Publicado en: 30 marzo, 2019

Manifestantes respondieron al llamado de la oposición en Haití

Por Prensa Latina

Cientos de manifestantes respondieron al llamado de la oposición en Haití y marcharon por las calles de esta capital para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moise.

La movilización, mucho más diezmada que en febrero pasado, también denunció la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos del país, a propósito de las recientes visitas a la nación caribeña del subsecretario de Estado de Washington, David Hale, y el congresista ultraderechista Marco Rubio.

Algunos portaban banderas rusas sobre sus hombros y pidieron la ayuda del presidente Vladimir Putin, ‘contra la dictadura feudal de Estados Unidos’, mientras proferían amenazas a su par norteamericano Donald Trump.

Fuertemente custodiados por la policía nacional, los manifestantes recorrieron las comunidades de Bel Air, Delmas, Bourdon, Laule y las zonas aledañas al Champs de Mars, principal plaza pública del país, aunque no pudieron llegar a la próspera barriada de Petion Ville, que en las recientes movilizaciones fue escenario de enérgicos disturbios.

Reiteraron las demandas de renuncia del gobierno e instauración de una administración transitoria, así como la celebración de un juicio por el archivo de Petrocaribe, que acusa a unos 14 exfuncionarios y empresas, relacionados con la malversación de más de dos mil millones de dólares provenientes del programa energético venezolano.

Las protestas, lanzadas por el ala dura de la oposición, conmemoraron el aniversario 32 de la conformación de la carta magna vigente, la primera tras el derrocamiento del régimen dictatorial de François y Jean Claude Duvalier en 1986.

Sin embargo, la convocatoria no detuvo el funcionamiento de la ciudad, como en movilizaciones anteriores, y centros escolares, comercios, la administración pública, gasolineras, transporte colectivo y otros prestaron sus servicios regularmente.

Esta manifestación es la cuarta que enfrenta el mandatario en menos de cinco meses, y surge en un contexto crítico en el orden socioeconómico y político, con la revocación del primer ministro Jean Henry Céant y el constante aumento de los precios de la canasta básica.

A pesar de las medidas gubernamentales dictadas el mes pasado para disminuir el déficit fiscal, expertos aseguran que los principales indicadores económicos están en rojo, lo que impacta negativamente en los hogares.

.

COLABORA CON KAOS