México: Auto de formal prisión para el acusado de asesinar a Brad Will

Tras tres intentos fallidos, impugnados por la defensa, esta semana fue dictado por el juez encargado del caso el cuarto auto de formal prisión contra Juan Manuel Martínez Moreno, integrante de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), acusado de matar al camarógrafo estadounidense Brad Will en 2006.

La decisión del juez Salvador Cordero Colmenares se produce a pesar de que el único presunto testigo de los hechos, Alfredo Feria Pérez, nunca ha aclarado si realmente vio a Martínez cometer el asesinato, aduciendo que conoce los hechos porque “se lo contaron”.

A mediados del año 2008, el Congreso estadounidense puso en duda la continuidad de las ayudas destinadas a México a través del Plan Mérida debido a la falta de garantías en el respeto a los Derechos Humanos en este país. A este respecto, uno de los temas que apareció en la agenda estadounidense fue el del esclarecimiento del asesinato de Brad Will. Mientras el entonces Secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, declaraba que no se aceptarían condiciones venidas del país del norte, pocos meses después era detenido Juan Manuel Martínez Moreno, acusado del asesinato del camarógrafo estadounidense colaborador de Indymedia, a la vez que eran involucrados en el caso otros integrantes de la APPO.

El auto dictado en esta semana, por otro lado, es impuesto días después de que el Congreso de los EUA apruebe la entrega de un paquete de 420 millones de dólares como parte del Plan Mérida y que se suman a los 400 y 300 autorizados por el Congreso en 2008 y 2009 respectivamente. Después de esta decisión, sólo restan 280 millones de dólares para alcanzar los mil 400 millones de dólares prometidos a México en 2007.

A ello hay que sumar el mandato establecido por el Congreso estadounidense a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, para que presente en 45 días un informe acerca de cómo el gobierno del presidente mexicano, Felipe Calderón, está atendiendo las denuncias por violaciones de los derechos Humanos cometidas por el ejército y la policía. Informe en el que el caso de Brad Will tiene dedicado un apartado especial.

Asesinatos e impunidad

El 27 de octubre de 2006, paramilitares, policías y sicarios al servicio del gobierno de Ulises Ruiz Ortiz tirotearon varias barricadas simultáneamente en diferentes puntos de la ciudad de Oaxaca y poblaciones cercanas, dando por resultado un número aún no precisado de asesinatos. Uno de ellos, y tal vez el más conocido, fue el del periodista independiente Bradley Roland Will, quien filmó a sus ejecutores mientras recibía varios impactos de bala en el municipio de Santa Lucía del Camino.

Tras el asesinato de Brad Will, el día 28 de octubre, el entonces Presidente de la Republica, Vicente Fox Quesada, ordenó el envió de las fuerzas federales de apoyo para recuperar el control de Oaxaca, que se mantenía en insurrección desde 5 meses atrás; la entrada de las tropas de la Policía Federal Preventiva (PFP) se iniciaría al amanecer del 29 de octubre, con violentos enfrentamientos ese día y que continuarían hasta casi un mes después,&nbsp saldándose en varios asesinatos más que sumaron el número de al menos 26 homicidios documentados, ejecutados por fuerzas policiales y paramilitares al servicio del gobierno local y federal. Hasta el momento ninguno de estos hechos han sido investigados, por lo que ningún miembro de la fuerza pública, funcionarios del gobierno, o integrantes de los grupos ilegales responsables de los asesinatos han sido inculpados o vinculados con los actos de violencia.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS