Los veraneos del Partido Popular en Miami Vice

Atrás queda los tiempos del ministro franquista Fraga, bañador en ristre con el embajador estadounidense en Palomares, animando las excelencias de un baño nuclear, ahora los herederos de Don Manuel prefieren mares más cálidos para veranear y parece ser que también para negociar.

En uno de los listados remitidos a la Fiscalía Anticorrupción se recogen algunos de los trayectos realizados por algunos de los protagonistas de la presunta trama corrupta que afecta al principal partido de la oposición.

Consta el viaje a Miami fechado el 18 de abril y realizado por Francisco Correa, por el alcalde de Boadilla Arturo González y por José Galeote, concejal del mismo ayuntamiento entre 1995 y 2003, y padre del eurodiputado Gerardo Galeote.

José Galeote ha asegurado que el alcalde alardeaba de “comprar en Miami y tener muchas propiedades” y según los registros de la propiedad, no va descaminado porque ya acogían nombres idénticos a los de Correa y similar al de alguna de sus empresas, en concreto, hay un Special Events Catering sito en el 0018 Commercial Condominium.

Pero es a partir de esos viajes que empieza a quedar constancia de compras realizadas por personas con nombres iguales a los del alcalde de Boadilla y de algunas de sus personas de su confianza. Según el informe remitido a los fiscales, hay al menos nueve propiedades registradas a nombre de Arturo González en Miami. Si fuera cierto que pertenecen al regidor, sumarían un patrimonio de más de 2.200.000 dólares.

Esa estancia en EEUU demostraría el vínculo, en el que González ha mantenido una considerable distancia, entre Correa, el conseguidor, y el alcalde. No sólo porque el primero cargó con los gastos de toda la estancia, sino porque el localizador del billete de aquel trayecto es el mismo para los tres viajeros y eso indica que lo pagó una misma persona.

El 30 de noviembre, González Panero y su mujer, Elena Vilarroya, se desplazaron hasta Miami con su amigo Javier del Valle, de la empresa Renta 4, su esposa Victoria Ruiz de Velasco y su hijita de apenas un año. Medio año después, el 14 de julio de 2003, el alcalde y Francisco Correa coincidieron de nuevo.

En la Florida para comprar una casa te piden como identificación una licencia de conducir o una dirección de correo y esto es lo último que dieron para las compras, pero hay una sospechosa coincidencia y es que una mujer con el apellido de la esposa de Correa, María C. Rodríguez, figure con una dirección, 5953W 28 Ave, que es la que después utiliza un tal Arturo González como comprador.

Cuando la policía le pregunta por sus señas en Miami, González da una falsa 111W 45 Place.

El alcalde del mayor caladero de votos del PP, parece que prefería otros mares para pescar, porque sino la pregunta que uno se hace es ¿para que compraba tanto en la Florida?.

La realidad siempre supera la ficción y en estos momentos de tanta reposición en la televisión con éxitos de los ochenta, parece que la serie Miami Vice vuelve con éxito de audiencia, en el Partido Popular tienen buen banquillo de actores para interpretar tantos papeles.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS