Los pensionistas al PSOE: “Os habéis equivocado, Sánchez ni nos ha recibido”

Por Carmen Torres

Tras la gran movilización de los pensionistas el pasado día 22 de febrero, sindicatos como UGT o CC.OO y partidos como el PSOE han anunciado su adhesión al movimiento. Pero tras años de ninguneo, ahora es la Coordinadora quien impone sus condiciones. Los sindicalistas no podrán portar sus banderas y los socialistas “deben reconocer que se equivocaron con la reforma del 27/11”.

“Pensaban que éramos cuatro gatos y no nos han hecho caso hasta ver lo que pasaba con las movilizaciones del día 22″, afirma la portavoz de la Coordinadora Estatal en defensa del sistema público de pensiones.

 

 

El PSOE saldrá a las calles los próximos días 1 y 15 de marzo para secundar las manifestaciones de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, que exige la derogación de las reformas de las pensiones emprendidas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011 y por el de Mariano Rajoy en 2013.

Los socialistas se suman formalmente a las movilizaciones de miles de pensionistas en toda España y han anunciado que este martes registrarán en el Congreso una proposición de ley para derogar la subida de las pensiones en un 0,25% prevista por el Gobierno para este 2018 y sustituirla por un aumento en función del Índice de Precios al Consumo (IPC), lo que las elevaría en torno al 1,6%.

 

 

“Es posible, deseable y ampliamente demandado”, ha defendido este lunes en rueda de prensa en Ferraz el secretario de Economía del partido, Manuel Escudero, que ha insistido en el anuncio de la proposición de ley que ya el viernes lanzó a los medios la número 2 del PSOE, Adriana Lastra. No obstante, los socialistas están negociando con el resto de grupos parlamentarios salvo el PP  y Ciudadanos la presentación de una proposición elaborada por los sindicatos.

El PSOE se suma así a una movilización de la que se ha mantenido aparatado porque lo sitúa al mismo nivel que al PP en materia de pensiones. De hecho, desde la Coordinadora explican que el partido no ha atendido sus requerimientos y peticiones de reuniones durante los dos últimos años, por lo que tuvieron que recurrir a Unidos Podemos, que el 25 de enero registró su proposición de ley para que las pensiones se revaloricen a inicios de año según el IPC previsto y que, en caso de no cumplirse ese dato, se abone la diferencia en un pago único.

 

 

En cualquier caso, ambas medidas son insuficientes para la Coordinadora, que mantiene su tabla reivindicativa tal cual con la derogación de ambas reformas. “No nos vamos a mover ni un ápice de lo que pedimos”, advierte su portavoz, Victoria Portas, experta en Relaciones Laborales y Seguridad Social de Pontevedra que lleva dos años trabajando en la materia desde que un grupo de jubilados llamó a su puerta para pedir ayuda.

Tras la gran movilización de los pensionistas el pasado día 22 de febrero, sindicatos como UGT o CC.OO y partidos como el PSOE han anunciado su adhesión al movimiento. Pero tras años de ninguneo, ahora es la Coordinadora quien impone sus condiciones. Los sindicalistas no podrán portar sus banderas y los socialistas “deben reconocer que se equivocaron con la reforma del 27/11”.

 

“No os pedimos que os crucifiquéis, pero sí que lo reconozcáis”, advierte Porta al PSOE, recordando que “si las políticas del PP son regresivas, la reforma que hizo el PSOE afectó directamente a la columna vertebral del sistema público pensiones”. “Las nuevas direcciones de UGT y del PSOE no tienen responsabilidad en lo que hicieron los que estaban antes, pero hasta ahora no nos han tomado en serio”, recuerda.

Tras admitir que muchos militantes de base del PSOE y afiliados a los sindicatos están participando en las movilizaciones a título personal, Porta recuerda que la cúpula socialista no ha atendido sus peticiones para mantener una reunión con la Ejecutiva federal. Es más, asegura que en septiembre lograron una reunión con el líder socialista, Pedro Sánchez, que fue cancelada por la crisis catalana.

“Días antes de la manifestación del 22-F me llamó Mari Carmen Barrera, representante de UGT en el Pacto de Toledo para unificar la lucha e ir juntos. Fui clara con ella: se tienen que olvidar de sus banderas porque se han olvidado completamente de nosotros desde el año 2011”, recuerda. Y así lo asumió el sindicato. “CC.OO ni se ha molestado en hablar con nosotros”, añade, reprochando que los medios de comunicación otorguen a los dos grandes sindicatos la convocatoria de la manifestación del 1 y el 15 de marzo de la Coordinadora.

“La ciudadanía está cansada de que los sindicatos intenten utilizarla y ahora nos encontramos con el PSOE. Nos parece maravilloso que apoyen nuestra lucha, que incluye la derogación de la ley 27/11 de Zapatero, porque nuestra lucha no es sólo por la subida del 0,25% de las pensiones. Nuestra lucha no acaba con la subida de las pensiones según el IPC; ése es sólo el primer peldaño. El 1 de enero de 2019 entra en vigor un nuevo factor de sostenibilidad de las pensiones que ya estaba en la reforma de Zapatero y cuya aplicación el PP ha adelantado”, advierte.

“Si tenemos que seguir movilizándonos y saliendo a la calle lo haremos. Bienvenidos sean los que se sumen, pero esto es una pelea de la sociedad”, señala, avisando al Gobierno de que los pensionistas no se van a contentar “con una miseria”.

“Llevamos dos años intentando hablar con las instituciones. En el PP no nos han atendido. Ciudadanos sólo nos ha recibido en Sevilla. El PSOE nos ha atendido en algunas provincias y colabora en grupos corporativos pequeños de algunos municipios. Podemos tiene un grupo de pensionistas que tendrán que entrar en la Coordinadora”, resume.

La portavoz de la Coordinadora niega que desde Podemos se esté “manejando” las movilizaciones del colectivo, aunque reconoce que el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea fue el único que accedió a presentar una proposición de ley con sus reivindicaciones.

“Pensaban que éramos cuatro gatos y no nos han hecho caso hasta ver lo que pasaba con las movilizaciones del día 22. Están jugando todos muy malas cartas, están muy quemados. Llevamos años denunciando la situación y ahora ¿a qué juegan? ¿A llevarse el voto de los jubilados?”, reprocha la portavoz del colectivo.

Por todos estos motivos, y a pesar de que “no creen” en la Comisión del Pacto de Toledo, la Coordinadora reclama una comparecencia en su seno que hasta ahora se les ha negado con el argumento de que no era una entidad “representativa” del colectivo de pensionistas. “Los que no nos están representando son los sindicatos, que firmaron una reforma de ese calado con Zapatero”, advierte.

 

Enlace con la noticia

 

 

-->
COLABORA CON KAOS