Los salarios frenan su crecimiento en todo el mundo y caen en España e Italia

Publicidad

La Organización Internacional del Trabajo señala que Reino Unido, Italia, Grecia y España son los únicos países de la UE donde se ha producido un descenso de los salarios reales desde el comienzo de la crisis, en 2008.

El crecimiento mundial de los salarios descendió en 2017 en todo el mundo, según los datos de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), publicados ayer en el Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019. La OIT refiere que el año pasado se registró la tasa de crecimiento de salarios reales —descontada la inflación— más baja desde 2008 y solo el empuje hacia arriba de China contuvo una caída que en Europa tiene a España e Italia como sus principales artífices. En ambos países se produjo un descenso de los salarios reales con respecto a las cifras de 2016.

La OIT adopta las estadísticas del INE para su base de datos de salarios, que sitúa la media mensual en 1.900 euros, solo dos euros por encima de las cifras de 2016, eso sí, sin contar con el aumento de la inflación. Es un descenso del 1,8%, el mayor en el continente tras el de Kazakhstan (-2,1%), Grecia (-3,5%), Turkmenistan (-5,9%) y Azerbaijan (-6,4%).

Junto a Reino Unido, Italia y Grecia, España está entre el puñado de países donde se ha producido un descenso de los salarios reales desde el comienzo de la crisis, en 2008. Se trata de un retroceso del 0,3%.

El informe señala que los salarios crecieron un 1,3% el año pasado en Europa. Un crecimiento menor que en 2016, cuando el aumento fue del 1,6%. El informe señala la diferencia entre el mayor aumento de la productividad laboral (del 17%) y los salarios reales (13%), y relaciona este hecho con el hecho de que la participación del ingreso del trabajo en los PIB nacionales esté por debajo de los niveles que existían en la década de los 90.

BRECHA DE GÉNERO

El informe publicado el 26 de noviembre, está enfocado a explicar y analizar las causas de la brecha salarial de género. Una brecha que, no obstante, es “inexplicable” en el caso de la economía española, “especialmente en el extremo superior de la distribución salarial”.

Uno de los detalles que reseña la OIT es que “se observa un patrón común en los mercados de trabajo de todo el mundo: a medida que pasamos de los salarios por hora más bajos a los más altos, la proporción de mujeres disminuye, en algunos casos de manera acusada”. No obstante, en el caso español hay factores diferenciales, que determinan el nivel alto de brecha salarial. En concreto, la OIT refiere que, al igual que en Bulgaria o Polonia, el trabajo a tiempo parcial no deseado es determinante en el cálculo de las diferencias salariales, al contar ese trabajo a tiempo parcial como no deseado o involuntario.

No obstante, España se sitúa por debajo de la media de los países de altos ingresos en nivel de brecha salarial. En concreto, las mujeres cobran de media un 14,9% menos que los varones —y la media de los países de ingresos altos es de un 15,7% menos por hora de trabajo—, aunque la brecha se hace notar especialmente en el sector privado —las mujeres cobran un 18,1% por el mismo trabajo— y se disminuye por la mayor igualdad entre trabajadoras y trabajadores del sector público, donde el escalón se sitúa en el 9,1%.

www.elsaltodiario.com/salarios/salarios-detienen-crecimiento-mundo-caen-espana-italia

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More