Los vecinos de Carabanchel luchan por la memoria histórica: piden retirar la calle a Muñoz Grandes para llamarla Marcelino Camacho

Alrededor de 40 asociaciones, sindicatos y partidos políticos han convocado una manifestación este sábado para pedir al Ayuntamiento que aplique el cambio de nombre aprobado el pasado mes de abril

Una demanda de la Fundación Francisco Franco provocó que un juzgado de Madrid paralizara el acuerdo del Ayuntamiento de la capital dirigido por Manuela Carmena

Se trata de sustituir “a un asesino que luchó con Hitler” por un vecino del barrio que “luchó por las libertadess, por los derechos y por la democracia”

Los vecinos de Carabanchel se manifestarán este sábado, y lo harán para solicitar al Ayuntamiento de Madrid que aplique de manera urgente el cambio de nombre de la calle actualmente denominada Paseo de Muñoz Grandes, ubicada en el barrio de la capital. En su lugar, pasará a llamarse Marcelino Camacho.

Los organizadores de la manifestación han detallado que la convocatoria se produce meses después de que el Ayuntamiento de la capital aprobara este cambio, junto con el de otras 52 calles de reminiscencia franquista. “El cambio fue aprobado hace meses, pero está paralizado por una denuncia de la Fundación Francisco Franco”, explica Pedro Casas, portavoz de la Asociación de Vecinos de Carabanchel. “Es insólito que el Ayuntamiento no pueda ejercer su su función”, lamenta.

Después de que la propuesta fuera aprobada el pasado mes de abril con el apoyo de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos y la abstención del PP, la entidad franquista recurrió la decisión argumentando que era “ilegal” por no tener amparo en la Ley de Memoria Histórica “de marcado contenido ideologizante” y “que se estaba aplicando de forma sectaria y revanchista por muchas administraciones para negar hechos históricos o cambiar el curso de la historia”. También entendían que se “enaltecía” a los participantes en las represiones del Frente Popular y que suponía, de llevarse a cabo el cambio de nombre de las 52 calles, vías y plazas del callejero propuesto por el equipo de gobierno de Manuela Carmena, “un fortísimo impacto económico para los ciudadanos madrileños superior a los 55 millones de euros”.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 23 de Madrid decretó la suspensión cautelar de la medida aprobada, y la condicionó a que la Fundación deposite 60.000 euros de garantía. Por el momento, la situación no ha cambiado ni un ápice, y por eso los vecinos del barrio han decidido salir a la calle para expresar sus demandas.

La marcha tendrá lugar a las 12 horas del mediodía y partirá de la glorieta del ejército. Tras recorrer la calle de la polémica, la concentración terminará en el cruce con la calle General Ricardos, donde se leerá un comunicado y tomarán la palabra familiares de Marcelino Camacho. A la convocatoria se han sumado un total de 44 plataformas sociales –como la Asociación de mujeres de Carabanchel Alto o la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto–, sindicatos –CCOO y UGT– y partidos políticos –como Podemos e Izquierda Unida– que apoyan la causa de la defensa de la Ley de Memoria Histórica.

Sustituir a un “fascista” por un “ilustre vecino de Carabanchel”

“No es normal que siga habiendo calles con el nombre de este hombre, que es un asesino que lucho junto a Hitler”, denuncia Gonzalo Aróstegui, vecino de Carabanchel. “Fue un militar fascista y golpista”, añade. Y lo cierto es que Agustín Muñoz Grandes fue un militar que no solo tuvo su importancia en la Guerra Civil española sino que, además, participó en la Segunda Guerra Mundial como miembro de la División Azul. En 1962 fue nombrado por Franco vicepresidente del Gobierno, lo que le convirtió en una de las figuras más importantes de la dictadura.

En cambio, “Marcelino Camacho fue una persona que luchó por las libertades y por la democracia”, recuerda Aróstegui. “Vivió en el barrio y pasó parte de su vida en la cárcel de Carabanchel”, añade.

Camacho fue el primer secretario general de CCOO entre 1976 y 1987, y diputado del PCE —formación a la que se afilió con 17 años— por Madrid entre 1977 y 1981 y, precisamente, este año 2018 se conmemora el centenario de su nacimiento. Por ello, CCOO, IU y el PCE organizarán diversos actos de homenaje a su figura, a la que definen como metalúrgico, comunista y sindicalista.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/01/25/los_vecinos_carabanchel_luchan_memoria_historica_piden_retirar_calle_munoz_fuentes_para_llamarla_marcelino_camacho_74505_1012.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS