Los cultivos de biocombustibles producen más emisiones de CO2

Científicos han descubierto que alterar los bosques tropicales, turberas y campos de pastoreo, puede sobrepasar el ahorro en carbono producido por los biocombustibles y produce “deudas de carbono” que podrían necesitar siglos para ser compensadas.

El estudio sumará preocupaciones sobre la habilidad de los biocombustibles en reemplazar a los combustibles fósiles. La Unión Europea está revisando su petición de que los biocombustibles como el bioetanol y biodiesel deberían cubrir hasta un 10% del combustible para transportes en 2020. Gran Bretaña tiene un objetivo separado del 5% biocombustibles en gasolina y gasóleo para 2010.

En el estudio, los investigadores de EEUU calcularon que convertir ecosistemas naturales en cultivos de maíz o caña de azúcar para producir etanol, o palma o soja para biodiesel, podrían emitir entre 17 y 420 veces más carbono que los ahorros anuales de reemplazar los combustibles fósiles.

Esto es debido, a que el carbono contenido en las plantas y suelos originales es emitido como CO2 después de que son arrancados, cuando la vegetación se pudre. Los investigadores dijeron que esta deuda de carbono tiene que ser pagada antes de que los biocombustibles producidos en ese lugar pudieran contar respecto a la reducción de gases de efecto invernadero.

“Esta investigación examina la conversión de tierra para biocombustibles y hacemos la siguiente pregunta:´¿Esto lo vale?” comentó Joe Fargione, un científico del grupo ambiental The Nature Conservancy. “¿El carbono que pierdes al convertir bosques, campos de hierbas y turberas sobrepasa al carbono que tu ?ahorras? al usar biocombustibles en lugar de combustibles fósiles? Y sorprendentemente, la respuesta es no.”

En Indonesia los investigadores encontraron que convertir tierras para la producción de aceite de palma aceleraba las peores deudas de carbono, requiriendo 423 años para compensarlo. Producir soja en el Amazonas supondría 319 años de biodiesel de soja para contrarrestar la deuda de carbono.

Stephen Polasky de la Universidad de Minesota, uno de los autores del estudio, publicado en la revista Science, dijo:” No tenemos incentivos apropiados en este momento porque los propietarios de la tierra son recompensados para producir aceite de palma y otros productos pero no son premiados para administrar el carbono. Esto crea incentivos para la aclarar en exceso la tierra y puede resultar en grandes incrementos de las emisiones de carbono”.

Fargione dijo que todos los biocombustibles en uso destruyeron enclaves naturales. “Producir biocombustibles basados en alimentos requerirá que aún más tierra sea convertida para la agricultura,” comentó. El equipo también identificó biocoumbustibles que no contribuyen al calentamiento global, incluyendo desperdicios agrícolas e hierbas que crecen en tierras no validas para cultivos.

“Los biocombustibles producidos en cultivos perennes recolectados en tierras degradadas que ya no es útil para los crecientes cultivos de alimentos podría realmente ayudarnos a combatir el calentamiento global”. Dijo Jason Hill de la Universidad de Minesota, que también tomó parte en el estudio. “Un ejemplo es el etanol producido de mezclas diversas de plantas nativas de las praderas.”

Noticia original:

http://www.guardian.co.uk/science/2008/feb/08/scienceofclimatechange.biofuels

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS