Madrid: defrauda que yo te sigo adjudicando negocio

Publicidad

La Consejería de Sanidad de Madrid continúa su política de adjudicación de servicios a empresas que defraudan al fisco. Nada mejor para potenciar estas prácticas, que premiar a dichas empresas con suculentos contratos. Oximesa (que forma parte de la multinacional Praxair) y Gasmendi SLU (comprada en 2012 por Air Liquid), son las empresas agraciadas con el contrato de 52 millones de € durante 2 años.

El sector de los gases medicinales ha estado controlado históricamente por una serie de multinacionales que actúan como un cartel, cuyo fin es reducir o eliminar la competencia, pactando los precios para hacerse con los contratos públicos en todo el estado. Tan es así, que la propia Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) se vio obligada a abrir recientemente un expediente sancionador a diez empresas del sector por supuestamente repartirse el mercado, acordar precios e intercambiar información en la licitación de contratos. Como no podía ser de otra forma, Oximesa y Gasmendi estaban entre las expedientadas.

Por otra parte, en 2011 Praxair reconoció que había defraudado al fisco español 146 millones. El escandalo se solucionó asumiendo dos directivos intermedios toda la culpa mientras la empresa pagaba 264 millones de € a Hacienda, logrando además exonerar a los miembros de su cúpula en EE UU.

Desde CAS creemos que sería necesario centralizar a nivel estatal la licitación y la compra de los gases medicinales, lo que permitiría abaratar costes aprovechando las economías de escala, al tiempo que se deberá de exigir la máxima transparencia y facilidad en el acceso público a todos los contratos.

Enlace web CAS Madrid.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More