Los mercenarios de Turquía usan tanques alemanes en el norte de Siria

En el norte de Siria, el grupo terrorista Jaysh al-Islam avanza junto con los tanques Leopard 2 de producción alemana. El gobierno alemán proporciona fondos al ejército turco para una guerra de agresión que viola el derecho internacional.

«Imágenes recientes del norte de Siria muestran las consecuencias de la entrega de armas, sin escrúpulos, del Gobierno Federal alemán a Turquía. Mercenarios del grupo terrorista Jaysh al-Islam se están moviendo con tanques Leopard 2 del ejército turco. Bajo la protección de las armas alemanas, los restos del ISIS y al-Qaeda y otros mercenarios terroristas están cometiendo los crímenes de guerra más graves», comenta Ulla Jelpke, portavoz de Asuntos Locales del grupo parlamentario Die Linke, sobre las imágenes de las milicias yihadistas que avanzan bajo la protección de los tanques Leopard 2.

El diputado continúa: «Si bien el gobierno federal pretende luchar contra el yihadismo, sigue apoyando al régimen del AKP política y militarmente. El gobierno alemán no sólo proporciona los medios para una guerra de agresión, contraria al derecho internacional, sino que también contribuye a la amenaza a la seguridad en Alemania a través de la resurrección de ISIS. El Gobierno Federal finalmente debe poner fin a su cooperación sucia con el régimen del AKP. Un verdadero embargo de armas sería un primer paso para detener la guerra de agresión de Turquía».

Jaysh al-Islam se fundó en 2011 en Ghota del Este, bajo el mando del comando Salafista Zahran Alloush. Este grupo, apoyado por Arabia Saudita, utilizó gas cloro en los ataques contra el barrio Sheikh Maqsoud (Şêx Meqsûd) de Alepo. Después de que mataron a Zahran Alloush, su hermano Mohammed Alloush tomó su lugar. El grupo asistió a las reuniones en Riad y Astaná, y después de abandonar Ghota, establecieron sus bases junto con Faylaq al-Rahman en al-Bab y Afrin.

Fuente: ANF

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS