Los Técnicos de Hacienda avisan de que las subidas de impuestos no serán las últimas

Publicidad

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) avisan de que las nuevas medidas fiscales anunciadas por el ministro Cristóbal Montoro sólo supondrán un “primer paso” hacia más subidas fiscales durante la actual legislatura. Aunque respaldan el aumento impositivo, entienden que es sólo una primera fase para reducir el déficit público, que inevitablemente “tendrá su continuación el próximo año”, a no ser que se refuerce realmente la lucha contra el fraude y la evasión fiscal.

En concreto, Gestha señala que este primer paquete de medidas fiscales representa apenas un 9,5% de la recaudación diferencial de casi 54.000 millones que separa a España con la media ponderada de la Unión Europea. Sobre este diferencial, los técnicos explican que España recauda por el IRPF 17.673 millones menos; 5.000 millones menos por las rentas del capital, 4.346 millones menos por el Impuesto sobre Sociedades, 512 millones menos por tabaco y alcohol y 247 millones menos por los diferentes impuestos medioambientales.

Además, los Técnicos de Hacienda recuerda que en lo que respecta al Impuesto de Sociedades no hay aumento de la carga impositiva, sino simplemente se difieren a los próximos años las posibilidades de compensar bases imponibles negativas y deducciones para evitar la doble imposición, con lo cual los 4.300 millones que ahora se ingresan, se dejarán de ingresar en el futuro. Por tanto, se trata de medidas de simplemente coyunturales para cumplir el objetivo de déficit.

Como ya señaló el colectivo, desde el inicio de la crisis la recaudación por Sociedades se ha hundido un 55%, desde los 44.823 millones recaudados en 2007, lo que supone una pérdida acumulada de ingresos en los últimos ejercicios de 173.000 millones de euros.

Por otra parte, Gestha respalda la subida de 850 millones en los impuestos de tabaco y bebidas alcohólicas, pues estas subidas suelen reducir el consumo y se relacionan con la mejora de la salud pública. En ese mismo sentido, este aumento de la recaudación se verá disminuido en el tiempo, al igual que sucederá con el nuevo impuesto sobre bebidas carbonatadas y azucaradas.

En el caso de los refrescos, España recoge así las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en las que urgía a los países a gravar estas bebidas en beneficio de la salud de los ciudadanos. Por lo tanto, los Técnicos ven en estas medidas una forma de fomentar hábitos saludables entre la población, más que una manera de reducir el déficit.

Agencias/Prensa

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More