Més de 2.230.000 persones voten el 9N en un acte massiu de desobediència (cat/cast)

Una jornada que passarà a la història. Així es podria resumir el que s’ha anomenat com a “procés de participació”. Durant tot el dia 2.236.806 persones, segons dades de la Generalitat, s’han acostat a algun dels més de 1.300 col·legis arreu de Catalunya. La consulta de la doble pregunta ha registrat una alta participació que ha provocat llargues cues a la gran majoria de centres.

Segons les dades que ha donat a conèixer la Generalitat de Catalunya a quarts de tres de la matinada, la xifra de participació ha arribat a 2.236.806 persones amb el 96.80% de l’escrutini. D’aquestes el 80,76% (1.806.336) ha votat pel Sí-Sí; el 10,09% (225.659) pel Sí-No; el 4,54% (101.601) pel No; el 0,97% (21.787) pel Sí-En Blanc; el 0,56% (12.538) en blanc i «altres» ha arribat fins al 3,08% (68.885). Al referèndum per l’Estatut de Catalunya de l’any 2006, van votar un total de 2.570.478 persones, d’un cens de 5.202.291.

Per vegueries els resultats han estat els següents: Barcelona 1.406.771 vots, 77,57% pel Sí-Sí, 12,48% pel Sí-No i 5,24% pel No; Girona 251.419 vots, 87,75% pel Sí-Sí, 5,20% pel Sí-No i 2,75% pel No; Catalunya Central 208.647 vots, 88,24% pel Sí-Sí, 5,23% pel Sí-No i 2,66% pel No; Tarragona 159.863 vots, 81,82% pel Sí-Sí, 8,03% pel Sí-No i 5,20% pel No; Lleida 126.204 vots, 85,55% pel Sí-Sí, 6,51% pel Sí-No i 3,30% pel No; Terres de l’Ebre 60.347 vots, 85,41% pel Sí-Sí, 5,94% pel Sí-No i 3,58% pel No; Alt Pirineu i Aran 23.555 vots, 84,97% pel Sí-Sí, 6,31% pel Sí-No i 3,24% pel No.  

Llargues cues i pocs incidents 

Les llargues cues i les cares d’emoció han estat les constants durant tot el dia. Més de 2.230.000 de persones s’han rebel·lat contra les amenaces del govern espanyol i han protagonitzat el que probablement és l’acte col·lectiu de desobediència a Catalunya més massiu de tota la història. Des de primera hora del matí, l’emoció envaïa els centres de votació a través d’aplaudiments i persones, moltes d’elles d’avançada edat, que s’emocionaven en poder exercir el seu dret a vot, deixant sense efecte la suspensió de la jornada decretada pel Tribunal Constitucional.

La jornada s’ha desenvolupat gairebé total tranquil·litat. Només l’ha trencat diversos incidents aïllats protagonitzats per grups ultres i feixistes. A Cunit per exemple, quatre militants de les joventuts del grup ultradretà Democracia Nacional han entrat al migdia al punt de votació desplegant banderes espanyoles i cridant «Ser español és un orgullo» i «Viva España». Per altra banda, els Mossos d’Esquadra han confirmat la detenció de cinc ultres que han assaltat el punt de votació de l’Institut d’Hostaleria i Turisme de Girona. També ha estat detingut per una ordre de cerca que tenia pendent un dels neonazis que es manifestaven a Cardedeu. Per la seva banda, l’acte ultra de La España en Marcha davant la seu de la Delegació del Govern espanyol a Barcelona ha aplegat tan sols una cinquantena de neonazis, que han acabat l’acte amb la crema d’estelades i cantant el «Cara el sol». A última hora, a Cardedeu han desallotjat un col·legi quan s’estava fent el recompte i ha aparegut un sobre amb pols blanca i un text amenaçador. Malgrat que s’ha activat el protocol químic, i després d’aïllar les persones que havien entrat en contacte amb el sobre, no ha tingut més conseqüències.

Per altra banda a Pera i Púbol, Baix Empordà, ha tingut lloc una acció de protesta quan diverses veïnes han retirat les plaques de la plaça de la Constitució que han batejat com a plaça Catalunya i plaça Major, respectivament. L’alcalde d’aquests dos pobles, que formen un mateix municipi, Josep Pi, ha explicat a l’Ariet que l’any 2004 es van declarar moralment exclosos de la Constitució i que mantenir el nom era incoherent. “Avui aprofitem la consulta per fer aquest acte simbòlic”, ha explicat Pi.

Malgrat aquesta xifra de participació, el Govern central no ha donat «cap validesa» a les dades ofertes per la Generalitat i en una compareixença del Ministre de Justícia, Rafael Catalá, ha qualificat el 9N com un acte “de pura propaganda” i ha recordat que el Ministeri Fiscal ho està investigant.

Cal recordar que encara queden quinze dies per continuar votant i tancar definitivament les dades de participació i resultats.

Enllaç amb l’article

 

———

Más de 2.230.000 personas votan el 9N en un acto masivo de desobediencia

Una jornada que pasará a la historia. Así se podría resumir el que se ha denominado como “proceso de participación”. Durante todo el día 2.236.806 personas, según datos de la Generalitat, se han acercado a alguno de los más de 1.300 colegios en todo Cataluña. La consulta de la doble pregunta ha registrado una alta participación que ha provocado largas colas a la gran mayoría de centros.

Según los datos que ha dado a conocer la Generalitat de Cataluña a las dos y media de la madrugada, la cifra de participación ha llegado a 2.236.806 personas con el 96.80% del escrutinio. De estas el 80,76% (1.806.336) ha votado por el Sí-Sí; el 10,09% (225.659) por el Sí-No; el 4,54% (101.601) por el No; el 0,97% (21.787) por el Sí-En Blanco; el 0,56% (12.538) en blanco y «otros» ha llegado hasta el 3,08% (68.885). Al referéndum por el Estatuto de Cataluña del año 2006, votaron un total de 2.570.478 personas, de un censo de 5.202.291.

Por *vegueries los resultados han sido los siguientes: Barcelona 1.406.771 votos, 77,57% por el Sí-Sí, 12,48% por el Sí-No y 5,24% por el No; Girona 251.419 votos, 87,75% por el Sí-Sí, 5,20% por el Sí-No y 2,75% por el No; Cataluña Central 208.647 votos, 88,24% por el Sí-Sí, 5,23% por el Sí-No y 2,66% por el No; Tarragona 159.863 votos, 81,82% por el Sí-Sí, 8,03% por el Sí-No y 5,20% por el No; Lleida 126.204 votos, 85,55% por el Sí-Sí, 6,51% por el Sí-No y 3,30% por el No; Tierras del Ebro 60.347 votos, 85,41% por el Sí-Sí, 5,94% por el Sí-No y 3,58% por el No; Alto *Pirineu y Aran 23.555 votos, 84,97% por el Sí-Sí, 6,31% por el Sí-No y 3,24% por el No.

Largas colas y pocos incidentes

Las largas colas y las caras de emoción han sido las constantes durante todo el día. Más de 2.230.000 de personas se han rebelado contra las amenazas del gobierno español y han protagonizado el que probablemente es el acto colectivo de desobediencia en Cataluña más masivo de toda la historia. Desde primera hora de la mañana, la emoción invadía los centros de votación a través de aplausos y personas, muchas de ellas de avanzada edad, que se emocionaban en poder ejercer su derecho en voto, dejando sin efecto la suspensión de la jornada decretada por el Tribunal Constitucional.

La jornada se ha desarrollado casi total tranquilidad. Sólo lo ha roto varios incidentes aislados protagonizados por grupos ultras y fascistas. En Cunit por ejemplo, cuatro militantes de las juventudes del grupo ultraderechista *Democracia Nacional han entrado a mediodía en su punto de votación desplegando banderas españolas y llamando «Ser *español es un *orgullo» y «Viva *España». Por otro lado, los Mossos d’Esquadra han confirmado la detención de cinco ultras que han asaltado el punto de votación del Instituto de Hostelería y Turismo de Girona. También ha sido detenido por una orden de busca que tenía pendiente uno de los neonazis que se manifestaban en Cardedeu. Por su parte, el acto ultra de La *España en *Marcha ante la sede de la Delegación del Gobierno español en Barcelona ha reunido tan sólo una cincuentena de neonazis, que han acabado el acto con la crema de *estelades y cantante lo «Cara el solo». A última hora, en Cardedeu han desalojado un colegio cuando se estaba haciendo el recuento y ha aparecido un sobre con polvo blanco y un texto amenazante. A pesar de que se ha activado el protocolo químico, y después de aislar las personas que habían entrado en contacto con el sobre, no ha tenido más consecuencias.

Por otro lado a Pera y *Púbol, Baix Empordà, ha tenido lugar una acción de protesta cuando varias vecinas han retirado las placas de la plaza de la Constitución que han bautizado como plaza Cataluña y plaza Mayor, respectivamente. El alcalde de estos dos pueblos, que forman un mismo municipio, Josep Pino, ha explicado al Ariete que en 2004 se declararon moralmente excluidos de la Constitución y que mantener el nombre era incoherente. “Hoy aprovechamos la consulta para hacer este acto simbólico”, ha explicado Pino.

A pesar de esta cifra de participación, el Gobierno central no ha dado «ninguna validez» a los datos ofrecidos por la Generalitat y en una comparecencia del Ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha calificado el 9N como un acto “de pura propaganda” y ha recordado que el Ministerio Fiscal lo está investigando.

Hay que recordar que todavía quedan quince días para continuar votando y cerrar definitivamente los datos de participación y resultados.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS