Médicos andaluces, en huelga este martes

Agencias

En cuanto a los servicios mínimos decretados por la Junta, la resolución del SAS, a la que ha tenido acceso Europa Press, apunta al cien por cien de aquellos servicios que habitualmente se presten en un día festivo, ampliando a los tratamientos oncológicos y tratamientos a los pacientes no hospitalizados que precisan radioterapia, quimioterapia y diálisis.

   Si se cumple lo declarado por los encuestados, unos 15.000 galenos secundarían así este paro de 24 horas, que tiene como principal reivindicación «no la ampliación en sí de la jornada laboral a las 37,5 horas semanales, sino a la discrecionalidad del SAS en cómo la llevará a cabo», según ya dijo el presidente del SMA, Gerardo Ferreras.

   En concreto, desde el SMA sostienen que el aumento de jornada «no sólo implica más pérdida retributiva» al reconvertir horas de guardia en hora ordinarias debido a esas 2,5 horas semanales de más, sino una merma en la calidad, «ya que muchos de los eventuales estructurales que antes se contrataban al cien por cien de la jornada laboral ahora pasarán al 75 por ciento».

   De acuerdo con los resultados de este sondeo, el 18,36 por ciento de los facultativos no sabe aún lo que hará para la jornada de este martes, mientras que el 14,65 por ciento ya ha manifestado que no secundará esta huelga.

   Otra de las conclusiones es que los encuestados más jóvenes son los que en mayor porcentaje manifiestan su intención de acudir a la huelga. En tercer lugar, los encuestados que realizan guardias afirman que acudirán a la huelga en mayor porcentaje que los que no están realizando guardias.

   La última conclusión es que son los encuestados residentes los que muestran el porcentaje más alto de apoyo a la huelga convocada, llegando hasta el 74,31 por ciento.

LA ENCUESTA

   La encuesta se realizó una parte en papel y el resto online, utilizando la herramienta Google Gocs, a la que podían acceder los facultativos mediante un enlace que se les facilitó por diferentes medios y con la colaboración de diferentes organizaciones médicas.

   Durante poco más de dos semanas se han recibido un total de 1.051 encuestas válidas, siendo «insignificante» el número de encuestas defectuosas y que no se han podido usar finalmente. Según el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada, han llegado encuestas desde todas las provincias andaluzas, siendo el mayor número desde Granada (386), a la que le sigue Sevilla (201) y Málaga (190). Las provincias con menor número de encuestas recibidas han sido Jaén y Almería.

   En el informe de conclusiones cabe destacar también que, Vicente Matas, del Sindicato Médico de Granada, recuerda la decisión del Gobierno, entre las medidas de ajuste para salir de la crisis, de incrementar la jornada laboral ordinaria de los empleados públicos hasta las 37,5 horas semanales, y que para los médicos en la mayoría de los servicios de salud «esta medida se está traduciendo en un incremento de la jornada de 2,5 horas a la semana pero sin suponer mayor pérdida retributiva».

   En Andalucía, añade el informe, la aplicación de la medida está causando para la mayoría de los facultativos una nueva merma retributiva «y lo que es más grave, un drástico recorte de jornada (del 25 por ciento o más) y retribuciones (hasta más del 40 por ciento) para los facultativos eventuales o directamente el ‘despido’ (por no renovación de contrato) de muchos de ellos».

   Además, alude a la discriminación en la forma de aplicarse el aumento de jornada, si se compara con otras categorías dentro del propio SAS (no sufren merma retributiva) o con otros empleados públicos de la Junta de Andalucía, que pueden incrementar su jornada entre las 7,30 y las 15,30 horas o bien una tarde a su elección de lunes a jueves, también sin consecuencias económicas, o con médicos de otras comunidades autónomas que pueden compensar este incremento de trabajo que se les exige en jornada ordinaria.

CACM

   Por su parte, el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) ya ha mostrado recientemente su apoyo a esta huelga y se ha mostrado además «convencido» de que el derecho a la huelga «se realizará por parte del colectivo médico compaginándose, al máximo, con el derecho a la asistencia y la atención que nuestros enfermos merecen, cuyos intereses son siempre y en cualquier situación prioritarios para el colectivo médico».

   Igualmente, se han referido a la necesidad de «garantizar el mantenimiento de los parámetros de calidad» del sistema sanitario «frente al peligro que supone la aplicación de estas medidas de recorte, que tan seriamente le están afectando».

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS