Los híper-beneficios de los hipermercados

El miércoles 30 de noviembre, estaba en Perpiñán para un mitin. Liberto Plana, nuestro portavoz regional que trabaja en Carrefour recordaba los beneficios que acumula la gran distribución.

Carrefour es el primer empleador privado en Francia con 140.000 trabajadores. Las familias fundadoras Defforey yFournieer, que sólo detentan ya algunos porcentajes del capital, se pegan la gran vida en Suiza con sus 1.000 o 2.000 millones por su parte. Pero los verdaderos dueños actuales de Carrefour, son los accionistas del holding de Bernard Arnault, además Presidente-Director General del grupo de lujo LVMH y accidentalmente… ¡primera fortuna de Europa con más de 20.000 millones de euros!

En la otra punta, los salarios de los empleados de Carrefour son miserables. Desde 2004 a 2008, por ejemplo, Carrefour pagó por debajo del salario mínimo entre el 60 y el 70% de sus salarios. Sólo en el departamento de los Pirineos Orientales, alrededor de 200 trabajadores están implicados en procedimientos ante los tribunales de lo social y a algunos de ellos, ¡se les ha robado más de 1.500 €!

Digamos para ser justos que hay al menos un asalariado en Carrefour que gana correctamente su vida: el patrón Lars Olofsson, que cobró el año pasado 2,6 millones de euros de salario y 900.000 euros en stock-options, sin contar los 9 millones de euros anuales de su contrato.

Estos gigantes de la gran distribución, como Carrefour, acumulan fortunas mal pagando a sus trabajadores. Y cuando hay leyes que protegen un poco a los trabajadores, se las saltan y el Estado les deja hacer.

Traducción de F.P.

&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS