México: Preguntas al #Yo Soy 132 en Yucatán

 

Fuente: Por Esto!

La resistencia contra la imposición requiere una actitud extraordinariamente anti-sectaria y que privilegie en todo momento la unidad.

Paco Ignacio Taibo II lo señaló de esta manera el 18 de julio pasado en el Monumento a la Revolución en el DF y señaló también que “desde el simpatizante de la extrema izquierda hasta el social-demócrata más blandengue” pueden converger en este movimiento, siempre y cuando ambos digan “NO A LA IMPOSICIÓN”.

—La pinche raya esta clara, podrás ser tan blando como te dé la gana, pero aquí hay una pinche raya y la raya es “no a la imposición”, como la pases del otro lado traidor y a chingar a tu madre… No hay espacio para eso en el movimiento. Pero del otro lado bienvenidos, los que sean, liberales convencidos, compañeros que vienen de propuestas moderadas y tímidas que le tienen miedo a cualquier forma de acción directa, que hasta le sacan a ir a las manifestaciones “no vaya a ser que los vean sus vecinos”. No hay pedo, bienvenidos…, fueron las palabras del escritor, activista, historiador, que ha dado la cara por los intelectuales del país (http://www.youtube.com/watch?v=bJ2iQFAelCc&;feature=em-share_video_user).

¿Dónde está el Movimiento #Yo Soy 132 en Yucatán? Es la pregunta que surge cuando en el resto del país este movimiento se ha sumado a la lucha contra la imposición, ha participado en las marchas anti Peña Nieto, se ha unido a decenas de organizaciones más para frenar el fraude electoral que intenta hacer el PRI, ha participado activamente en la recolecta de firmas para la anulación de la elección y recientemente comandó la toma de Televisa en el Distrito Federal y en un buen número de ciudades del país.

¿Por qué a nivel local el #Yo soy 132 en Yucatán se ha desmarcado de estas actividades? ¿Por qué ha desaparecido de la escena pública mientras en el Facebook mantiene activa su página? ¿Por qué no ha apoyado las marchas contra la imposición ni la toma de Televisa?

Esta ausencia, la falta de explicaciones lógicas, la falta de acuerdos, divergencias y rompimientos hizo surgir el Movimiento Contra la Imposición en Yucatán, que ha asumido activamente, con sus jóvenes y no tan jóvenes, hombres y mujeres, la lucha local para frenar la imposición de EPN.

Los del Movimiento Contra la Imposición en Yucatán son quienes han salido a las calles, con sus mujeres en especial que destacan por su entusiasmo y con varios jóvenes que creen absolutamente en lo que hacen, en la seriedad de ello, apoyados por luchadores de larga trayectoria, incluso adultos mayores que hoy tienen una nueva vitalidad.
A pesar de la intensa lluvia día 27 de julio tomaron SIPSE, repetidora de Televisa, además de haber recolectado ya cerca de 5 mil firmas para la anulación de la elección, a pesar de que esto les haya valido la intimidación por parte de la policía en Mérida, así como agresiones en Kanasín por parte de priistas fanáticos.

Los acuerdos de la Convención Nacional Contra la Imposición, que se llevó a cabo en Atenco, han sido el eje rector del #Yo Soy 132 a nivel nacional y de otras organizaciones que se han sumado a la lucha contra la imposición. Recientemente el #Yo Soy 132 aprobó también en lo general los acuerdos de dicha convención, con lo que habrá distintas acciones en fechas próximas, como actividades por el natalicio de Emiliano Zapata, la entrega de un contrainforme al espurio Felipe Calderón Hinojosa en el Congreso el 1 de septiembre. El Movimiento Contra la Imposición en Yucatán trabaja ya en acciones paralelas, pero no el #Yo Soy 132 en Yucatán.

En todo el país se han llevado a cabo ya tres Mega Marchas en Contra de la Imposición; en un principio el #Yo Soy 132 a nivel nacional se desmarcó de la convocatoria para la primera marcha, pero apoyó y participó; luego se sumó a las marchas posteriores. A nivel local el #Yo Soy 132 en Yucatán no sólo se ha manifestado ajeno a la organización de estas marchas, sino que se ha negado a participar en ellas.

La última marcha convocada por el #Yo Soy 132 en Yucatán fue la del 4 de julio, en la que se rechazó la imposición, sí, pero en la que también algunos de este movimiento intentaron se mezclar el descontento de los jóvenes con un evento organizado por el PAN en la Glorieta de la Paz; puede que no sea relevante que el que esto escribe haya destacado lo anterior en la nota que en su momento hizo y con ello haya recibido los reclamos de un par de integrantes del movimiento, pero sí puede ser relevante que estos señalamientos hayan llegado a la página “#Yo Soy 132 Media”, la página de difusión del #Yo Soy 132 nacional (http://www.yosoy132media.org/contacto/envianos-tu-material/) a través de un estudiante del ITM y que el tema haya estado en voz de muchos jóvenes que prefirieron tomar otro camino.

Relevante también puede ser que dos días después, el 6 de julio, algunos integrantes activos del #Yo Soy 132 en Yucatán, mismos que reclamaron los señalamientos del reportero, hayan acudido al evento en el que el alcalde electo de Mérida, del PAN, recibió su constancia de mayoría y hayan intercambiado palabras e ideas por largo rato con los miembros de su equipo de campaña.

En parte por la inconformidad de lo sucedido, por divergencia de ideas y por mil razones más, se formó el Movimiento Contra la Imposición en Yucatán, el cual ha participado activamente en diferentes acciones, las más recientes la tercera Mega Marcha Contra la Imposición el día 22 de julio y la toma de SIPSE, filial de Televisa, el pasado día 27.
Este día 27 el #Yo Soy 132 en Yucatán optó por organizar lo que llamaron las primeras “Jornadas Olímpicas por la Democracia #YoSoy132” en el Parque de las Américas, ajenos a la toma de Televisa y a la carga simbólica que este hecho revistió.

Los del Movimiento Contra la Imposición han asumido que los tiempos que corren requieren de una lógica activo-reactiva, de acciones civiles de resistencia y presión, pero también de acciones por la vía legal recabando firmas que serán anexadas como pruebas supletorias al juicio de anulación promovido por el Movimiento Progresista ante el TRIFE, y no porque los jóvenes formen parte o simpaticen con este último movimiento, sino porque es la opción para ir por la vía de los tribunales.

Esta lógica activo-reactiva requiere también recabar pruebas de la compra de votos por parte del PRI y lo han hecho. Han recabado pruebas y firmas en la Plaza Grande, en el Eulogio Rosado, en el Pasaje de la Revolución, en Kanasín y repartiendo cientos de formatos para recabar firmas en distintas colonias.

El #Yo Soy 132 en Yucatán se ha mantenido hasta ahora al margen de estas acciones. ¿Se sumará a las próximas actividades que el movimiento a nivel nacional respaldará? Esto es importante pues se acerca la fecha en que el TRIFE debe resolver el juicio de impugnación que apoyan miles de jóvenes y de mexicanos. Sin duda, hay muchos temas pendientes, como la discusión misma sobre la democracia, la democratización de los medios y otros más, pero en este momento cabe recordar nuevamente a Taibo II para señalar que lo importante y el corazón de la lucha es frenar la imposición.

¿Qué pasa si unos cuantos administran el nombre del #Yo Soy 132 en Yucatán y su página en Facebook? ¿Y qué pasa si esos cuantos han decidido no participar en la lucha legal y civil en contra de la imposición? ¿Podrían desactivar entonces a decenas, tal vez cientos de jóvenes decididos a seguir la línea de este movimiento pues con él se iniciaron en la lucha organizada?

 

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS