Los servicios secretos suizos a la orden de Uribe

6

La última jugada del régimen, que ya no es una improvisación sino una forma de vida, es hacerse la victima. Primero arremetido contra los dos enviados, de los países mediadores, para silenciar toda la información que ellos poseen del régimen y de la última operación donde se compró la liberación de Ingrid Betancourt. Ahora, acaba de demandar ante los organismos de inteligencia suizo un supuesto plan de atentado, contra la sede de su embajada en Berna o de su misión permanente en Ginebra, acusando de ello, a los refugiados colombianos en Suiiza. Así engenérico, a los refugiados colombianos en Suiza.

Resultado, los servicios secretos suizos están 'visitando', orden de allanamiento en mano, a todos los refugiados colombianos.

Ya van dos casas 'visitadas', llegan decentemente a la casa, muestra las ordenes de allanamiento, proceden a llevarse los computadores, toman fotos a las pancartas, miran el tipo de literatura que se consume en casa. Cuando se les indaga sobre el motivo, la afirmación es que el gobierno colombiano tiene miedo de un atentado a sus sedes en Suiza.
&nbsp
Pero las razones, son más inquietantes, los servicios secretos se llevan los computadores personales portátiles, memorias, y los&nbsp computadores de uso domestico. Fácilmente, el gobierno colombiano, puede acceder a la información de los computadores, pues es contraparte de un proceso judicial.
Esta información personal, como direcciones de familiares en Colombia si el gobierno accede a ella, se pone en peligro la vida de familias enteras de los refugiados colombianos. Los responsables de esto, serán las autoridades suizas, que aún sabiendo, el nivel de criminalidad del Estado se presta a este juego delictivo que busca, entre otras cosas, presionar a las familias en Colombia, para evitar las denuncias que los refugiados hacen desde los diferentes países en que se encuentran.
&nbsp
Aquí asistimos a un método de bajeza, de lo más vil. Al gobierno colombiano le ha dado mucho éxito, ante la imposibilidad de capturar a opositores políticos o en su defecto a miembros de la insurgencia, el gobierno le dedica mucho esfuerzo, bajo la seducción y compra con dadivas, o la coacción o terror contra las familias de opositores al régimen, para minar la unidad familiar, romper con los lazos de consaguinidad y además presionar a familiares para que se conviertan en canales de traición, delación, deserción y otras practicas.
&nbsp
Con este paso frente al gobierno suizo, el gobierno colombiano, no sólo pretende judicializar al enviado de Suiza, señor Jean-Pierre Gontard, acusándolo de colaborar con las FARC-EP sino también, extender la seguridad democrática al extranjero, declarando una vez más al exilio, objetivo militar. El gobierno se presenta como victima, para lograr invadir la privacidad de los refugiados, intentar un poco de presión a los mismos, que evite las actividades de denuncia que estos hacen ante la comunidad internacional.
&nbsp
El resultado de éste paso será un fracaso más del régimen narcoparamlitar colombiano. Los refugiados han manifestado que no se callarán y que contrario al efecto deseado por el régimen la protestas seguirán con más ahínco.
&nbsp
Pierden su tiempo, los servicios secretos suizos al prestarse a este juego,&nbsp nada que contengan nuestros computadores es ilegal.
Nuestras armas, la palabra, la pancarta, el mitin, la denuncia, el comunicado, el articulo, y sobre todo, seguiremos sirviendo de caja de resonancia de los miles de hombres y mujeres, asociaciones, sindicatos, organizaciones barriales, universitarias, y populares que nos alimentan día a día con la información cotidiana que produce el terrorismo del estado colombiano, y de la resistencia a ese terrorismo, que desde el pueblo se ejerce con dignidad y decoro, muy a pesar de ese reinado del delito, que es el régimen colombiano.
&nbsp
Que el narcorégimen tomen nota. La denuncia alrégimen continuará, ya nos privaron de nuestra patria, de nuestros amigos, familiares, compañeros y camaradas y ahora, no nos despojarán de eso que nos mantiene vivos: La denuncia del terrorismo del estado colombiano.
&nbsp
Prometemos seguir denunciando la verdadera esencia del régimen mafioso y&nbsp narcoparamilitar que reina en Colombia.

Reiteramos nuestro compromiso con la Patria Grande, y con la lucha digna de esos hombres y mujeres que decidieron un día, oponerse a la tiranía de la oligarquía mafiosa y paramilitar.&nbsp &nbsp