México: Se montó celda represiva el 19 de noviembre en el Zócalo del Distrito Federal

A las organizaciones sindicales, sociales y políticas,

A los organismos de Derechos Humanos,

A los medios de comunicación nacionales y extranjeros,

Al pueblo mexicano,

Salud:

El viernes 19 de noviembre de 2010 diversas organizaciones integrantes del Congreso Social, entre ellas el Sindicato Mexicano de Electricistas, habíamos acordado la realización de una marcha mitin del Ángel de la Independencia al Zócalo, en el marco de la conmemoración popular del Centenario de la Revolución Mexicana.

Sin embargo, los herederos de Porfirio Díaz enquistados en el gobierno federal actual, han tomado por asalto todo el centro de la ciudad de México, y desde luego, el Zócalo capitalino con efectivos del ejército, la marina y la policía federal. Apostando personal militar y francotiradores en las azoteas de diversos edificios, disponiendo de Ministerios Públicos y acordonando toda la zona, impidiendo con ello, el ejercicio de nuestras libertades democráticas y atropellando nuestros más elementales derechos políticos y constitucionales.

Este despliegue policiaco militar refleja el infinito temor de la derecha gobernante a las manifestaciones del descontento popular, hastiados de una política económica que solo atiende a los intereses de la oligarquía y desprecia las necesidades y aspiraciones de los trabajadores y el pueblo. Pero ni las bayonetas ni los toletes podrán contener la ira y el enojo de millones de mexicanos, que ya se expresan a lo largo y ancho de nuestra patria.

Ante este atropello flagrante, las organizaciones sindicales, sociales y políticas convocantes a la marcha, entre ellas el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Sindicato de Telefonistas de la Republica Mexicana, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el Frente Popular Francisco Villa, la Organización Nacional del Poder Popular y el Movimiento de Liberación Nacional, hemos decidido actuar con total responsabilidad, y por tanto, no exponer a nuestros compañeros a una&nbsp celada represiva del régimen calderonista.&nbsp Ello no implica ceder el ejercicio de nuestros derechos políticos, pues no estamos dispuestos a que se siga acotando las libertades constitucionales, pero tampoco queremos ser el pretexto para justificar una represión generalizada contra el movimiento social.

Fraternalmente

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”

México D.F. a 19 de noviembre de 2010

Fernando Amezcua Castillo

Secretario del Exterior

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS