Los verdaderos criminales fueron el gobierno colombiano y los militares

los militares y el gobierno colombiano"

estudiante mexicana, quien sobrevivió al ataque ilegal que el Ejército colombiano realizó el primero de marzo en territorio ecuatoriano, aseguró que »cada vez está más clara de las políticas belicistas de Álvaro Uribe Vélez. Puedo dar testimonio de que es un gobierno (…) que no respeta los derechos humanos, es un gobierno fascista, un gobierno criminal».

La estudiante mexicana Lucía Morett, quien sobrevivió al ataque ilegal que el Ejército colombiano realizó el primero de marzo en territorio ecuatoriano, acusó este jueves al Gobierno del presidente Álvaro Uribe, de aplicar "políticas belicistas" y de no respetar los Derechos Humanos dentro de su territorio. En entrevista exclusiva ofrecida a TeleSUR, aseguró que "cada vez está más clara de las políticas belicistas de Álvaro Uribe Vélez. Puedo dar testimonio de que es un gobierno (…) que no respeta los derechos humanos, es un gobierno fascista, un gobierno criminal".

Explicó que su regreso a Ciudad de México se lo debe a las luchas del pueblo y de los estudiantes mexicanos, quienes han "exigido que se haga justicia para que yo pueda volver aquí", dijo Morett. Con respecto a las denuncias que recibió de sectores de derecha de ese país, explicó que tales acciones se realizaron "sin ninguna base,
sin ningún sustento real, con pruebas que no son consistentes porque algunas son basadas en argumentos periodísticos sin base".

Insistió en que le parece "increíble" que como víctima se le quisiera criminalizar, cuando "los verdaderos criminales fueron los militares y el Gobierno Colombiano". Dijo que en su regreso a México, además de concluir su proyecto de tesis que adelantó mientras se refugió en Nicaragua para optar por su título como Licenciada en Literatura Dramática y Teatro, realizará otras actividades en función de exigir justicia para sus cuatro compañeros que murieron en el ataque.

Informó que realizará "otras actividades de denuncia de todo lo que allí ocurrió y exigirá justicia y castigo a todos los culpables materiales y a los intelectuales de la masacre del primero de marzo (..) En cualquier momento alguien puede atentar contra mi vida, por supuesto que sí y no descartaría en ningún momento que fuera alguien de parte del gobierno de Colombia, paramilitarismo" , señaló.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ofreció la residencia y la ciudadanía nicaragüense a Morett, después de los agravios a su integridad ocasionados por la operación del Ejército colombiano, en la que murió el entonces portavoz internacional de la guerrilla, Luis Edgar Devia, conocido como "Raúl Reyes", y 25 personas más, entre ellos los cuatro estudiantes mexicanos.

Colombia, desde la fecha hasta este viernes, no ha respondido por esas muertes.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS