Los mayores empresarios españoles de la sanidad privada legalizaron 113 millones de euros con la amnistía fiscal

Publicidad

Los hermanos Jorge y Antonio Gallardo Ballart legalizaron un patrimonio opaco de casi 113 millones de euros en la amnistía fiscal. Estos fondos estaban ocultos en varias cuentas de Suiza, a través de dos empresas de Panamá. Así se desprende de la investigación Los Papeles de la Castellana , elaborada conjuntamente por las redacciones de eldiario.es, La Marea y Diagonal , a partir de una documentación remitida al buzón filtrala.org procedente de distintos despachos de asesores tributarios ubicados en el Paseo de la Castellana, el distrito financiero de Madrid.

Los hermanos Gallardo son dos de las mayores fortunas de España. Son los máximos accionistas (66%) de la catalana Almirall, una de las mayores farmacéuticas españolas, con un valor en bolsa cercano a los 2.500 millones de euros y que fabrica, entre otros, el ‘Almax’, popular medicamento contra la acidez de estómago. Pero sus negocios se extienden a muchos otros sectores: inmobiliario, hotelero, de energías renovables y, muy especialmente, sanidad privada. Desde residencias para ancianos, personas con trastornos de conducta y clínicas dentales (a través del fondo G Square Capital, con la marca SAR Quavitae) hasta hospitales privados, con Vithas.

Con 12 hospitales y 13 centros especializados, Vithas es el segundo grupo del sector de la sanidad privada en España por ventas. Su crecimiento exponencial ha sido paralelo a la crisis, por medio de una agresiva política de compras de otras empresas. Es el primero de capital nacional: el líder del sector en España es IDC Quirón (la antigua Capio), controlada por el fondo británico CVC. Los Gallardo controlan el 80% de Vithas. El presidente de la compañía es Jorge Gallardo Piqué, hijo del presidente de Almirall, Jorge Gallardo Ballart.

La creación de la marca Vithas se anunció sólo una semana después de que el 14 de noviembre de 2012, Jorge y Antonio Gallardo Ballart legalizaran un patrimonio de 112.979.114,13 euros que los dos habían mantenido oculto al fisco español. Gracias a la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro, también conocida bajo el eufemismo de Declaración Tributaria Especial (DTE), esta fortuna oculta pasó a ser completamente legal.

Jorge Gallardo (1941), presidente de Almirall y expresidente de la patronal farmacéutica (Farmaindustria), afloró un patrimonio de 55.818.421,65 euros con la amnistía. Su hermano Antonio Gallardo (1936) regularizó otros 57.160.692,48 euros. Este último es expresidente de Almirall y de la Asociación Catalana de la Empresa Familiar. Exvicepresidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), preside el grupo Landon, la sociedad patrimonial del clan.

La cuota que pagaron al Fisco ambos hermanos fue de 2.732.800,27 euros: apenas el 2,4% del patrimonio que ocultaban, gracias a la rebaja en las condiciones de la amnistía que decidió aplicar el Ministerio de Hacienda a mediados de 2012 para hacerla más atractiva para los defraudadores.

Seguir leyendo

http://www.casmadrid.org/index.php/noticias/447-2016-06-09-los-mayores-empresarios-espanoles-de-la-sanidad-privada-legalizaron-113-millones-de-euros-con-la-amnistia-fiscal

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More