«Los periodistas en el norte de Siria enfrentan intimidación e inseguridad»

Publicidad

En marzo, el  Centro para documentar violaciones de derechos en el norte de Siria  informó sobre el arresto de dos periodistas en Jarablus por la inteligencia de seguridad local respaldada por Turquía. Señalaron que la zona de influencia turca tiene un alto nivel de inseguridad para los periodistas y está «cerrada a los medios de comunicación, excepto a los autorizados por Turquía, y cerrada a las organizaciones locales e internacionales de derechos humanos».

«Los periodistas y activistas en estas áreas también están sujetos a restricciones y abusos que equivalen a asesinatos, secuestros y torturas», indica también el informe.

Después de años de amargos combates, el norte de Siria se ha dividido entre dos facciones principales: Hayat Tahrir Al-Sham, un antiguo grupo afiliado a Al Qaeda con sede en el noroeste, y grupos rebeldes respaldados por Turquía, en el noreste de Siria. Ambas partes intentan controlar el flujo de noticias fuera de las regiones, limitando el acceso a ciertas áreas, haciendo amenazas o, en algunos casos, secuestrando a periodistas.

Un fotógrafo que trabaja principalmente en el noreste y solicitó el anonimato dijo a Centro para documentar violaciones en el norte de Siria, que las autoridades rebeldes respaldadas por Turquía de facto hostigan a los periodistas que son críticos con las fuerzas que controlan el área del escudo del Eufrates.

Después de filmar en Afrin, el fotógrafo dijo que había sido torturado por Al-Hamzat, que administra el tráfico de drogas en la zona, además de estar involucrado en el contrabando entre Turquía y Siria.

«Me secuestraron en frente de mi casa, me metieron en una camioneta, me golpearon en la cabeza y me despertaron esposados ​​en una celda», dijo el activista.

Debido a que era un periodista que trabajaba para un medio de comunicación extranjero, los rebeldes lo interrogaron con las mismas técnicas brutales que había utilizado el servicio de inteligencia del régimen de Bashar al-Assad, algo que había experimentado anteriormente en 2012. «Amenazaron con matarme a mí y a mi familia», dijo él.

Durante su detención, que duró cinco semanas, dijo que más periodistas y otras personas fueron llevadas a la cárcel. «Podía escuchar las voces de las personas torturadas y los gemidos de los prisioneros», dijo.

El fotógrafo dijo que fue liberado sin cargos. Sin embargo, le tomó dos semanas recuperarse del abuso que había sufrido mientras estaba detenido. «Me dijeron antes de dejarme ir que romperían mi cámarsa si me ven filmando de nuevo».

A pesar del trato que recibió, dijo que la detención lo había hecho decidirse más a volver a su trabajo. «El régimen de Assad no detuvo a los periodistas, ni tampoco el nuevo régimen», dijo.

Otro periodista que solicitó el anonimato, quien se mudó del sur de Siria a al-Bab con su familia en abril de 2018, después de ser desplazado, le dijo a Centro para documentar violaciones en el norte de Siria que «desde que llegué aquí, la vida ha sido dura y arriesgada, la ciudad, ya sea de mercenarios o servicios de seguridad, a quienes, como las autoridades locales, les disgusta la cobertura crítica hacia ellos o sus financiadores.

A principios de febrero de 2019, cuando estallaron grandes protestas en la ciudad contra la corrupción endémica de las autoridades respaldadas por Turquía, los periodistas que cubrían las manifestaciones fueron amenazados directamente. El periodista independiente dijo que había sobrevivido a un intento de asesinato después de haber sido amenazado por informar del movimiento.

Explicó que cuando estallaron las protestas contra la corrupción, “quería hacer entrevistas para una agencia de noticias con la que trabajo. Sin embargo, cuando hice preguntas sobre el impacto negativo de Turquía en al-Bab con los manifestantes, algunos se negaron a hablar, temiendo ser perseguidos si los sorprendían hablando mal de Turquía».

A medida que se iba rompiendo la protesta, «una persona desconocida se me acercó y me dijo ‘mira lo que estás haciendo o te harán desaparecer'».

El periodista dijo que la advertencia lo hizo abandonar el área y eliminar los créditos y las fotografías de todo lo relacionado con las protestas.

https://anfespanol.com/libertad-de-prensa/los-periodistas-en-el-norte-de-siria-enfrentan-intimidacion-e-inseguridad-11145

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More