México: Por gobiernos del PAN y PRI, en el lugar 100 educativo entre 144 países

 

1.  México es de los 10 países con mayor cantidad de habitantes y de territorio (el noveno o décimo país del mundo) pero en calidad de la educación, vergonzosamente, se encuentra en la posición 100 de los 144 países que fueron evaluados en el Reporte Global de Competitividad en el 2012, del Foro Económico Mundial (FEM), informó –sin bajar la cabeza, sin rubor- el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán GutiérrezY explicó con mayor detalle la situación: México se ubica en el lugar 71 si se mide la disponibilidad de científicos e ingenieros, en el 49 sitio si se compara con la calidad de las instituciones de investigación y 42 en lacolaboración de universidades con la industria. En lugar de estar en el décimo lugar estamos en el sitio 100.

2. No es un informe inventado, sino una verdad que la misma SEP reconoce. Según se informa de manera oficial, México se ubica por debajo de Chile, Panamá y Brasil en relación a otras naciones de América Latina, de acuerdo al estudio. El funcionario de la SEP, Tuirán Gutiérrez, explicó que la posición 100 se obtiene al evaluar la calidad del sistema educativo y el 124 si se trata de ciencias y matemáticas. Y así estamos en servicios de salud, empleo y seguridad, aunque el gobierno de Calderón diga que estamos muy bien. Por ello sería muy importante conocer la opinión del sindicato (el SNTE) y de la Coordinadora (la CNTE) para saber si esos datos publicados nos están informando de una realidad que esconden los gobiernos o son datos mentirosos.

3. Esta situación educativa del país es muy alarmante porque todos los mexicanos hemos pasado por ese tipo de educación que refleja que estamos por los suelos y que cualquier presunción que hagamos de nuestro país no tendría bases para sustentarla. ¿Cómo hablar bien de nuestras universidades y tecnológicos, de nuestra preparación académica, si venimos de bases educativas –sobre todo en ciencias y matemáticas- donde rondamos en los últimos lugares del mundo? Pareciera que los mexicanos que realmente han sobresalido se han debido a que han sido autodidactas, es decir, porque ellos mismo se han dedicado a estudiar e investigar. Con razón los maestros siempre se quejan de que los niños y jóvenes siempre llegan al siguiente curso, con retrasos en conocimientos.

4. Sería imbécil culpar a los de abajo, a los que nada determinan: a los profesores, a los estudiantes y los padres de familia, por el hecho de que México ocupe el lugar 100 en educación. Los únicos culpables son los gobiernos y el sistema político y social dominante. Son estos quienes determinan las políticas, los programas y todos los criterios que se aplican en educación. Lo único condenable de los maestros es ser muy disciplinados, muy sumisos, muy temerosos, muy obedientes, ser la correa de transmisión, de lo que ordenan las autoridades; así también es condenable de que cuando se han decido a luchar para que la situación de la educación se componga, no hayan sido consecuentes para mandar al basurero a sus dirigentes y autoridades.

5.  ¿Por ello –para enseñar experiencias de su gobierno, para demostrar cómo se debe gobernar sin ser enjuiciado- becaron durante un año a Felipe Calderón en la Universidad de Harvard? Imagínese: México en el lugar número 100 en educación, pero sus presidentes (Salinas, Zedillo, Calderón) en los niveles universitarios más altos codeándose con los expresidentes y políticos más brillantes del orbe. Realmente es inexplicable. ¿Será que precisamente por los bajísimos niveles educativos del país cualquiera nos pueda gobernar y lucirse? La realidad es que ilusamente pensé que Calderón sería el primer expresidente de la República detenido y enjuiciado; que tras él vendrían Fox, Zedillo y Salinas con multitud de acusaciones de saqueo, corrupción, asesinatos. Peor, imposible

6. Estoy seguro –porque no creo en los milagros- que el sexenio de Peña Nieto que se iniciará en unas cuantas horas, será igual de pésimo que los anteriores. Estoy convencido que a quien designe Peña en Educación tendrá que subordinarse a Esther Gordillo –la cacique sindical del Sindicato (SNTE) desde 1989- y aguantarle sus exigencias.  Toda la estructura de directores de escuela, inspectores de zonas, directores de educación en los estados  y muy altos funcionarios de  la SEP, está muy bien controlada por la cacique magisterial. Sí, la Gordillo es muy corrupta y funesta, pero los gobiernos de la República pueden someterla si ellos son capaces para hacer otras propuestas; pero si designa a funcionarios tontos e ignorantes la doña seguirá controlando todo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS