Los retratos de Sonia LLera

Publicidad

Un amplio sector de los intelectuales en España tiene un denotado compromiso con países que son habituales zonas de conflicto. Naciones como Irak, Líbano, Palestina o El Sáhara forman parte de ese prisma de miradas. Estas acciones se traducen en una renovada implicación que va desde las brigadas de solidaridad y cooperación, hasta la realización de acciones culturales o humanitarias, como: www.rumboagaza.org de importantes dimensiones internacionales en la que varios grupos de solidaridad españoles, tienen una significativa presencia.

En esta plural relación, el cine documental ha contribuido a conformar un permanente retrato de actualidad y renovación sobre estos escenarios, con obras que han sido construidas por cineastas de varias generaciones y provincias de la geografía española. Nombres como Alberto Arce, Eva Legido Quigley, David Segarra, Javier Corcuera, Arturo Cisneros, Gustavo Gil, Laura Arau, Carlos Lapeña, Sebastián Talavera entre muchos otros, han sembrando un gran árbol audiovisual que se suele acuñar como: la memoria del pasado reciente.

A esta filmografía de importante valor histórico, ha contribuido -en esta última etapa- la realizadora Sonia Llera, quién ha hecho un aparte sobre el drama de los palestinos y los saharauies con dos documentales que forman parte de la serie: Retratos en los confines del mundo, aspirando a presentar en nuestra pantalla fílmica renovadas visiones de zonas y temas convulsos, distantes de nuestra mirada occidental, habitualmente cautivadas por los anaqueles de imperturbables marcas de ropas, zapatos, complementos o coches de gama alta.

Dentro de esta serie destaca el filme, Los hijos del Sáhara, una pieza de atinada reconstrucción con matices cronológicos montada desde los íconos de la historia, que la autora va desempolvando por los entresijos de esta verdad presente, donde se implica –de manera muy particular-, cargando con su encuadre ante la responsabilidad del gobierno español por la dilatación de esta brecha, ante una necesaria y definitiva solución de este conflicto. Su cámara discurre por los parajes del Sáhara profundo, hilvanando con testimonios e imágenes de archivo, un discurso que cala desde la autenticidad de una lectura imprescindible, con trazos periodísticos que son sus claves narrativas para hacernos participes de su verdad.

Su marcha por los asentamientos del Sáhara, discurren bajo una gama de testimonios que van desde los líderes de esta gesta, hasta la mirada y la voz de mujeres, músicos, escritores y personas de los más diversos oficios que contribuyen a completar la envoltura de la verdad ante el desierto informativo. Sonia Llera destruye los parajes de la arena y el silencio, haciendo un aparte sobre el genocidio marroquí, con un collage de fotos que develan la brutalidad de su ejército, grabadas como huellas que pasan a formar parte esencial de la memoria ante tanto silencio. Su mirada fílmica no se regodea en el dolor, lo expresa despojada de los acertijos de las nuevas tecnologías.

Por momentos, deja su labor de fotógrafo de verdades para ser parte de ella, mostrándose ante la cámara con los protagonistas de su historia ante una clara implicación y posicionamiento de la lucha de un pueblo que exige, el respeto y el derecho a ser un estado soberano. Su marca de fotógrafo documental, encierran infinitos parajes de océanos que son esos desiertos que esconden el dolor de un pueblo sumido en el olvido, buscando la connotación y el valor simbólico que esta idea tiene, ante el ejercicio de la verdad.

El pueblo palestino es también apunte documental en esta serie audiovisual, bajo el titular: Check Point, la documentalista se inserta en los recovecos de un escenario donde el futuro, es una palabra ubicada en el vocabulario de sus interlocutores. El pretexto de “tomar nota” sobre la cooperación de la o­nG española, Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI) implicada en la participación por el abasto de agua a poblaciones palestinas limitadas de este universal derecho, pasa a otro plano. La realidad circundante de los protagonistas que son víctimas del genocida gobierno israelí es el núcleo de su trabajo.

La realizadora se despoja de adjetivaciones fotográficas, marcando su andadura desde un relato discursivo que apela a la sensibilización y el compromiso de los lectores fílmicos ante su puesta. El terreno está abonado, los inmorales muros israelíes, los Check Point que laceran la dignidad de ese gran pueblo, los relatos de las torturas o los encierros de miles de ciudadanos palestinos sin ningún procedimiento judicial, son parte de su testimonio cinematográfico.

La autora de esta “nueva historia por contar”, entronca su discurso con una sabia de adjetivaciones que surcan la sensibilidad. Su escritura exhibe una dosis de dolor, pero la denuncia es esencial ante la crudeza de los hechos. Remata su filme con un personaje al que sin dudas la autora queda compenetrada. Su aparte ante un joven sumido en el dolor por una vida trunca y una familia fragmentada, es esa prueba testimonial donde lo particular también importa. Ese enfoque hacia un personaje protagonista, marca una connotación simbólica en esta pieza cinematográfica y es su valor iconográfico que resume la vida y el dolor de muchos otros.

Hago un aparte sobre la escritura de su guión, y es que la realizadora Sonia Llera se enfrenta a un recorrido donde lo imprevisto, es la tónica de los escenarios por donde se desarrolla su trabajo documental. Ante la dificultad se crece, su sensibilidad ante el tema abordado y su capacidad por desdoblarse entre los muchos oficios de nuestro arte, hace del filme una obra fresca y contundente, que remata con un vocabulario de oportuno síntoma poético. Ambos filmes forman parte de una clara contribución, al ejercicio de la verdad y el compromiso del arte por el decoro de los hombres, por la divinidad de los pueblos sumidos en el dolor por la prepotencia de los otros.

La realizadora Sonia Llera, (Licenciada en Ciencias Cinematográficas por la Universidad de México), ha desempeñado su labor profesional en los audiovisuales como guionista, productora y realizadora. Fue fundadora de la productora Tijuana Films junto a Honorio Rancaño y Calpurnio&nbsp Pisón. Sus conocimientos han sido acogidos por la Universidad Simón Bolívar de Caracas (1988), como profesora de guión y realización de animación.

De su labor cinematográfica debemos tomar nota de: Terceto para Violonchelo y Bruja, (Ficción/1992), Cuttlas Microfilms (Animación/1996-1998), Bajo Gallego (Documental/2005), Soberanía alimentaria (Documental/2005) La abuela se ha muerto (Ficción/1995). En los últimos cinco años, ha trabajado como guionista y realizadora de las serie de cine documental Los latidos de la tierra (2005-2007) y Retratos en lo confines del mundo (2008-2010). Su obra ha sido premiada en diversos festivales de Checoslovaquia, España, Finlandia, Francia y Portugal.

La literatura ha formado parte de su hacer creativo, la edición del libro de poemas Cierzo (1995), la dirección y coordinación de Iberia animada (Libro y ciclo de cine) que constituye una retrospectiva de las mejores obras audiovisuales realizadas con técnicas de animación en los diez últimos años en España y Portugal. Bitácora de la resurrección (Novela/ 2001), Pasadizos (Poesía/2002). No menos importante resulta su trabajo como fotógrafo, es autora de la exposición fotográfica y el libro de foto poemas: Voces en el espejo y Proyecto X (Galería Embou, Valencia. 1994), Voces.., fue también editado como libro. Su más reciente texto: Viaje al corazón del planeta (2011), que relata sus experiencias en los rodajes de las dos series. Sonia Llera es miembro de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA). www.mujerescineastas.es

Sinopsis

&nbsp

Check Point

Este capítulo describe a través de los propios organismos de cooperación locales como transcurre la vida en Palestina y como los Check point militares y el muro que fractura su paisaje, han modificado perversamente el cuadro Geográfico, social y económico de los territorios ocupados. Son los campesinos los mayores perjudicados. Las dificultades para cultivar la tierra y acceder a sus recursos naturales, fundamentalmente el agua, comprometen la seguridad alimentaria en toda Palestina.

Los hijos del Sáhara

El Sáhara ha sido siempre nuestro desierto, un icono de nuestra geografía sentimental. La adhesión de una gran parte de la sociedad civil española a la causa saharaui es inquebrantable. La ayuda humanitaria y la cooperación al desarrollo dirigida a los refugiados saharauis que están desde 1975 en los campamentos de Tinduf, en la hamada argelina, son el punto de partida para narrar la historia reciente del pueblo saharaui.

Ficha técnica

Serie documental (8 capítulos de 27 min. cada uno)

Guión y dirección: Sonia Llera

Dirección de contenidos: Vicent Garcés

Fotografía: Sonia Llera

Música original: Fernando Pérez Herrera, David Abad

Producción ejecutiva: Vicent Garcés, Sonia Llera

Montaje: Fernando Pérez Herrera

Sonido: PATHSOUND

Grafismo: Lunatic Visual, Marcela Pelegrín

Locución: Rosadel Fresno, Juan Diego

Producción: CERAI; Marnilú Audiovisuales

Formato: HDV-Betacam digital, HDcam

País y año de producción: España, 2009-2010

Producción

Los rodajes se han llevado a cabo en Argentina, Bolivia, Brasil, México, Paraguay, Perú,Marruecos, Argelia, Túnez, Israel, Palestina, Albania, España, Francia, Noruega y los Campamentos del pueblo Saharaui en Tinduf (Argelia).

www.loslatidosdelatierra.org

www.vocesenelespejo.com

www.cerai.org

www.marnilu.com

Para la presentación de este filme, contaremos con la presencia de su realizadora. La cita, el próximo miércoles 16 de marzo a las 8:15 de la tarde (HORA DE ESPAÑA) en TeleK de Madrid. Para los madrileños, se emite por el canal 30 de la TDT, sintonizándolo por la frecuencia de 546000 khz. También se puede ver la transmisión por www.vallecas.org, en el apartado EMISIÓN EN VIVO DE TELEK.

Octavio Fraga Guerra

Presentador y Director

La cámara lúcida

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More