Los cuidados deficientes en hospitales ingleses generan 1.000 muertes evitables al mes

Investigadores concluyeron que personal médico inexperto cometió errores básicos en algo más de 1 de cada 10 casos de pacientes fallecidos.

Aunque un estudio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, una de las más detalladas investigaciones sobre muertes en hospitales llevadas a cabo hasta el momento, ya concluyó que todas las muertes eran evitables.

Un nuevo estudio publicado online por la publicación “diario de Calidad y Seguridad del BMJ”, ha concluido que los errores se cometieron porque el personal de los hospitales efectuó un diagnóstico erróneo o suministró tratamientos no adecuados.

En algunos casos, el error provenía de la monitorización de los pacientes -errores a la hora de tomar la tensión o el pulso- o las acciones efectuadas cuando el estado de los pacientes empeoraba.

El estudio concluyó que hubo algún tipo de error en el tratamiento del 13% de los pacientes que fallecieron en dichos hospitales.

Los errores conllevaron la muerte del 5.2 % de estos, los cuales eran el equivalente a cerca de 12.000 muertes evitables en hospitales de Inglaterra cada año.  Asimismo, los errores por omisión son más frecuentes que los errores activos.

La doctora Helen Hogan, que ha liderado el estudio, asegura que “hemos encontrado que el personal médico no efectúa los aspectos básicos de su profesión de modo correcto. Por ejemplo, monitorizar las presión sanguínea o el funcionamiento de los riñones”. Además, “no estaban evaluando de modo holístico y con carácter prematuro la admisión de pacientes para no omitir ninguna enfermedad fundamental. Tampoco estaban midiendo efectos secundarios antes de recetar medicamentos”.

Según la doctora, “los hospitales deben aprender de los análisis detallados de muertes evitables y hacer todos los esfuerzos posibles para evitarlas”.

La doctora añadió que “el NHS en el futuro necesita cuidar de los pacientes ancianos y en situación delicada ya que el número de los mismos crecerá. Nuestro sistema sanitario no es lo suficientemente fuerte por el momento como para asegurar que esto ocurrirá”.

La investigación, basada en el análisis de 1.000 fallecimientos en 10 hospitales del NHS durante 2009, encontró que la mayoría de los pacientes que murieron eran ancianos en situación de riesgo y que sufrían diversas enfermedades, aunque algunos de ellos solo tenían entre 30 y 40 años”.

Es sugerido que una mayor supervisión por personal senior era necesitada para asegurar que el personal médico más joven llevase a cabo tratamientos en óptimas condiciones.

El último mes, Sir Bruce Keogh, el Director Médico del NHS, admitió que el índice de mortalidad en los hospitales del NHS se eleva cuando doctores jóvenes se incorporan a plantilla.

Asimismo, se comprometió a implementar una profunda reforma en la formación del personal, la cual hará que médicos experimentados estén junto a los médicos primerizos durante su primera semana.

Desde el año que viene será obligatorio para todos los médicos más experimentados seguir a los primerizos por al menos 4 días bajo nuevas normas que serán introducidas por el NHS.

El jueves por la noche, un portavoz del Departamento de Salud comentó que era un estudio importante, añadiendo que “los pacientes tienen el derecho a esperar el mejor tratamiento en el NHS”, y que “cualquier muerte evitable en un hospital es inaceptable y esperamos que el NHS asegure que los pacientes reciben un tratamiento cuidadoso, seguro y de alta calidad”. Por último, aseguró que “datos como estos ayudan a los hospitales a mejorar sus servicios”.

Traducido por Oscar Mangas para CAS

 

Enlace con la noticia

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS