Los técnicos de Hacienda se rebelan y exigen investigar al rey

Publicidad

La examante del rey emérito, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, sacudió hace unas semanas la Casa Real con sus declaraciones y las conversaciones telefónicas con el comisario Villarejo implicando a Juan Carlos en un supuesto blanqueo de dinero en cuentas suizas. La empresaria, además, mantiene que en el caso Nóos, quien daba las instrucciones era su amante, de quien dijo, en una conversación que ella presenció, que «Llamó y dijo que por favor pusieran en un contrato de 100.000, un contrato de un millón. Y yo estaba a su lado«.

Hace sólo unos días, el juez de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, archivó la pieza llamada «Carol» asegurando que no había ni datos ni documentación que pueda probar las afirmaciones que hizo la alemana sobre el rey emérito. Pero hay quien no está dispuesto a esconder la basura bajo la alfombra y hacer como si nada y exige que se investigue la supuesta irregularidad económica llevada a cabo por el anterior monarca. Ni más ni menos que el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda, el Gestha.

Quieren ir hasta el final y esclarecer si Juan Carlos mantiene bienes y cuentas opacas en Suiza en las grabaciones entre Corinna y Villarejo: «ni Hacienda llevó a cabo ninguna investigación propia, ni el juez envió a Suiza ninguna comisión rogatoria«, expone el secretario general del sindicato de técnicos, José María Mollinedo, a Infolibre. «Corinna dice en esas grabaciones que el rey emérito tiene cuentas en Suiza a nombre de su pariente Álvaro de Orleans, y que Álvaro de Orleans es quien paga vuelos privados con una determinada compañía de jets. Pues pregúntese a la empresa de jets cómo se han pagado esos vuelos«, ha dicho, de manera rotunda.

Los técnicos consideran que Hacienda puede abrir su propia investigación después del archivamiento y que si se acredita que el rey emérito es el verdadero titular de las cuentas suizas y no les ha declarado, se le puede perseguir judicialmente, «y el delito fiscal atribuible si lo que cuenta Corinna es cierto aún no habría prescrito a día de hoy, menos aún si la cuota defraudada superase los 600.000 euros, que desde 2013 se califica como delito agravado y prescribe no a los cinco sino a los 10 años». Que Juan Carlos no esté tan tranquilo navegando como ha hecho este fin de semana con su hija que todavía le pueden buscar las cosquillas. «Suerte» que su hijo le mantiene el sueldo de 194.232 euros… para hacer no se sabe exactamente qué…

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More