Los comunistas rusos convocan este Domingo a una gran acción de protesta contra el fraude en las elecciones parlamentarias del 4 de Diciembre

El Partido Comunista de la Federación Rusa obtuvo cerca del 20% de los votos en esas elecciones, constituyéndose en la segunda fuerza electoral de Rusia, pero denunció, una vez culminaron los comicios, la “falsificación sin precedentes” de los resultados electorales.

El fraude generalizado ha motivado las protestas de centenares de miles de electores en toda Rusia.La votación de este 4 de diciembre determinó la composición de la Duma Estatal, la Cámara Baja del parlamento, la Asamblea Federal de Rusia. Los miembros de la Cámara Alta, el Consejo Federal, son nombrados por el presidente.

La Duma Estatal tiene 450 escaños. Desde 2008 la legislatura es de cinco años (antes eran cuatro).Los votantes eligen un partido y las formaciones que reciben al menos un 7 por ciento de los votos acceden a la cámara con un número de escaños proporcional a los votos obtenidos: dos escaños para los partidos que consiguen entre el 6 y el 7 por ciento de los votos y uno para los que se quedan entre el 5 y el 6 por ciento.

El umbral del 7 por ciento es el segundo más alto del Continente Europeo después de Turquía. Varios partidos opositores y coaliciones han visto denegada su participación por infringir distintas normas. Sin embargo tanto en Rusia como en el Exterior se considera que estas candidaturas han sido impedidas por motivos políticos.

Según las estadísticas oficiales el censo ruso cuenta con 109 millones de votantes registrados según cifras del 1 de julio de 2011. El recuento debería completarse no más tarde del el 19 de diciembre a nivel nacional. Los resultados oficiales tienen que ser publicados antes del 24 de diciembre.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (Osce) afirmaron que constataron el “relleno de urnas” en las elecciones legislativas a la Duma rusa, cámara baja, en las que el partido de Vladimir Putin logró la mayoría absoluta.

“La votación estaba bien organizada, pero la calidad del procedimiento se deterioró considerablemente durante el escrutinio, que se caracterizó por violaciones frecuentes de las reglas del procedimiento, y en particular numerosos indicios de relleno de urnas”, precisó la Osce.

Como en 2007 la Osce constató además que “la competencia política fue limitada y desigual” durante la campaña. Destacó también la “falta de independencia” de las autoridades locales y los medios de comunicación. El 10 de Diciembre, miles de rusos se congregaron en Moscú bajo la lluvia para protestar contra el desarrollo de las legislativas. En San Petersburgo un centenar de personas fueron detenidas en una manifestación no autorizada, según la policía.

El Partido Comunista indicó que prepara “una demanda a la Corte Suprema” rusa y varias otras formaciones ante los tribunales regionales luego de constatar infracciones en 1.600 colegios electorales.

A escala nacional el partido de Putin, Rusia Unida suma 49,54% de los votos, un nivel muy elevado pero que sin embargo es inferior por 15 puntos de los resultados de 2007 (64,3%) Rusia Unida obtuvo por lo tanto 238 diputados de un total de 450, o sea 12 escaños por encima de la mayoría absoluta. Pierde en total 77 diputados con respecto a la Duma saliente. La mayoría absoluta en la Duma es de 226 diputados, por lo cual Rusia Unida podrá formar gobierno sin necesidad de aliados, pero pierde la mayoría de los dos tercios que le permitirían modificar la Constitución.

El Partido Comunista Ruso tendrá 92 diputados, tenía 57 en la Duma anterior, Rusia Justa (centro izquierda) 64 y el Partido Liberal Demócrata (nacionalista) 56 escaños. La prensa rusa destacaba que Rusia Unida obtuvo ese resultado apoyándose en un aparato administrativo al servicio del régimen de Putin, ejerciendo presiones contra las ONG y medios de comunicación independientes y organizando fraudes.

“Si la sociedad necesitaba confirmar que las elecciones eran ‘amañadas’, la confirmación está a la vista en el nerviosismo y la reacción histérica de las autoridades frente a los intentos legales y pacíficos de controlar el desarrollo de la elección”, opinó el diario Vedomosti. El diario señala en particular los ciberataques que paralizaron los sitios de la ONG Golos, especializada en la vigilancia de las elecciones y de los medios independientes como el diario Kommersant y la radio Eco de Moscú. “Mucha gente se negará a reconocer los resultados de tales “elecciones”, afirmó Vedomosti. Para el analista, Alexandre Goltz, del sitio ej.ru, la voluntad de los electores rusos fue “violada”.

El diario Gazeta y la Asociación Golos crearon un portal de internet denominado “Mapa de violaciones electorales”, donde se puede apreciar la dimensión del fraude en toda Rusia a partir de las denuncias ciudadanas.

El secretario general del Partido Comunista Ruso, Genadi Ziuganov, ha dicho que su partido no reconoce los resultados, al convocar a la manifestación de este Domingo en Moscú ha expresado que “hemos ganado en las elecciones de la Duma al partido «Rusia Unida» de Putin en las ciudades de Kaliningrado a Vladivostok, los mayores centros industriales de Siberia – Novosibirsk, Omsk, Tomsk, Krasnoyarsk. Este es el fundamento que nos permite tener confianza y seguir luchando por el poder popular, por elecciones honestas y decentes. Sin esta lucha, esta unidad del pueblo, en primer lugar, no podremos llegar a nuevas victorias”.

* Con información de gazeta.ru, Eco de Moscú y http://kprf.ru

* Traducción de César Jerez

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS