Los gobiernos preparan otra masiva inyección de dinero público para la banca

Los gobiernos preparan una batería de nuevos programas para acudir en auxilio del sector financiero

Los Gobiernos vuelven a mover ficha a favor del sector financiero. Los mercados se movieron ayer al son de múltiples noticias que apuntan nuevas ayudas estatales de EEUU, Reino Unido, Bélgica y Francia.

22-01-2009 – EEUU estudia un nuevo paquete de medidas que podría incluir: un programa de 50.000 millones de dólares para contener los embargos hipotecarios; más inyeccionnes de capital en los bancos y otras medidas para tratar con los activos tóxicos que se encuentran en el balance de los bancos.

El candidato a secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo ayer que el Gobierno va a emprender “acciones agresivas” para revitalizar la economía, con medidas para “relanzar el crédito, siempre que se cumplan ciertas condiciones para proteger al contribuyente y exista transparencia sobre el destino de los fondos públicos”.

También mueve ficha Reino Unido. Los nuevos detalles sobre el plan de apoyo a la banca reflejan el grado de intervencionismo que las autoridades van a tener en el sector. A cambio de que el Gobierno asuma una parte de las pérdidas que sufran las entidades, éstas estarán obligadas a incrementar su actividad crediticia, con el fin de reactivar la economía del país.

Cada banco deberá alcanzar un volumen de concesión de créditos previamente establecido, según Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra. “La política de asegurar las pérdidas [de las entidades] será más efectiva para los contribuyentes si todos los principales prestamistas aceptan objetivos de concesión de créditos”, dijo King.

Royal Bank of Scotland, banco en el que el Estado británico posee el 70% del capital, ya se ha comprometido a aumentar su actividad crediticia en seis mil millones de libras. El nacionalizado Northern Rock también va a extender más créditos. Pero las palabras de King parecen dirigidas a los bancos privados, como HSBC, Barclays y Abbey National, filial de Santander.

Los analistas creen que esa presión para extender el crédito se contradice con la necesaria limpieza del balance que deben hacer los bancos, después de una década de expansión que ha dejado un reguero de pérdidas por la caída de valor de los activos y la morosidad. King cree que todo es compatible. “Hay margen para una reducción del apalancamiento de los bancos sin restringir el crédito a la economía real”, dijo.

A cambio del seguro contra las pérdidas, el Gobierno también quiere que las entidades le cedan “instrumentos de capital”. Esa es una vía por la que las autoridades podrían reforzar sus participaciones en bancos ya semi-nacionalizados como Royal Bank y Lloyds; o para entrar en el capital de Barclays. Algunos políticos y economistas se han mostrado partidarios de una nacionalización.

Otros países también buscan fórmulas para que las entidades financieras incrementen su actividad.

El Gobierno francés anuncio ayer una nueva fase de aportaciones de capital a los bancos, con el objetivo de que éstos amplíen su negocio crediticio. Bélgica prepara un segundo plan de rescate. Además, el alemán Hypo Real Estate recibirá garantías adicionales por 12.000 millones.

Pequeño respiro en bolsa para los bancos

La mayoría de los bancos recibió ayer un poco de oxígeno en bolsa. En consecuencia, el maltrecho sector financiero vivió en algunos casos subidas de vértigo, como el 26% de Allied Irish Bank (el Gobierno dijo que pondrá todos los fondos necesarios para evitar una quiebra en el sector), el 21% de Royal Bank of Scotland o el 10% de Société Générale, que adelantó que ganará unos 2.000 millones de euros en 2008, gracias a su actividad de banca y a la diversificación de sus actividades. Sin embargo, el temor a que sean nacionalizados castigó a KBC, y Barclays, que bajaron el 23% y el 9,3%, respectivamente.

En EEUU, Citi, Bank of America y JPMorgan lideraban las alzas del índice Dow Jones con subidas de entre el 12% y el 14%, a media sesión. Bancos regionales, como Northern Trust y PNC subían un 24% tras presentar mejores resultados de lo previsto.

Expansion


NOTICIAS ANTICAPITALISTAS