El primer ministro maltés, Joseph Muscat, ha anunciado un acuerdo por el que Malta acepta el desembarco de los 65 migrantes rescatados por el buque humanitario ‘Alan Kurdi’ previo compromiso de otros países de la UE de acoger a estos migrantes.

«Tras contactos con la Comisión Europea y el Gobierno de Alemania, el Gobierno de Malta trasladará a los 65 migrantes rescatados del ‘Alan Kurdi’ a medios de las Fuerzas armadas de Malta y serán enviados de inmediato a otros Estados miembros de la UE», ha explicado Muscat a través de su cuenta en Twitter.

Además, el mandatario maltés ha subrayado que «ninguno de los migrantes se quedará en Malta» y ha apuntado que tres personas a bordo del ‘Alan Kurdi’ precisan atención médica urgente y que serán por tanto «evacuados de inmediato».

Muscat explica que «como reconocimiento a la buena voluntad del Gobierno de Malta, los Estados miembro de la UE también asumirán la mitad de los 58 migrantes rescatados en otra operación de las Fuerzas Armadas».

Sin embargo, ‘Sea Eye’, la ONG que gestiona el ‘Alan Kurdi’ ha destacado que solo saben de esta decisión por la prensa y que siguen «esperando instrucciones». «A bordo del barco no tenemos aún información de que las 65 personas rescatadas puedan desembarcar en Malta. Tomamos nota de las noticias de los medios de comunicación. Seguimos esperando instrucciones sobre la evacuación de las tres emergencias médicas», ha indicado la ONG en su cuenta en Twitter.

El barco ‘Alan Kurdi’ avistó una zodiac azul con 65 personas a bordo y procedió a rescatarlas. Se dirigió a la isla italiana de Lampedusa, pero las autoridades italianas le denegaron el acceso siguiendo la política de «puertos cerrados» del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini. «La Guardia de Finanzas vino en persona para entregar el decreto de Salvini: el puerto está cerrado», ha explicado Sea Eye.

Más tarde, ‘Sea Eye’ anunció un cambio de rumbo para dirigirse a Malta. Una portavoz de Sea Eye, Carlotta Weibl, ha explicado que no hay ninguna emergencia médica a bordo, pero los migrantes están «débiles». Hasta ahora Malta siempre ha aceptado el atraque cuando otros países se han comprometido a la acogida.

Por otra parte, el velero de rescate ‘Alex’ de la ONG Mediterranea Saving Humans ha podido desembarcar en Lampedusa a los 46 inmigrantes que transportaba tras atracar sin autorización en la isla italiana. Los migrantes han desembarcado y se encuentran ya en el centro de internamiento de migrantes de la localidad italiana, donde hay más de 200 internos pese a tener una capacidad para 97.