Manifestación en Iruñea en solidaridad con Palestina

Hoy, 24 de enero, alrededor de 2000 personas se han manifestado en Iruñea en solidaridad con Palestina, exigiendo responsabilidades por los crímenes sionistas, sanciones contra Israel y llamando a realizar un boicot al estado sionista. La necesidad de boicotear al estado de Israel ha tenido un protagonismo importante en la manifestación que ha acabado frente a la Delegación del Gobierno, como modo de expresar la responsabilidad que tiene el gobierno español en este tema. Ha acabado el acto llamando a no bajar la guardia y a seguir siendo solidarios con Palestina

Ha habido tres intervenciones, en árabe, euskera y castellano. La intervención en castellano ha sido la siguiente:

A medida que se aleja en el tiempo la agresión caliente de Gaza, decrece su presencia en las portadas de los diarios y parece que se vuelve a la rutina que esconderá la amarga realidad tras&nbsp un nuevo “proceso de paz” que, igual que los anteriores, desembocará en una nueva masacre.&nbsp

Gaza, en este cambio de año, ha supuesto un salto adelante en la sinrazón israelí. Ya no se trataba “solo” de robar la tierra palestina. Ha habido un ensañamiento con el pueblo palestino, culminación de las miles de agresiones, vejaciones, humillaciones diarias que viene sufriendo ese pueblo. ¿Qué sentido tiene avisar de los bombardeos a una población a la que se le niega el derecho a huir?. ¿Qué justificación militar puede tener la utilización del fósforo blanco? ¿o el bombardeo de las infraestructuras civiles?&nbsp Hemos sido testigos, aún en tercera línea, de una política de desagregación de un pueblo. Romper el paisaje físico y el paisaje humano. Matar las personas, las relaciones, las familias. Destruir lo construido. Reducir todo a la nada

Y los autores de todo esto tienen nombres y apellidos.&nbsp Conocemos sus caras. Peretz, Olmert, Barak, Livni, Netanyau, generales del ejército, aparecen casi a diario en los informativos de la TV.&nbsp Se informaba ayer en los periódicos de que el ejército israelí, preocupado por posibles denuncias judiciales, exige a sus mandos que informen a los tribunales militares israelíes sobre sus posibles viajes a Europa, dado que algunos de ellos podrían estar en “busca y captura” por algún tribunal europeo que habría aceptado las denuncias de las organizaciones humanitarias.&nbsp

Parece que el presidente del gobierno español no ha considerado oportuno esperar a ningún dictamen de ningún juez para ir a Israel a estrechar la mano aún sangrante de Olmert e incluso quedarse a cenar con él cuando aún están calientes los cadáveres de más de trescientos niños palestinos.&nbsp

Es decir que hablaba muy en serio cuando repetía insistentemente que consideraba al gobierno israelí “su amigo”. ¿Qué pensará el pueblo de Gaza de un amigo de Olmert, precisamente ahora? ¿Qué tipo de intermediación neutral se puede esperar de gentes que al día siguiente del crimen estrechan la mano del asesino? ¿No hay que romper con un antiguo amigo cuando se demuestra que, según dijo Zapatero, ha conculcado el derecho internacional humanitario? ¿No es hora, más que de estrecharle la mano, de llevarle a los tribunales?

Una semana después del “alto el fuego” se discute si se puede introducir, y en qué cantidades, la ayuda humanitaria. Que se “discuta” sobre este tema es algo que muestra a qué nivel se ha llegado. ¿En qué perjudica la paz de la zona que entren camiones con comida? ¿Cómo se puede pensar que mantener en una situación de miseria, de sufrimiento, de miedo a los niños gazauis va a arreglar algo?&nbsp De concesión en concesión, nuestros gobernantes, los de la UE y los de aquí, han llegado a aceptar como normales, como negociables, situaciones que son montones de horrores sobre montones de horrores.

No tenemos porqué seguir ese camino indecente. Debemos exigir responsabilidades por los crímenes que se han cometido. Que se están cometiendo. Debemos exigir de nuestros gobiernos que implementen sanciones contra el estado de Israel. Debemos boicotearle. No es un estado más de la comunidad internacional. Sigue siendo la hora de la movilización ciudadana. GORA PALESTINA.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS