Los objetivos de carbono comprometidos en Copenhague ‘no logran mantener el crecimiento de la temperatura en 2º C’

Los compromisos hechos por los gobiernos como consecuencia de la conferencia sobre el clima de Copenhague ni siquiera se acercan lo suficiente para mantener la temperatura global en el objetivo acordado de no superar un crecimiento de 2º C al que llegaron en la cumbre, según han calculado los investigadores. Los resultados, que son los análisis más rigurosos hechos hasta la fecha de los compromisos hechos a la o­nU el mes pasado, incrementarán la presión sobre los países ricos para que hagan recortes más profundos en las negociaciones del año próximo.

Los investigadores del Sustainability Institute, la MIT Sloan School of Management y Ventana Systems en los Estados Unidos concluyen que las propuestas de reducción de emisiones permitirían que la temperatura media global se incrementara aproximadamente 3,9º C, un nivel que podría dejar fuera de control el calentamiento global. «Con las propuestas actuales, las emisiones globales de los gases de efecto invernadero aumentarían 0,8% al año entre la fecha actual y el año 2020, advertía el informe conjunto. Concluía que para alcanzar el objetivo acordado en Copenhague de un crecimiento no superior a los dos grados, las emisiones globales deben llegar a su punto culminante en la década siguiente y caer al menos un 50% por debajo de los niveles de 1990 para el año 2050, lo que requeriría recortes en las emisiones de un 3% anual a partir de 2020.

«Se necesitará un nuevo grado de cooperación y ambición colectiva antes de que el mundo pueda ver un acuerdo sobre el clima que sea coherente con un calentamiento limitado a 2º C, no digamos ya al objetivo de 1,5º C del que habla un número creciente de gobiernos y grupos de la sociedad civil», dice Elizabeth Sawin, del Sustainability Institute de Hartland, Vermont, haciendo referencia a la ofensiva hecha en Copenhague por la Alliance of Small Island States (Aosis) y 48 naciones en vías de desarrollo, para llegar a un trato que limite el crecimiento de la temperatura a 1,5º C.

«La situación es grave. Un incremento de la temperatura de más de 1º C por encima de los niveles preindustriales produciría la desaparición de nuestros glaciares en los Andes y la inundación de varias islas y zonas costeras», afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, en respuesta al estudio estadounidense. Los científicos han aceptado que una subida global de 2º C sería grave para la producción de alimentos, la pérdida de especies y el suministro de agua potable. Pero, añadieron, todo lo que estuviera por encima de los 3 grados conduciría al desplome de la selva amazónica, una escasez catastrófica de agua en Sudamérica y Australia, y la práctica extinción de los arrecifes de coral tropicales.

A principios de esta semana, equipos de investigadores europeos de Ecofys, Climate Analytics y el Instituto Potsdam de Alemania, llegaron a la conclusión de que las propuestas hechas hasta ahora, si se cumplieran, nos llevarían a un crecimiento de la temperatura global de “más” de 3º C.

El extremo inferior de las propuestas de reducción hechas por los gobiernos en Copenhague produciría una reducción de solo dos mil millones de toneladas para 2020, y en el mejor de los casos de nueve mil millones. Sin embargo, se necesitaría al menos una reducción de 13-17 mil millones de toneladas para tener algo más que una posibilidad de limitar el calentamiento a 2º C. Afirman que solo 2 de cada 10 objetivos de reducción propuestos por los países desarrollados al acuerdo de Copenhague podrían calificarse como “suficientes” para mantener el crecimiento de la temperatura global por debajo de los dos grados.

En cabeza, dijeron los investigadores europeos, estaban las Maldivas y Costa Rica, que habían propuesto ser “neutrales para el clima” en el año 2020. En el extremo ambicioso de la escala estaban también Noruega, Japón y Brasil, que se proponen reducir sus emisiones significativamente.

Un tercer análisis de las propuestas hechas exclusivamente por los países desarrollados, realizado por la rama estadounidense de World Resources Institute, llegó a la conclusión de que estaban «por debajo del intervalo de 25-40% de reducción de las emisiones [para 2020] que el Intergovernmental Panel o­n Climate Change afirma que es necesario para estabilizar las concentraciones de CO2 equivalentes en 450 partes por millón (ppm)». Defensores del clima como Bill McKibben proponen un límite de 350 ppm.

Traducido por Victor García para Globalízate

Artículo original:

http://www.guardian.co.uk/environment/2010/feb/12/copenhagen-carbon-emission-pledges

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS