canasta básica y de los artículos de primera necesidad mermando el poder adquisitivo de los trabajadores y pueblo en general. Preocupa enormemente eltema de las reformas Constitucionales, que si bien es cierto son necesarias para dar mayores posibilidades de participación a la población en general, son conducidas por sectores gubernamentales, hacia el objetivo de la reelección presidencial, reafirmando la tendencia hacia la concentración del poder de parte del actual presidente de la de República.

Los delegados (as) vemos como el gobierno nacional bajo la excusa del combate al narcotráfico y la delincuencia ha emprendido una carrera armamentista de la policía Nacional, aumentado su pie de fuerza, creando bases militares y re articulando los cuerpos de seguridad, inteligencia y espionaje otrora usados por gobiernos militares para reprimir las protestas sociales, desaparecer dirigentes populares y sindicales y cortar los derechos del pueblo en general. Ello aunado al control centralizado de los órganos administradores de la justicia, el ministerio público y la corte suprema de justicia, que deja en entredicho una eficiente administración de la justicia.

Por otro lado, se presentan para la población panameña un sin número de problemas a los cuales el gobierno nacional no les presta atención, concentrando sus esfuerzos en actividades propagandísticas que no brindan respuestas a los múltiples problemas nacionales; nos referimos al problema de la educación que al inicio del año escolar encuentra las mismas dificultades de años atrás, coartando y restringiendo el derechos a la educación que tenemos todos los panameños. Al igual que el derecho que nos asiste en materia de salud, vivienda y demás aspectos sociales que son responsabilidad de los gobiernos y no para privilegiar a determinado grupo de poder.

Igualmente, expresamos nuestro rechazo de manera tajante a las acciones gubernamentales, que pretenden involucrar a nuestro país en conflictos de otras naciones tales como las recientes acciones militares en conjunto con el gobierno de Colombia; la creación de bases militares para la cooperación conjunta que violan la soberanía panameña y nos exponen a acciones de profundas repercusiones, que pueden llenarnos de luto y dolor a todos.

Consideramos de suma importancia para la paz social y la convivencia armónica, que nuestros gobernantes y sus principales voceros, asuman con mesura y prudencia sus responsabilidades a la hora de exponer sus puntos de vistas, evitando futuras consecuencias políticas, que puedan entorpecer los esfuerzos que hacemos todos los panameños para el fortalecimiento y participación en todos los ámbitos de la vida nacional, así como para la estabilidad que todas las naciones necesitan para su desarrollo.

Este congreso, después de revisada la situación expuesta, hace un llamado de atención al conjunto del movimiento obrero para enfrentar las graves amenazas que se ciernen sobre los trabajadores y detener las intensiones de oscuros sectores gubernamentales de coartar la libertad sindical; redoblar nuestra militancia en defensa de los derechos sindicales; articular propuestas que conduzcan hacia la consolidación de acciones unitarias, independientes y dispuestas al combate en defensa de la participación ciudadana, orientadas hacia el respeto de los derechos constitucionales de todos los panameños.

Dado en la ciudad de Panamá, a los Siete días del mes de Marzo de 2010.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS