Los ‘sueldazos’ del metro y bus de Barcelona: 50 directivos se repartieron 60 millones en la década de la crisis

Por Arturo Puente / El diario

Entre 2007 y 2016 más de un centenar de cargos de TMB percibieron salarios de más de 70.000 euros y una cúpula de una veintena de directivos cobraron por encima de los 100.000 euros

Medio centenar de directivos de TMB, la empresa pública de metro y bus de Barcelona, se repartieron 60 millones de euros entre retribuciones directas y complementos entre los años 2007 y 2016. Esta cincuentena de personas formó una cúpula directiva numerosa y con salarios situados, de media, por encima de los 110.000 euros. Según la crisis se recrudecía, la empresa fue recortando los sueldos más altos, pero no así el volumen total de gasto salarial, que incluso se expandió.

eldiario.es revela por primera vez los nombres y salarios completos durante la década de la crisis de los jefes de la empresa de metro y bus, que depende del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), una entidad supramunicipal que engloba a 36 municipios y presidida por la alcaldesa de Barcelona. Este diario ha podido acceder a las cantidades percibidas por estos directivos gracias a una petición de transparencia, que la empresa cumplió parcialmente en junio de 2017, pero que quedó paralizada durante varios meses por el recurso de varios de estos directivos al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Según los datos oficiales, en la punta de la pirámide retributiva se situaron los sueldos cobrados por tres directivos cuyos salarios, al inicio del ciclo analizado, sobrepasaron ampliamente los 200.000 euros. Fueron el exalcalde de Gavà, Didac Pestaña (PSC), quien percibió 1,48 millones de euros en total entre 2007 y 2014, cuando se jubiló; Albert Busquets i Blay, quien sumó 1,45 millones de euros hasta 2013; y Constantí Serrallonga, que en 2007 tuvo una retribución de 210.222 euros pero que abandonó la compañía el año después para fichar por la multinacional Tradisa.

También en esta cúspide se sitúa Jorge Carles-Tolra, director de relaciones institucionales, que sumó 1,44 millones brutos en los 10 años analizados. Justo por debajo aparecen Jaume Tintoré, con 1,37 millones de euros; Ramón Rosell, con 1,31; y Francisco de Asís González, con 1,3 brutos entre 2007 y 2016. En el siguiente gráfico puede verse la evolución salarial de los 15 mayores ‘sueldazos’ que ha repartido la compañía en cada uno de los años.

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) es una empresa que, más que por los sueldos excepcionalmente altos, destaca por la gran cantidad de personas que ocupan puestos de dirección y responsabilidad. Ya en 2007 había un centenar de personas que cobraban más de 70.000 euros brutos anuales, entre salario y complementos, que en 2016 se convirtieron en más de 120. La evolución salarial durante esta década ha ido encaminada a moderar los ‘super-sueldos’, pero la masa salarial de los directivos ha crecido por el aumento de muchos de estos sueldos que se sitúan en la frontera en torno a los 90.000 euros anuales. Con todo, siempre ha habido una veintena de personas con sueldos de alta dirección, sobrepasando los 100.000 euros.

Quitando las personas que se jubilan, TMB tiene una altísima permanencia de sus directivos. De la cincuentena de cargos que percibieron en total un millón de euros o más durante la década de la crisis, casi la totalidad cuentan con largas trayectorias, que pueden sumar hasta más de tres décadas.

Respecto a los récords salariales, todos ellos se produjeron durante la primera parte de la crisis, entre 2007 y 2011. Además de los citados, Jordi Pomarol percibió 169.000 euros el primer año analizado, Jordi Nicolás hasta 162.000 en 2010, o Sebastián Buenestado, que obtuvo hasta 158.000 en 2013. Los salarios más altos se moderan ostensiblemente en 2014, cuando salen de la compañía tres de los directivos mejor pagados.

En este aplicativo diseñado por StoryData pueden buscarse los nombres, puestos y retribuciones de todos los directivos que han percibido más de 70.000 euros en TMB: 

Una dirección piramidal y escalonada

La fotografía salarial de la cúpula ofrece también un reflejo preciso de la forma en la que se estructuró la dirección de la empresa TMB. Lo primero que hay que saber es que, bajo el nombre comercial de Transportes Metropolitanos de Barcelona, en realidad hay dos empresas: una para el metro (Ferrocarrils Metropolitans de Barcelona) y otra para el bus (Transports de Barcelona). Ambas han contado históricamente con una parte importante de la plantilla contratados fuera del convenio ordinario de los trabajadores, aunque después de 2016 esa situación, en el caso de Transports, ha cambiado bastante obligados por los tribunales.

En el grupo de los trabajadores fuera de convenio, que en el último año analizado llegaban a casi 600 personas, hay hasta cinco grupos. En el primero de ellos se hallan las personas que forman parte del Consejo de Dirección, lo que para la empresa son directivos. Esta cúpula ha estado formada por una veintena de personas, siempre con sueldos por encima de los 100.000 euros salvo alguna excepción. Desde 2016 además la empresa publica los nombres y sueldos de estas personas en su portal de transparencia.

El siguiente escalón es el grupo dos, donde se encuentran los directores y responsables. Para la empresa, estos no son directivos, aunque en muchos casos pueden cobrar como tal. Por ejemplo, tomando como referencia el año 2015, de las 52 que formaban parte del grupo dos en metro o en bus, 36 de ellas tenían retribuciones por encima de los 100.000 euros.

Ya en el grupo tres encontramos una categoría correspondiente con responsables técnicos y jefes de unidad. Siguiendo con el ejemplo de 2015, en ese año de los casi 200 trabajadores que se encontraban en el grupo tres, una cincuentena cobraba entre 70.000 y 96.000 euros. A partir de este grupo, aún quedarían dos las categorías profesionales por debajo, ya con sueldos mucho más moderados, que oscilaban en 2015 entre los 45.000 y los 70.000 euros anuales, complementos incluidos.

En el siguiente buscador, diseñado por StoryData, pueden comprobarse las retribuciones máximos de cada uno de los directivos, a partir de los 70.000 euros anuales.

La dificultad de la transparencia

Desde que los trabajadores denunciaran a través de sus sindicatos durante la huelga de 2016 los disparados salarios de los directivos y la opacidad que mantenía sobre ellos la empresa, TMB ha tenido en la transparencia uno de sus principales caballos de batalla políticos. Tal y como reconocía la concejala de movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Mercedes Vidal, “hacer transparente TMB no es sencillo”, debido entre otras razones a la estructura empresarial, los intereses partidistas o la inercia histórica.

Entre otras cosas TMB ha tenido una relación muy cercana con varios partidos, hasta el punto de que, en 2016, cinco de los 21 miembros del consejo directivo había ocupado antes algún cargo con PSC o ICV. También se ha detectado cierta endogamia familiar en la contratación, por ejemplo en el hecho de que de los 163 directivos que llevaron al organismo de Transparencia ante los tribunales por pretender que publicasen sus salarios, al menos 27 tenía familiares directos trabajando en la empresa.

Pese a esto, en los últimos años la empresa ha hecho avances importantes en relación a su plantilla. Debido a una sentencia judicial para la empresa de bus, buena parte de empleados los fuera de convenio han ido pasando ya a puestos ordinarios, poniendo sus salarios dentro de la escala común. En el caso del metro, en cambio, se está a la espera de una resolución judicial en el mismo sentido que aclare la situación de sus trabajadores fuera de convenio. Fuentes de la empresa indican que se ha preparado el terreno, sobre todo por lo que respecta a los grupos cuatro y cinco, ante la posibilidad de que llegue el momento de su integración al convenio.

TMB también ha hecho público este año un documento en el que actualiza la tabla salarial de su cúpula directiva. Un documento que muestra que en los últimos dos años los miembros del Consejo Directivo se han reducido en número, pasando de 21 a 17, por lo que también se ha reducido la cuantía total de los sueldos en torno al 10%. Con todo, la empresa ha declinado ofrecer datos actualizados sobre las retribuciones e identidades actuales de las 120 personas que más cobran en la empresa, por lo que este diario no ha podido comprobar la evolución de las nóminas de los cargos que estaban al mando en 2016.

https://www.eldiario.es/catalunya/barcelona/sueldazos-Barcelona-directivos-reparten-millones_0_881562467.html

 

COLABORA CON KAOS