Los gobernantes de la UE firman el Tratado Fiscal

La austeridad, nuevo leitmotiv de la UE

Los dirigentes de 25 países firmarán de su puño y letra la consagración de la austeridad presupuestaria como leitmotiv de Europa. De los 27 países que forman la UE, sólo dos –el Reino Unido y la República Checa– se quedarán al margen del tratado fiscal impulsado por Alemania como condición para dar soluciones comunes a la crisis de deuda. El Gobierno de Irlanda suscribirá el tratado en la breve ceremonia prevista hoy en Bruselas, aunque su ratificación no está en sus manos. No depende del Parlamento, como en el resto de países, sino de un referéndum. Su convocatoria ha sorprendido al resto de países, que redactaron el tratado pensando en evitar esta posibilidad. La consulta podría acabar planteándose como un chantaje a los irlandeses: si votan en contra, como han hecho las dos últimas veces que les han preguntado por Europa, su país se quedaría fuera de la nueva unión fiscal y, desde el 2013, dejaría de tener acceso a los préstamos que recibe de la UE desde hace un año. Su veto no cambiaría nada para el resto de países, ya que esta vez el tratado entrará en vigor si lo confirman 12 países. Las dudas sobre su futuro proceden de Francia: François Hollande ha advertido que, si gana las elecciones, renegociará el texto.

 

El Eurogrupo evita el sí definitivo al rescate griego

Los ministros de Finanzas de la zona euro evitaron ayer dar su consentimiento definitivo al segundo rescate de Grecia, al considerar que, si bien ha hecho suficientes progresos, aún quedan algunos elementos legislativos por revisar y el canje de bonos por cerrar. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, reconoció al término de la reunión extraordi-naria de ayer que Grecia ha tomado una acción «decisiva y rápida» y se mostró confiado en que las medidas que aún quedan pendientes de implementación sean completadas en breve.

Los ministros de Finanzas reconocieron avances en materia de consolidación fiscal, administración tributaria, reforma de las pensiones, regulación y supervisión del sector financiero, así como en las reformas estructurales para fomentar el crecimiento. No obstante, quedan algunas medidas pendientes y también debe completarse el canje de bonos entre el Gobierno griego y el sector privado, señalaron tras la reunión. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, explicó que el 9 de marzo el Eurogrupo celebrará una conferencia telefónica en la que decidirá si Grecia ha cumplido con la lista de cuarenta condiciones previas para que se autorice el desembolso del rescate.

 

Fuente: Agencias

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS