Los puntos débiles de los Amos del Mundo

Asimismo, los valores oficiales del sistema se suponen que son la libertad, la democracia, la justicia, la concertación y el diálogo, la primacía del interés general, los derechos humanos, el respeto de la persona humana, el respeto de la vida, etc.

Para las organizaciones ciudadanas, se trata de volver a poner los problemas sobre el tapete demostrando las contradicciones entres los valores oficiales y la realidad, forzando a los responsables del sistema a cambiar su forma de encarar los problemas, conforme a los principios democráticos y a los valores oficialmente proclamados.


Una cadena de mando indirecta

La cadena de mando del poder los Amos del Mundo es indirecta y pasa por una gran cantidad de intermediarios.

La mayoría de estos intermediarios no son informados de los objetivos reales y finalidades del sistema. Actúan únicamente en función de los principios económicos o administrativos a los cuales han sido condicionados para adherirse.

Es entonces posible llevarlos a actuar de forma contraria a las finalidades últimas del sistema, sin que ellos tengan la impresión de estar en desacuerdo con su línea directriz.

Por ejemplo: los medios de comunicación obedecen a la ley de audiencia (rating), pero ésta puede ser desviada y llevar a los medios a difundir informaciones e imágenes potencialmente subversivas, desde el momento que permiten tener mayor audiencia.

La avidez y el egoísmo

Los miembros de las organizaciones de los Amos del Mundo están motivados en primer lugar por su beneficio y lucro personal. Su egoísmo, su deseo de gloria, y su avidez pueden, a veces, ser más fuertes que la obediencia a sus objetivos e intereses colectivos.

Intereses divergentes

Los intereses de los Amos del Mundo y de aquellos que les sirven como instrumentos económicos, las empresas, no siempre son convergentes. Si las empresas se dieran cuenta, podrían dejar de colaborar también en la concreción de los objetivos de los Amos del Mundo.

Por ejemplo, los despidos masivos van dentro de la orientación de los intereses de los Amos del Mundo porque permiten acelerar la puesta en práctica de la esclavitud de la gente, pero estos mismos despidos son contrarios a los intereses, a largo plazo, de la empresa (efecto negativo de downsizing, disminución de la motivación de los asalariados, pauperización de los consumidores, reducción y baja del consumo…)

Los errores de los Amos del Mundo con relación a sus propios intereses

Los mismos errores que el sistema soviético

  • La forma por la cual es dirigida actualmente la sociedad va fatalmente a llevar a una esclerosis general, por las mismas razones por las cuales se hundió el sistema comunista en la Unión Soviética.
  • El fomento y motivación del conformismo y la idiotización organizada de la población va a provocar una baja de la innovación, de la creatividad, y de la inteligencia colectiva.
  • El sistema soviético tenia puntos comunes evidentes con el sistema actual de Occidente: ideología totalitaria (el liberalismo), pensamiento único, ausencia real de elección a nivel electoral, concentración industrial monopólica (conglomerados), ausencia de subida de la información desde la base hacia la cima, conformismo, fomento de la mediocridad, corrupción, clientelismo y privilegios, sentimiento de injusticia y ausencia de futuro para la población, estupidez y egoísmo de los dirigentes, ideología materialista y productivista, visión de corto plazo …
  • El desarrollo de la hiper-violencia

    El acrecentamiento de la miseria y del sentimiento de exclusión de un número cada vez más grande de personas va a conllevar un aumento considerable de la violencia, que acabara por alcanzar también a las «clases sociales superiores» cuyas zonas residenciales protegidas podrían ser atacadas con armamento pesado.

    Asimismo, el aumento de desigualdades entre los países ricos y algunos países hostiles a Occidente conllevará, tarde o temprano, el desarrollo de un terrorismo nuclear, químico o bacteriológico. El riesgo de surgimiento de este tipo de terrorismo está siendo acrecentado por la miniaturización de estas nuevas armas, su indetectabilidad, y su diseminación desde la caída de la URSS.

    Los problemas ecológicos

    Los problemas ecológicos y climáticos van a volverse tales que estos tendrán consecuencias graves sobre la calidad de vida de las » Clases sociales superiores » así como sobre la fuente de su lucro si las modificaciones climáticas extremas hunden la economía en el caos.

    Los medios para acciones individuales

  • Practicar un consumo inteligente
  • Comprar productos que respetan al hombre y al medioambiente.
  • Practicar el boicot sistemático contra empresas que destruyen el medioambiente, que utilizan el trabajo de casi-esclavos en los países del Tercer Mundo, o que aplican métodos de producción contrarios al desarrollo sostenible.
  • Boicotear las marcas de productos alimenticios que utilizan inescrupulosamente aditivos químicos, los OGM's, y que anteponen el lucro antes que la salud del consumidor.
  • Practicar una utilización inteligente de los medios de comunicación social
  • Boicotear las emisiones (televisivas) idiotizantes o para débiles mentales, que son un insulto a su inteligencia.
  • Mirar únicamente las emisiones (TV) que le vuelven realmente feliz, mas despierto, y más rico interna y espiritualmente…
  • Boicotear los noticieros televisivos y las » revistas TV » que contienen solo informaciones insignificantes.
  • Ser proactivo en buscar las informaciones importantes ahí donde se encuentran: cadenas TV culturales, magazines científicos y económicos especializados, libros, Internet…
  • Practicar un voto inteligente

    No dudar en votar por los «pequeños» candidatos. Los propios grandes partidos de hoy fueron pequeños en sus inicios…Osando solo votar por los grandes partidos, volvemos imposible la emergencia de una verdadera alternativa política, en sintonía con las aspiraciones e inquietudes de las personas.

    (Si usted es francés, no vote por los Enarques – referencia a los titulados de la Escuela Nacional de Administración, en el cual la mayoría de los jefes de estado y altos funcionarios han estudiado. Sus métodos de gobierno están basados en el desprecio de la población, considerada como una manada a administrar.)

    Practicar una ciudadanía activa

    Contacte a sus elegidos, y pida rendición de cuentas sobre las grandes cuestiones: medioambiente, social, justicia, transparencia e integridad del estado, control ético de la ciencia…

    Pida la rendición de cuentas a sus elegidos de:

  • el desfase entre el nivel elevado de impuestos y la calidad mediocre de las prestaciones del estado en materia de educación, de defensa del medioambiente, de salud, de justicia, de seguridad, de investigación, de calidad de los equipamientos colectivos, de calidad de los servicios administrativos…
  • la utilización del dinero público para los gastos fastuosos de la administración (desplazamientos en avión, estadía en hoteles con una séquito de » colaboradores «, coches y departamentos de función, locales oficiales amueblados como palacios…)
  • el desvío del dinero público, por medio de subvenciones abusivas otorgadas a empresas multinacionales, o de trabajos públicos inútiles (chicanas, re-asfaltado inútil de carretera, etc.) cuyo objetivo es siempre permitir a los altos funcionarios y a los elegidos locales de percibir «comisiones o coimas»
  • la justicia tiene 2 pesos y 2 medidas, y la impunidad total otorgada a los más poderosos o a los miembros de ciertas redes de influencia
  • la no-aplicación de las reglamentaciones sociales y medioambientales 
  • la excesiva flexibilidad hacia actividades contaminantes, las vulneraciones a la salud pública
  • la ausencia de investigación sobre las nuevas energías
  • la ausencia de política eficaz para el medioambiente…

  • Contacte igualmente a las empresas, a fin de saber si sus productos respetan el medioambiente, los derechos sociales, la salud del consumidor…Demostrará así a las multinacionales la existencia de una toma de conciencia, y que su interés es de cambiar si ellas quieren preservar su imagen y conservar sus clientes.

    Respetar la naturaleza y el medioambiente

    Respete la fauna y la flora durante sus caminatas o excursiones, no tire basura en la naturaleza, no utilice el coche inútilmente, no utilice el diesel a causa de sus olores, ruido y emisiones de partículas cancerígenas.

    Los medios para acciones colectivas

    Inventar nuevos medios de acción

    Para rebelarse contra las élites económicas o políticas, los ciudadanos disponían de 2 medios de acción que han sido eficaces durante casi 2 siglos: la huelga de trabajo, y las manifestaciones en la calle.

    Estos 2 medios de acción ya no son eficaces hoy en día.

    La huelga de trabajo ya no es un medio de acción adaptado porque sólo es practicable por una minoría de personas. Desde los años 1970-80, millones de asalariados se han vuelto desempleados, reemplazados por robots, computadoras, o por esclavos humanos que efectúan el mismo trabajo por un salario de miseria en los países del tercer mundo. Sin embargo, un desempleado no puede hacer huelga. Mientras que aquellos que tienen un empleo fijo, ya no pueden hacer huelga bajo riesgo de perder su empleo.

    Las manifestaciones en la calle han perdido igualmente su eficacia. Cuando una manifestación se lleva a cabo pacíficamente, sin violencia policial, no es más que un simple acontecimiento de un día. Por la noche, cuando la manifestación ha terminado, cada uno entra tranquilamente    en su casa para mirar la tele, y seguir consumiendo al día siguiente. En resumen, para el gobierno, una manifestación no es más que una animación festiva o folklórica que le pone color a la calle. Entre una manifestación ciudadana o sindical y una manifestación como la Techno Parade o la del Orgullo Gay, en último extremo ¿cuál es la diferencia?

    Para los ciudadanos y los contra-poderes, es necesario inventar nuevos medios de acción.

    La huelga general del consumo

    Los ciudadanos tienen entre sus manos un arma absoluta: la huelga general del consumo.

    La huelga general del consumo no sería un boicot contra marcas en particular, sino un movimiento general, como en 1968, cuyo objetivo sería formular reivindicaciones globales.

    Desde ahora, cada uno dispone del poder de empezar la huelga del consumo a titulo personal. Comprando lo estrictamente necesario, dejando de idolatrar las marcas, dejando de asociarlas a la definición de felicidad.

    La huelga general de la natalidad

    Hay otra arma ciudadana que jamás ha sido utilizada ni imaginada hasta ahora: la huelga general de la natalidad. Dicho de otra manera, dejar de concebir niños y niñas, y dejar de proveer nuevos esclavos al sistema, hasta que las reivindicaciones globales no hayan sido satisfechas. Privado de nuevos esclavos-consumidores a explotar, el sistema está condenado a medio plazo y se vería obligado a ceder.

    Como toda arma absoluta, ésta tiene un inconveniente: si los «Amos del Mundo» rechazan ceder, parar los nacimientos significa el fin de la humanidad. Pero la humanidad que se nos prepara (a base de implantes, de clones, de manipulaciones genéticas, de híbridos hombres-animales, todo ello en un planeta devastado por la sobreexplotación) ¿es todavía humanidad?

    Crear nuevos circuitos económicos

    La existencia de un sistema económico de intercambios es indispensable para la supervivencia de una sociedad y de su población. Sin embargo, el sistema económico deja excluidos a millones de personas, en el tercer mundo como en los países desarrollados. Las necesidades alimenticias de una mayoría de habitantes del plantea no son satisfechas, y los recursos que podrían aportar (trabajo, ideas…) quedan inutilizados, desperdiciadas por la sociedad. La ineficiencia del sistema actual es tal que incluso aquellos que tienen la «suerte» de trabajar reciben muy poco a cambio de lo que dan, y simultáneamente, el sistema impide a estas personas expresar y desplegar sus verdaderas capacidades confinándolas en empleos sub-calificados y sub-remunerados.

    Si el sistema económico existente no logra cumplir su función material y social, entonces los ciudadanos deben inventar y poner en práctica un nuevo sistema económico, con nuevos circuitos comerciales y una nueva moneda para facilitar el intercambio de bienes y servicios.

    Esta nueva moneda deberá ser nominada en «unidades de tiempo», a fin de establecer una equivalencia transparente entre el tiempo y el dinero. Cuando una persona trabajase 5 horas, recibiría 5 unidades de tiempo, con las cuales podría comprar 5 horas del tiempo de otras personas, o, formulado de otra manera, productos que habrían necesitado 5 horas de trabajo para su producción.

    Las asociaciones de trueque o de «intercambio de servicios» son las primeras tentativas hacia un circuito económico alternativo.

    Explotar y aprovechar el desfase entre los valores oficiales y la realidad

    El sistema debe guardar una apariencia de democracia, y los valores oficiales en nuestra sociedad son supuestamente la libertad, derechos humanos, la justicia, la legalidad e igualdad ante la ley, la primacía del interés general…

    Es suficiente para los contrapoderes con poner sobre la mesa estos problemas, y demostrar que estos valores fundamentales son vulnerados, incluso por aquellos que supuestamente son sus garantes.

    La gravedad de los problemas acelera la toma de conciencia

    Los problemas ecológicos son hoy día tan graves que se han vuelto una evidencia para casi totalidad de gente. (contaminación del aire, océanos, suelo, ríos y capas freáticas, destrucción de los bosques, de la bio-diversidad, de los paisajes, agujero de la capa de ozono, perturbaciones climáticas…)

    Igualmente, los efectos nefastos del capitalismo salvaje y de la mundialización en materia social (desempleo, desregulación, relocalización, precarización, flexibilidad, miseria y esclavitud en los países del Tercer Mundo…) se están volviendo cada vez más evidentes.

    Un nuevo contrato social

    Ciertos derechos y principios fundamentales deben ser reafirmados actualmente:

  • Todos los hombres y mujeres tienen derecho a un aire puro, a una alimentación sana, y a un medioambiente natural protegido.
  • Todos los ciudadanos del mundo tienen derecho a un ingreso mínimo incondicional.
  • Todo trabajo debe ser remunerado con un salario justo, en función al tiempo y esfuerzo desplegado, y al valor agregado al producto por parte del asalariado.
  • Todos los artículos de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre deben ser íntegramente aplicados, tanto literalmente como en espíritu, por el estado y por las empresas.
  • La tecnología debe ser utilizada para liberar el hombre y no para esclavizarlo.
  • La economía debe estar al servicio del hombre, y no al contrario.
  • La naturaleza es el patrimonio común de todos los hombres y criaturas vivientes. En consecuencia, todo acto en contra del medioambiente debe ser considerado como un crimen contra la humanidad.
  • Los parámetros económicos utilizados para el cálculo de la » rentabilidad » deben integrar los costos generalmente omitidos, así como la destrucción del medioambiente, de la calidad de la vida, la felicidad…
  • Si las empresas fueran obligadas a pagar estos costos, esto cambiaría radicalmente su estimación de lo que es «rentable» y de lo que no es.
  • Medidas a exigir a nuestros gobiernos

  • Reubicar al hombre en el centro de la economía. En la jerarquía de los valores de nuestra sociedad, el hombre y la naturaleza deben ser ubicados antes que el dinero y el lucro en provecho de intereses particulares. La economía debe estar al servicio del hombre y no al contrario.
  • La población debe ser consultada por referéndum para la adopción de cualquier acuerdo multilateral que pueda no estar de acuerdo con las leyes nacionales o con la Constitución.
  • Adoptar une nueva declaración de los Derechos Humanos, que tome en cuenta las nuevas amenazas creadas por el progreso tecnológico. (En Francia, esta reivindicación acaba de ser tomada en cuenta por el gobierno, con la creación de un Tratado del Medioambiente que será añadido a la Declaración de los Derechos del Hombre,en la Constitución francesa)
  • Derecho a una justicia rápida, equitativa y financieramente asequible para todos. Fijar una duración máxima de 6 meses para el tratamiento de un expediente. En caso de vulneración de este plazo, causado por dificultades en la instrucción del proceso, la administración judicial deberá demostrar que un número suficiente de sus agentes trabajan en el expediente. Otro punto fundamental: la justicia debe ser la misma para todos. La igualdad de cada uno ante la ley está prescrita en la Constitución y debe ser aplicada.
  • Derecho a una total transparencia en la utilización del dinero público. Ha llegado el momento de reclamar y pedir rendición de cuentas a nuestros gobernantes por el gran desfase entre impuestos y la calidad mediocre de las prestaciones del estado.
  • El dinero público debe ser utilizado a favor del interés general y de las aspiraciones profundas de los ciudadanos. Por ejemplo, ¿por qué tan pocos medios económicos son asignados al desarrollo de energías renovables, a la prevención de «mareas negras» (chapapote), a la lucha contra los incendios forestales, o a la represión contra la delincuencia financiera y los crímenes ecológicos? Siendo que al mismo tiempo, sumas de dinero considerables son gastados para financiar acciones contrarias al interés general (equipamientos públicos, urbanizaciones inútiles, subvenciones a actividades contaminantes, subvenciones en beneficio de intereses particulares, etc.)
  • Derecho a una transparencia total de las instituciones europeas, de sus debates y de sus decisiones.
  • Detener el sabotaje al medioambiente y a la calidad de vida
  • Parar las agresiones contra la energía o la salud de los individuos. (contaminación, destrucción de la naturaleza, urbanización deshumanizada, pesticidas y aditivos químicos en el agua y alimentación, efectos secundarios deliberados de medicamentos supuestamente fabricados para curar, somníferos, tranquilizantes, saturación del espacio electromagnético con o­ndas nocivas para el cerebro, idiotización mediática, vigilancia electrónica generalizada, black projects…)
  • Hacer preguntas:

    ¿PARA QUIÉNES TRABAJAN NUESTROS GOBIERNOS?
    ¿Al servicio de qué intereses trabajan realmente?
    ¿Es en interés de los ciudadanos, de los lobbies industriales, de las empresas transnacionales, o de las organizaciones de los Amos del Mundo?


    Un número creciente de elementos justifican esta pregunta:

  • Opacidad total en las negociaciones de tratados internacionales, destinados a acelerar la globalización
  • Justicia a 2 velocidades, que garantiza la impunidad a las clases dirigentes y a redes ocultas
  • Mayoría de las decisiones gubernamentales inspiradas por los intereses de los lobbies; ausencia casi total de decisiones inspiradas por el interés general.
  • Ausencia de medios económicos asignados a la aplicación de leyes de protección ecológica o social
  • Insuficiencia de leyes para la información y la protección de los consumidores, para la protección social, y la protección del medioambiente 
  • Multiplicación de los sistemas atentatorios a la vida privada (red Echelon, aplicación inexistente de la ley para las bases de datos personales)
  • Brutalidad extrema de las represiones policiales contra los manifestantes alter-mundialistas tras las recientes cumbres de Québec, de Goteborg y Génova.
  • Utilización del dinero público para el sabotaje del medioambiente
  • Abandono de la cultura, de la investigación y luego de la educación a favor de intereses privados.
  • Desmantelamiento de los servicios públicos.
  • Inventar la democracia del siglo 21

    1. Las elecciones deben tener lugar más a menudo, porque la evolución del mundo y de la sociedad es mucho más rápida que en el pasado. La duración de todos los mandatos electivos (Jefes de Estado, diputados, alcaldes…) debe ser reducida a 2 años.
    2. Dar un verdadero sentido a la democracia haciendo votar a los ciudadanos para tomar verdaderas decisiones, y no solamente para elegir gobernantes. Por otro lado, el programa electoral de los elegidos políticos debe ser considerado como contrato con los electores. En caso de traición de este programa electoral, la elección de un gobierno debe ser anulada y convocadas nuevas elecciones.
    3. Crear un control de los ciudadanos sobre la utilización del dinero de sus impuestos. Hacer votar al menos 50% del presupuesto nacional por los propios ciudadanos. Establecer un sistema de democracia directa para orientar el dinero hacia ministerios o proyectos escogidos por los ciudadanos. La atribución del presupuesto por los ciudadanos podría hacerse al mismo tiempo que la declaración de impuestos.
    4. Dar la posibilidad a los ciudadanos de elegir ministros, y no únicamente al jefe de gobierno. Esto permitiría a los ciudadanos constituir un equipo gubernamental «plural» y equilibrado, que reúna a las personalidades más positivas que integran cada partido.
    5. Dotar a las instituciones de una Asamblea científica con poder de legislar y cuya opinión favorable sería requerida cuando estuvieran en juego cuestiones éticas, y/o sobre el futuro de la humanidad o del planeta.
    6. Implementar la tasa Tobin sobre las transacciones financieras de mercado de divisas. El volumen de estas transacciones es tan importante que una tasa muy baja sería suficiente para resolver la mayoría de los problemas planetarios en las áreas económicas, sociales y medioambientales, distribuyendo un ingreso mínimo a cada habitante del planeta. Esta medida está en el centro de las proposiciones de la asociación ATTAC.
    7. Establecer el voto fraccionado (posibilidad de votar simultáneamente a varios partidos con repartición de puntos, con el fin de que los electores puedan expresar las diversas inclinaciones de su elección).
    8. Desmantelar los sistemas de corrupción e instituir un control de gastos y recaudación de impuestos. Suprimir los niveles duplicados o redundantes y costosos de la administración del Estado.
    9. Crear un Parlamento de Jóvenes, elegido por los Colegios y las Universidades.
    10. Autorizar demandas directas ante el Tribunal Constitucional por los ciudadanos.
    11. Dar más poder al Parlamento. Ampliar el poder de las comisiones de investigación parlamentaria.
    12. Aplicar los principios de la cibernética, la ciencia de los sistemas, para inventar un capitalismo con rostro humano.

    NOTICIAS ANTICAPITALISTAS