Los pensionistas afirman que no dejarán la calle hasta que el nuevo Gobierno cumpla con sus promesas

Siguen exigiendo la subida de las pensiones según el IPC y su blindaje en la Constitución

Publicidad

Tras la sesión de investidura de este martes en la que ha salido electo Pedro Sánchez como presidente de un Gobierno de coalición con Unidas Podemos (@ahorapodemos), llega el momento de las valoraciones. Uno de los colectivos en pronunciarse ha sido el de los pensionistas que salen cada lunes o miércoles, dependiendo de la ciudad, para exigir unas «pensiones dignas y suficientes».

De momento, no dejarán la calle y se concentrarán este miércoles delante del Congreso de los Diputados y, el próximo lunes, en la mayoría de plazas de las principales ciudades de España. La razón: exigir a los nuevos miembros del Gobierno que cumplan con lo pactado en materia de pensiones en el acuerdo firmado entre la formación morada y los socialistas para la conformación del nuevo Ejecutivo de coalición.

«Estamos satisfechos de que haya Gobierno, de que sea progresista y de que esa posibilidad de nuevas elecciones se haya disipado», asegura la portavoz de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones en Madrid (@Coorpenmadrid), Mariángeles Poveda. No obstante, desde la Coordinadora piensan que aún queda mucho por hacer.

Para el colectivo que representa Poveda, «lo principal es que se establezca qué subidas vamos a tener este año en las pensiones y todo lo que tiene que ver con su aumento respecto al IPC». Por esta razón, quedan a la espera de los próximos movimientos del nuevo Gobierno presidido por Sánchez, uno de los cuáles debería ser, si se cumple lo prometido, incrementar las pensiones en un 0,9% para esta año.

Mariángeles Poveda, portavoz de Coespe Madrid.
 

No dejan la calle 

«Vamos a seguir con las movilizaciones. Tenemos que ver la sucesión de los hechos y estar atentos a lo que suceda», comenta. Y es que los pensionistas, al menos los que forman parte de Coespe, no dejarán las calles hasta que no vean «resultados efectivos». Y estos se consiguen con medidas concretas y prioritarias para Poveda, como «la subida del IPC y el blindaje de las pensiones en la Constitución». «También hay otras muchas reivindicaciones que se deben cumplir, como cambiar la gestión que se hace de la Seguridad Social y de la ‘hucha de las pensiones’. Pensamos que hay otra manera de financiarla. Por ejemplo, la Ley de Seguridad Social dice que las pensiones, cuando no hay suficiente dinero en la hucha para costearlas, tienen que depender de los Presupuestos Generales y no se está cumpliendo», añade.

Por otra parte, a la portavoz no le suena mal el hecho de que el nuevo ejecutivo vaya a contar con una vicepresidencia, con Pablo Iglesias al mando, con competencias sociales de gran relevancia como la Dependencia o el Imserso. «Hay un sector muy importante de los pensionistas que depende de los Servicios Sociales, de Dependencia o de Discapacidad, como el millón de pensionistas jóvenes. Si hay una vicepresidencia gobernada por gente con unas ideas políticas más sociales, tenemos más esperanza de que cumplan nuestras reivindicaciones y de que acaben con situaciones como el hecho de que estén muriendo 80 personas cada día en la lista de espera de la Dependencia. Aun así, estaremos atentos para que se cumpla con lo pactado», señala.

Los pensionistas vascos también seguirán en la calle

Tampoco los pensionistas vascos, que son uno de los colectivos de jubilados más fuertes en todo el Estado, dejarán las calles. «Las concentraciones continúan y esperamos que las medidas anunciadas sean una realidad cuanto antes», afirma Victor Etayo, miembro del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia.

El 15 de enero llevarán ininterrumpidamente dos años concentrándose todos los lunes en las principales ciudades de Euskadi y, según Etayo, nada les «gustaría más que tener que desconvocar las concentraciones porque todo lo que pedimos se haya cumplido». Sin embargo, entienden que es un «proceso largo que no se resuelve de la noche a la mañana». Por ello, exigen al nuevo ejecutivo, a parte de la subida de las pensiones, que aumente el «salario mínimo de los trabajadores», para garantizar que la «juventud se pueda jubilar».

En cuanto al gran peso de lo social en los nuevos ministerios y vicepresidencias del futuro Gobierno que ya se conocen, el pensionista vasco apunta que «los gestos son bien recibidos», pero que «lo que hace falta ahora son unos Presupuestos y las partidas necesarias para que las promesas se puedan cumplir».

Fuente: 65ymás

Fuente

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More