México. Feminicidio. «Todas somos Ali»

Comunicado de Prensa
Alí Dessiré Cuevas Castrejón, estudiante de Letras Clásicas de la UNAM, poeta, feminista que formaba parte de una colectiva, estaba comprometida con todas las causas por un mundo más justo. Nació el 19 de septiembre de 1985,&nbsp estaba por titularse y contaba en su haber con varios poemas publicados. Acababa de cumplir 24 años la mañana del 20 de septiembre pasado cuando, Osvaldo Morgan Colón, el hombre que supuestamente la amaba, quien fue su novio durante casi un año, le asestó 25 puñaladas en su cuerpo, y luego intentó suicidarse. Los testigos presenciales, quienes estaban aún en casa del asesino después de la fiesta de cumpleaños, llamaron a la ambulancia primero y a la policía después.

En este momento, el feminicida se encuentra en el Reclusorio Norte, donde se le dictará sentencia. Antes de que la policía llegara al lugar de los hechos, las y los reporteros gráficos de los diarios sensacionalistas arribaron con cámaras y tomaron fotos de los cuerpos, así como de los testigos presenciales, fotografías que fueron publicadas con notas inventadas por esos reporteros. Estas y estos reporteros gráficos obtuvieron la nota del día y pasaron por encima de la dignidad de Alí Cuevas a quien criminalizaron de haber iniciado una pelea. Por supuesto, los dichos de esos diarios amarillistas son sólo mentiras. Una vez más, ante el feminicidio, la criminalizació n de la víctima.

La manera en que Alí Cuevas murió es un feminicidio más y muestra cómo ninguna está fuera de peligro, ninguna sabe si el enemigo está en casa. El feminicidio es el asesinato de mujeres por el simple hecho de ser mujer. La violencia ejercida contra las mujeres forma parte de un hecho social y político de enorme impacto y trascendencia, no sólo en México, sino en el mundo entero, como parte de la educación sexista contra las mujeres, y que tiene incidencia también en el abuso a niñas y niños.

Al menos tres mujeres son asesinadas diariamente en el Estado de México, Veracruz, Chiapas, Guerrero, el DF, Chihuahua, Oaxaca, Sonora, Baja California y Morelos, respectivamente. Fuentes no oficiales indican que en los últimos 10 años han sido asesinadas por lo menos 10 mil mujeres en todo el país, muchas de ellas a manos de su pareja. Según datos del Servicio Médico Forense, del año 2004 al 2009 el Distrito Federal saltó del lugar séptimo al primero en el número de asesinatos de mujeres.

El feminicidio no debe quedarse sólo en cifras.Debemos denunciarlo como parte de una política de control contra las mujeres. La violencia contra las mujeres es una forma de control social. Además, la crisis económica y la inestabilidad política desatan la violencia y las principales víctimas son las mujeres.

Queremos que la memoria de Alí Cuevas no sea sólo una cifra, como no lo deben ser los asesinatos de mujeres. Queremos que la memoria de Alí Cuevas no sea una nota más de la prensa sensacionalista, como no lo deben ser los asesinatos de mujeres. Ni cifra, ni nota amarillista. El feminicidio es un asunto político y social.
&nbsp
El próximo 10 de octubre, en el marco de la Feria del Libro en el Zócalo capitalino, a partir de las 11 de la mañana, haremos una serie de actividades para denunciar estos hechos, para denunciar, una vez más, el feminicidio, porque basta ya.
&nbsp
Convocamos a que asistas a estas actividades en memoria de Alí, y en memoria de todas las asesinadas por el simple hecho de ser mujeres.
&nbsp
El amor no mata
&nbsp
El príncipe azul No existe, El macho violento SÍ
&nbsp
Si tocan a una nos tocan a todas
&nbsp
No estás sola… Denuncia
No permitas ninguna clase de violencia
NO MÁS VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Alí Somos Todasalisomostodas@gmail.com


TAN INSUFICIENTE
Patricia Karina Vergara Sánchez

Esta es mi furia, color verde ocre, amarga.

Esta es mi rabia, que punza, inclemente.

Que se ofende contra estas letras indignas.

Palabras torpes para nombrarlas.

Por que Du’a, era muy joven y estaba sola.

Eran cuarenta, cincuenta hombres que la rodearon.

La golpearon, arrancaron su ropa, lanzaron rocas a su rostro.

Porque cuando dejó de respirar, ellos gritaron triunfantes.

Grabaron en video, con teléfono celular,

el hilillo de sangre que corría sobre el pavimento.

Porque Sali era una viajera, con su andar libre por la tierra.

Pero ese hombre hirió su cuerpo y detuvo su paso en el tiempo.

Porque hace tres días Alí fue asesinada.

Usó un cuchillo contra ella, ése, que decía amarla.

Porque Iris tenía siete años cuando se la llevaron.

Porque su madre encontró el cuerpecito de su niña

en un bote para basura.

Esta es mi furia tonta; mi rabia negra, roja, que no basta.

Porque son, porque somos, demasiadas.

La cercanas, las que están lejos, las amigas, las cómplices,

las que hacen, las que rompen, las compañeras y las que no.

Porque es una muerte infame.

Tres minutos indignos en el noticiero de hoy.

Un par de días, la indiferencia, la injusticia absoluta.

Quién fuera el aullar resonante en todo espacio acústico.

Quién que llame en el viento, con voz potente,

a todas las que nos faltan: A Marisela, a Leticia, a Marcia, a Sara.

Hasta que nadie pueda negar la escucha.

Hasta que nadie pueda continuar viviendo, como si nada hubiera ocurrido.

Quién fuera el puño que se estrelle contra la roca, poderoso, incansable.

Quién que grabe, imborrable, a golpe de presente constante,

los nombres de Victoria, de Emilia, de Martha, de Jasmín, de Natalia.

Quién la fuerza para el combate contra el olvido.

Quién el castigo a todos los malditos.

Sin embargo, respiro esta furia

Sin embargo, me alimento de esta rabia

Por que este oficio de escribana a penas alcanza,

para este humilde dar testimonio de la pesadilla cotidiana.

pakave@hotmail. com
&nbsp
&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS