Los eucaliptos, una amenaza para las Fragas del Eume

En los últimos cincuenta años la superficie de eucaliptos se ha triplicado en las Fragas, lo cual ha supuesto la pérdida aproximada de un 20% de bosque primario.

Uno de los mejores exponentes de bosque atlántico costero, que en otro tiempo debió cubrir&nbsp gran&nbsp parte&nbsp de la región atlántica europea, ha experimentado en las últimas décadas una merma considerable. El bosque de ribera, compuesto mayoritariamente de alisos y avellanos, ha sufrido una drástica, calculada en torno a los 48 kms. Especies características de helechos, algunos de ellos relictos, auénticos fósiles de la Era Terciaria, han visto amenazado su hábitat.

Las pérdidas parecen más cuantiosas en lo que se refiere a la superficie de bosque autóctono (integrado por carballos, castaños, acebos, laureles,..), afectando a una superficie de unas 600 ha.

Estos son los resultados de la investigación llevada a cabo por Alberto L. Teixido e Luís G. Quintanilla, del departamento de Biología&nbsp y Geología de la Universidad Juan Carlos I de Madrid, que ha sido publicada recientemente&nbsp en la revista Journal of Environmental Management.

Aunque son numerosas las amenazas que en los últimos años viene sufriendo el Parque Natural, como la presencia de la central términa de ENDESA en As Pontes o los dos embalses que han desnaturalizado el cauce, la creciente expansión de especies de repoblación como el eucalipto supone un riesgo&nbsp serio para la pervivencia de este ecosistema único. Desde 1957 la superficie de esta especie ha pasado de 600 a 1 800 ha.

La propuesta de los biólogos autores del informe consiste en acabar con la plantación de eucalipto y repoblar con especies autóctonas, sobre todo carballos, las zonas de matorral para incrementar la conectividad del bosque.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS